HACIA LAS URNAS
24/08
Intendentes precandidatos y la estrategia de mostrarse en las boletas para traccionar votos
Jefes comunales del Frente de Todos que competirán en las elecciones incluyeron sus fotografías a pesar de que no lideran la nómina. Una maniobra que despierta especulaciones sobre la perpetuidad en el poder.
El Frente de Todos dio a conocer las boletas que estarán disponibles en el cuarto oscuro el próximo 12 de septiembre, cuando se celebren las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Y para sorpresa de algunos, la fotografía de dos intendentes que serán precandidatos a concejales aparecen en las papeletas a pesar de que no lideran la nómina.

Tales son los casos de Pablo Zurro, jefe comunal de Pehuajó; y Marisa Fassi, mandamás de Cañuelas. En el primero de los casos, el intendente ocupa el octavo lugar de la lista de concejales, mientras que la esposa de Gustavo Arrieta figura en el último puesto de suplentes.
 

La estrategia, claro está, es mostrar a los alcaldes para traccionar votos a la hora de la elección y mostrar el respaldo político al resto de la lista, más allá de si finalmente tomarán posesión de la banca o no.

Lo de Zurro, por caso, parece más un gesto testimonial que la búsqueda de un cargo en el Deliberativo local. Pero Zurro tiene el poder suficiente como para hacer valer su candidatura cuando lo disponga. Tras las elecciones quedará como suplente,  y podrá jugar políticamente con esa posición.

Mientras se sigue discutiendo qué hacer con la ley que limita los mandatos de los intendentes y legisladores a no más de dos períodos de manera consecutiva, y que rige desde 2016 tomando como primer período el iniciado en 2015, varios intendentes comenzaron a buscar alternativas que les permita volver a ser candidatos locales en 2023 si se ampararan en el artículo 1 del decreto reglamentario de la ley 14.836, que es la que prohíbe las re-re consecutivas. 

Ese artículo, que firmaron la exgobernadora María Eugenia Vidal, el exjefe de Gabinete, Federico Salvai, y el exministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, dice que  “la prohibición de reelección para un tercer mandato consecutivo establecida abarca a quienes habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos (2) años, continuos o alternados”. 



El Frente de Todos tiene siete intendentes candidatos a la Cámara baja: Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Torchio (Carlos Casares), Alejandro Di Chiara (Monte Hermoso), Cecilio Salazar (San Pedro), Carlos Puglielli (San Andrés de Giles), Ricardo Alessandro (Salto) y Alberto Gelené (Las Flores); mientras que Fernando Espinoza (La Matanza) lidera la nómina de concejales. 

Además podrán ampararse en ese texto tres ministros nacionales como Gabriel Katopodis (General San Martín), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Juan Zabaleta (Hurlingham). También el actual Secretario de Hábitat, Santiago Maggiotti (Navarro). 

Sea cual fuere el motivo, la oposición puso el grito en el cielo con las posibles candidaturas testimoniales ya que llama poderosamente la atención y abre el camino a las especulaciones.

Es que las maniobras electorales para que los jefes comunales no pierdan poder puertas adentro están a la orden del día. Casi todos coinciden en que, más allá de si buscarán o no la reelección, la ley que les limita los mandatos los deja con el síndrome del pato rengo dos años antes de finalizar el período para el que fueron elegidos. Por ese motivo buscan alternativas que les permitan conservar altas cuotas de poder.