VACANTES Y POLITICA
25/08
El Gobierno no designará jueces de la Suprema Corte hasta después de las elecciones
Desde el 31 el Máximo Tribunal quedará con cuatro miembros y deberán actuar conjueces para desempatar fallos, pero desde el Ejecutivo confirmaron que no se enviarán pliegos antes de los comicios de noviembre. Es clave la elección de senadores
El gobernador Axel Kicillof no enviará pliegos de jueces para ocupar vacantes en la Suprema Corte de Justicia de la Provincia hasta que no pasen las elecciones generales de noviembre. Así lo confirmaron a La Tecla fuentes del Ejecutivo bonaerense. De este modo, los nombramientos para ocupar las tres vacantes que quedarán en el Máximo tribunal a partir del próximo martes serán discutidos muy probablemente por la nueva Legislatura.

Como es de público conocimiento, el anuncio del retiro de Eduardo Pettigiani se suma a las vacantes que se habían producido por el fallecimiento de Héctor Negri y la jubilación de Eduardo De Lazzari (quien luego falleció). Por lo tanto, desde el 1 de septiembre, el Máximo Tribunal contará solamente con cuatro miembros: Luis Genoud, actual Presidente, Hilda Kogan, vicepresidenta, Daniel Soria y Sergio Torres. 

Teniendo en cuenta el número par de la integración y ante la posibilidad de que se establezcan  empates a la hora de fallar, deberán convocarse a conjueces de otros tribunales para desempatar un eventual dictamen. La prioridad la tienen los miembros de Casación Penal.

Con el proceso electoral en marcha y la inminencia de las PASO (el 12 de septiembre), era de esperar que la designación de nuevos magistrados ni iba a ser inminente. Pero en el Gobierno confiaron a este medio que tampoco se avanzará en el período de dos meses entre las Primarias y las Generales. En rigor, el oficialismo apuesta a tener otro panorama político en el Senado, la Cámara que debe prestar acuerdo para la designación de magistrados, desde los Juzgados de Paz hasta la Corte.

Kicillof esperará el resultado de los comicios para evaluar cómo avanza en el nombramiento del nuevo Tribunal Superior y de otros cargos pendientes tanto en la Justicia como fuera de ella que necesitan la venia de la Cámara alta, donde hoy la oposición hace pesar su mayoría.
Si el Frente de Todos logra revertir la relación de fuerzas en el Senado podrá avanzar en un sentido, y es lo que espera el gobernador. De lo contrario, deberá consensuar con la oposición, que se parará en la negociación de otra forma. 

Desde el Ejecutivo aseguran que algunos de los nombres que dan vueltas en torno a la posibilidad de desembarcar en la Corte “es más lobby que algo que surja de la Provincia, porque hasta después de las elecciones no va a haber ninguna iniciativa del Gobierno para avanzar en eso”. Sin embargo, algunos de esos nombres que aparecieron en las últimas horas, como el de Marisa Herrera, de Justicia Legítima, tendrían el camino mucho más allanado en caso que el oficialismo pase a ser mayoría en el Senado.

La concentración de esfuerzos del gobierno para mejorar la elección legislativa de 2017 en la Primera, Cuarta, Quinta y Séptima sección electoral es cada vez más fuerte y, a medida que se producen vacantes importantes en las que es necesario el acuerdo de la Cámara alta, para Kicillof se hace imprescindible con mayor fuerza la necesidad de tener un bloque que supere en número al de Juntos por el Cambio.