PASO 2021
13/09
Juntos saboreó un triunfo que sacudió todos los pronósticos
La victoria de la alianza opositora en la provincia de Buenos Aires echó por tierra los presagios de una derrota. Cómo se vivió la jornada electoral en el búnker elegido por quiénes salieron ganadores.
El 12 de septiembre no fue un domingo cualquiera en el ámbito político de la provincia de Buenos Aires. Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) dejaron mucha tela para cortar tras el triunfo obtenido por Juntos y la consecuente capitulación del Frente de Todos.

La lista encabezada por Diego Santilli instaló su búnker en las afueras de La Plata y desde allí recibieron los resultados. 

El panorama no se mostraba alentador para la alianza opositora cuando llegó la hora de la verdad en las urnas. De hecho, la interna en juego que enfrentaba a Santilli con Facundo Manes daba muestras de problemas no resueltos en el espacio. Incluso, la foto conjunta lograda se negoció hasta último momento. Además, el oficialismo hacía gala de su confianza para obtener el primer lugar.

La capital bonaerense fue el epicentro en el cual la coalición desplegó tres escenarios: el Hotel Grand Brizo, emplazado en calle 51 entre 9 y 10; y el Salón La Enramada, en Camino General Manuel Belgrano y C491; y el Salón Vonharv, ubicado en Avenida 19 entre 511 y 514, en Gonnet. Todos abrieron sus puertas a partir de las 17.

El primero fue el lugar elegido por el radicalismo para acompañar a Manes y su equipo. El segundo se trasformó en el punto de encuentro efímero de ambos precandidatos y pasadas las 20.30 concluyó con su actividad. El tercero fue el sitio que con el correr de las horas se transformó en protagonista de la velada.

Pasadas las 21, el Salón Vonharv ya albergaba a cientos de simpatizantes en un predio abierto con pantallas gigantes y música. A su vez, las principales figuras del PRO se adueñaban del ambiente y en la zona dispuesta para la prensa se esperaba con ansiedad los primeros resultados. 

Cuando se publicaron las primeras cifras el asombro comenzó a apoderarse no solo en los periodistas que estaban allí, sino también en los círculos más cercanos de Juntos. Los teléfonos estallaron y el murmullo crecía constantemente. Lo que parecía lejano para propios y extraños, ya comenzaba a palparse como una posibilidad cierta.

En tanto, quienes se encontraban en el predio a la espera de novedades y en apoyo a la lista que venció a Manes, daban cuenta de los primeros signos de algarabía al ritmo de la cumbia que sonaba. A la vez, degustaban empanadas y bebían agua mineral que eran distribuidas por mozos y mozas.

Ante consultas de La Tecla al entorno de Juntos, las primeras respuestas fueron de “sorpresa” y “cautela”. Al mismo tiempo, del otro lado de la grieta, fuentes del Frente de Todos expresaban un escueto: “No hay gran ánimo”.

Minutos después de las 23, ya con un gran porcentaje escrutado, se confirmaba el triunfo de la alianza opositora. Entonces fue cuando salió al escenario el intendente de La Plata y anfitrión, Julio Garro para presentar al victorioso Santilli.

Admitió el resultado favorable mientras estaba acompañados por su familia además del jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti; sus pares de Vicente, López Jorge Macri y de Lanús, Diego Valenzuela; el diputado nacional Cristian Ritondo; entre otros.

Luego, el ahora candidato a diputado nacional tuvo contacto con la prensa para dar cierre a una jornada que el que la sociedad habló en las urnas, los reposicionó en el tablero y golpeó al oficialismo. Finalmente, hubo un tiempo más para continuar con los festejos entre los más íntimos.   

Primero mesura, después sorpresa y posteriormente algarabía, las principales sensaciones que se vivieron en el búnker dispuesto en Gonnet. Tras la celebración, la semana arranca con un clima político que obliga a realizar balances y perspectivas para la elección general del 14 de noviembre.