GOBIERNO VS CAMPO
30/08
La Sociedad Rural afirmó que perdieron más de mil millones de dólares por el cierre de exportaciones de carne
“Perdimos todos”, sostuvo el documento realizado por el Instituto de Estudios Económicos de la entidad agraria. La medida de la gestión de Alberto Fernández, que duró 135 días, tuvo por objetivo reducir el alza del consumo interno de carne vacuna.
La posibilidad de que el Gobierno nacional extienda el cierre a las exportaciones de carne, puso en alerta al campo. En ese contexto, la Sociedad Rural (SRA) emitió un documento en el que denunciaron que perdieron más de mil millones de dólares con la medida.

El Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina analizó “las distintas variables que influyeron” desde que la gestión del presidente Alberto Fernández decretó el 15 de abril el cierre de las exportaciones de carne, para bajar el precio para el consumo interno.

“El análisis concluye que, en 135 días de estas políticas, la cadena de ganados y carnes acumuló pérdidas por 1.084 millones de dólares, cifra que representa más de 8 millones por día de intervención”, indicaron.

Para el análisis, señalaron desde la SRA, “se agruparon los impactos en cinco grandes rubros, los que están vinculados con los productores, los relacionados con las remuneraciones de los trabajadores de la industria frigorífica, las vinculadas con la industria frigorífica misma, el impacto económico en el efecto multiplicador de las actividades conexas y las asociadas con las menores exportaciones e ingreso de divisas”.
 


En ese marco, “dentro de los eslabones de la cadena los productores asumieron el monto más grande con 411 millones, mientras que en los frigoríficos las pérdidas alcanzaron los 165 millones, los operarios tuvieron una merma en sus remuneraciones de 59 millones”. 

“Por caída del efecto multiplicador de la actividad primaria se perdieron 209 millones y finalmente 240 millones exportaciones no realizadas (todos estos montos están expresados en dólares)”

Además, señalaron que “la caída de la actividad ganadera entre abril y agosto de 2021, los 411 millones”, que se desagregan en “el menor valor real de la hacienda vendida durante el periodo que suma 202 millones, por el mantenimiento de los animales en stock se sumaron mayores costos de alimentación, sanidad y cuidado, por un subtotal de 80 millones, el costo financiero por mantener estos mismos animales en el stock otros 92 millones y las pérdidas por menor calidad y mortandad alcanzan los 37 millones, asociadas a la prolongación del ciclo planificado”

Por su parte las industrias frigoríficas “perdieron ingresos por causa de la mala integración de la media res generada por la prohibición de exportaciones de los 7 cortes y el acuerdo de cantidades y precios llevado adelante entre la industria y el gobierno, y que entre ambos sumaron una merma de 165 millones. Los trabajadores, en tanto, dejaron de ganar 59 millones atribuibles a los cambios de turnos y menos horas extras”.

Finalmente, señalaron que “las pérdidas generadas por causa del efecto multiplicador de la actividad, se observa que por la postergación de las ventas del período, las actividades conexas de la cadena, tales como matanza de animales, comercios mayorista, servicios empresariales y profesionales, bancos y servicios agropecuarios y comercio minorista, dejaron de generar actividad económica por un valor de 209 millones”.

“Las exportaciones no realizadas en este período por el cierre parcial o total llegan a los 240 millones, además de la mala imagen del producto generada por la falta de cumplimiento de acuerdos comerciales. Todos perdimos”, concluyeron desde la SRA.

Según afirmó a través de sus redes el presidente de la SRA, Nicolás Pino, si el Gobierno “llega a prorrogar el actual sistema de exportaciones el presidente no solo no habrá cumplido con su palabra, sino que además le hará perder al país más de 8 millones de dólares por día que decida mantenerla”.