NOTA DE GRAFICA
05/09
Universidades: ¿Un As en la manga?
El oficialismo en el Congreso avanza con la creación de nuevas casas de altos estudios en el Conurbano y una en el interior. La oposición sospecha que el FdT lo usará en campaña electoral.
Nacidas, en su mayoría, al calor de dos momentos señalados del peronismo en el poder (el menemismo en los ‘90 y el kirchnerismo en los albores del nuevo milenio), las universidades nacionales que vieron la luz en el Conurbano fueron motivo de polémica y munición electoral. Para los defensores de estas políticas significó el comienzo de un proceso de democratización universitaria y la apertura de la educación superior a sectores de la sociedad que estuvieron históricamente excluidos de este derecho.

Sin embargo, sectores no peronistas fueron críticos con estas inauguraciones, señalando que respondían a intereses políticos (en realidad, partidarios), sobre todo en el momento de decidir su ubicación. En concreto, que fueron herramientas electorales al servicio de los intendentes del PJ, muchos de ellos considerados barones del Gran Buenos Aires.

En plena campaña electoral de las PASO 2021, el tema de la educación superior vuelve a estar en el centro de la escena: varios proyectos para crear nuevas universidades nacionales podrían experimentar un envión en breve. En concreto, el oficialismo tendría en mente apurar el trámite para dar luz verde a cuatro casas de altos estudios en el Conurbano y una más en Saladillo, en el interior de la Provincia.

Uno de los proyectos quiere abrir la Universidad Nacional del Delta, cuya sede central estaría en Tigre y contaría con subsedes en Escobar y San Fernando. Detrás de esta iniciativa, presentada por la legisladora Alicia Aparicio (esposa del exintendente Luis Andreotti y madre del actual jefe comunal, Juan), está, de manera clara, la mano del actual presidente de laCámara de Diputados de la Nación, el renovador Sergio Massa.

Por su parte, el impulso para crear la de Pilar (el Municipio es hoy gobernado por el peronista Federico Achával) es de la macrista Adriana Cáceres y la diputada nacional Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica, que lo presentaron en tiempos en que el distrito era conducido por el cambiemita Nicolás Ducoté.

Para la de Cañuelas hay una iniciativa impulsada por la exlegisladora camporista Laura Alonso, actual secretaria de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo de la Nación y oriunda de ese distrito, comandado por Marisa Fassi, esposa del anterior jefe comunal Gustavo Arrieta (director de Vialidad Nacional). También existe otro proyecto, que lleva la firma de la diputada Daniela Vilar, del Frente de Todos.

La cuarta propuesta que estaría en carpeta para obtener un OK este año, presumiblemente antes de las elecciones, es la creación de la Universidad Nacional de Saladillo. Es autoría del radical Emiliano Yacobitti, legislador porteño que responde al referente de Evolución Radical, Martín Lousteau.



La nueva universidad será instalada en un distrito de la UCR, conducido por el boina blanca José Luis Salomón, donde existe un centro universitario dependiente de la Universidad Nacional de La Plata. La decisión de dar luz verde a los proyectos de Pilar y Saladillo responderían, según evalúan en la Comisión de Educación de la Cámara Baja, a la estrategia de seducción.

“El pilarense es del PRO y la Coalición Cívica, y el saladillense, del radicalismo, así que será difícil que puedan negarse a votarlos”, dijo un diputado oficialista. Los de la Unión Cívica Radical no dudarán en levantar la mano, mientras que en el PRO fluctúan entre el apoyo y el “dejémoslo para más adelante”.

Hernán Berisso (PRO): “Creo que van a tratar de instalar este tema en la campaña”

El diputado nacional Hernán Berisso (PRO) aseguró que “está previsto tratar este tema, siempre es bueno que se dé lugar a la educación y se abran nuevas universidades; pero estamos pidiendo que primero se haga un estudio de factibilidad sobre estos centros. También consideramos que estando todavía en medio de esta pandemia y de una crisis sanitaria, no sería lógico tratarlo este año, sino cuando pase todo esto.

No es el mejor contexto para estas aperturas”. Sobre una idea oficialista para sacar este tema en campaña, dijo: “Puede haber intención de apurar los tiempos; como anuncio sería muy bueno para el Frente de Todos, pero habrá que ver si pasan de las palabras a los hechos.

Creo que sí, que van a tratar de instalar este tema en la campaña; que es positivo, pero no en este momento. Aunque, como es lógico, deberá pasar primero por la comisión”. En cuanto a la postura de su espacio ante una eventual votación, Berisso, miembro de la comisión de Educación, sostuvo que estando en medio los proyectos de Pilar -impulsado por Cambiemos años atrás- y de Saladillo, con un intendente radical (José Luis Salomón), decirles que no será difícil.



“Yo estoy de acuerdo en crearlas, no solo en la provincia de Buenos Aires, donde habrá muchas más localidades que querrán tenerlas, sino en otros puntos del país, para que no haya tanto traslado de chicos, que recorren varios kilómetros para ir a cursar una carrera”, señaló, por último, el legislador de Juntos.

Guillermo Tamarit (UNNOBA): “Hace falta un acuerdo respecto de cómo crece el sistema universitario”

“En el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) aprobamos la factibilidad para la creación de las nuevas universidades, que no es vinculante. Apoyamos la creación de nuevas universidades, y cuando uno mide población contra cantidad de universidades, hay casos, incluso en otras provincias, que tienen dos o tres nacionales con poca población. Y la Provincia no tiene la tasa más alta, precisamente”, sostuvo Guillermo Tamarit, rector de la UNNOBA (Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires) y miembro del CIN.



El funcionario explicó que “en lo que hay un consenso enorme es en la necesidad de ir desarrollando más educación superior en Argentina. Por la experiencia que tengo en la UNNOBA, agregar una nueva universidad a una región es sumar una herramienta a todo su desarrollo productivo, social, político, porque rápidamente se inserta y logra un impacto que localmente es muy fuerte.

Por eso el nivel de adhesión y el concepto que tiene la sociedad local sobre las universidades, que es altísimo”. Además, Tamarit adelantó que “hay consenso en este tema, el período que va entre la PASO y las generales es un período que puede ser bueno para darle impulso”.

Por último explicó: “Hay sectores que creen que las universidades ya existentes deben expandirse a otras regiones y no crear más de lo que se llama la burocracia universitaria, es un debate pendiente. Y hace falta un acuerdo respecto de cómo crece el sistema universitario”.

Hugo Yasky (FdT): “Podría ser que se avance entre las PASO y las elecciones generales”

El diputado nacional del Frente de Todos y exdirigente gremial de los docentes Hugo Yasky aseguró que “la idea es que este año se pueda avanzar con estos proyectos de creación de universidades y que las iniciativas sean aprobadas”.

El líder de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) añadió que “ahora estamos en una etapa en la que esperamos que se terminen de realizar los estudios de factibilidad, que es un informe que se le pide a cada una de ellas, y si todo va bien, todo se encamina hacia la aprobación”.

Además, el dirigente sindical sostuvo que “la idea es tratar de que se avance con todos los proyectos”, aunque admitió que los que se refieren a las universidades de Pilar, Saladillo, Cañuelas y la del Delta llevan algo de ventaja y merecen para nosotros cierta prioridad.

En cuanto a un posible rechazo de la oposición a las iniciativas, aseguró: “Creo que a partir de la frase de María Eugenia Vidal de que los pobres no iban a las universidades marcó un momento de confusión para el PRO. Eso y alguna postura de Mauricio Macri pretendieron generar un prejuicio, que después fue desmentido por la realidad de muchas primeras generaciones de universitarios”.
 




Por otra parte, Yasky dijo esperar que haya unanimidad en el apoyo a estos proyectos a partir de la presión que puedan ejercer las comunidades locales; y reconoció que, a pesar de que hoy la actividad del Congreso está frenada por la campaña electoral, “podría ser que se avance entre las PASO y las elecciones generales de este año”.


Alejandro Finocchiaro: “Una universidad no puede ser un trofeo para un intendente”

El exministro de Educación Alejandro Finnochiaro dijo a La Tecla que “siempre es bueno cuando se crea una nueva universidad, tanto de gestión estatal como privada. En el primer caso, que son aquellas que solventa el pueblo con sus impuestos, lo que se debe hacer es avanzar en la creación de nuevas universidades, así como en la planificación de las ya existentes, en forma ordenada.

Debe haber un planeamiento estratégico, dado por el Congreso y el Ministerio de Educación, una universidad no puede ser un trofeo para un intendente o un gobernador”. Además sostuvo que “no puede ser que en un radio de 8 kilómetros a la redonda haya tres universidades nacionales que ofrezcan las mismas carreras, que, además, en general, son las tradicionales, como Derecho, Económicas”.

El funcionario de la gestión macrista se refirió a la supuesta avanzada del FdT para aprobar rápidamente los proyectos: “En estos casos, siempre, cuando se avanza rápido se avanza mal, porque crear una universidad debe hacerse de manera estudiada, concienzuda. No puede ser un elemento de contienda electoral”.

En cuanto a la imagen de antiuniversidades que algunos adjudican a su espacio, Finocchiaro dijo: “Hubo malinterpretación de los dichos de la exgobernadora Vidal. Las universidades del Conurbano, sobre todo, han servido para incluir en los estudios a un montón de gente, pero es verdad que tenemos que trabajar mucho; y a eso apuntaba María Eugenia, para que los sectores más postergados puedan terminar sus estudios primarios y secundarios si quieren acceder a la universidad.

Pero el Frente de Todos es un especialista en desmenuzar las frases”. Consultado acerca de si acompañaría la creación de estas nuevas universidades si fuese legislador, respondió: “No lo soy, es algo hipotética la pregunta; no conozco los estudios de factibilidad, pero creo que hay que estudiar cada caso, según los términos que aclaré antes”.

Finalmente refirió que “nuestro país, lo que necesita es, justamente, diseñar carreras en áreas de conocimiento estratégico. Por ejemplo, Ingeniería en Alimentos, porque si queremos pasar de ser el granero del mundo al supermercado del mundo tenemos que darles valor agregado a nuestros productos”.