POS PANDEMIA
28/09
Hoteleros y gastronómicos pusieron la lupa en el presupuesto 2022
La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) emitió un comunicado en el que criticaron el “irrazonable el incremento porcentual” planteado en el cálculo de gastos e ingresos que presentará el ministro Martín Guzmán, que se suma a la “gravosa presión tributaria existente”.
En las vísperas en la llegada del presupuesto nacional para el ejercicio 2022 a la Cámara de Diputados, empresarios hoteleros y gastronómicos marcaron sus cuestionamientos al cálculo de gastos e ingresos para el año entrante que confecciona el ministro de Economía Martín Guzmán.

“Dado la gravosa presión tributaria existente en nuestra economía, aparece como irrazonable el incremento porcentual previsto en el proyecto de Ley de Presupuesto General Año 2022, ya que constituirá un nuevo obstáculo para la reactivación”, explicaron a través de un comunicado la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

El comunicado fue emitido por la entidad tras la realización del XVIII Coloquio Tributario Hotelero Gastronómico. Según observaron, “la alta incidencia de los impuestos indirectos y trasladables a los consumos, por tributos nacionales y locales, hace que su participación en el precio final del servicio pueda alcanzar ratios de entre el 35 por ciento al 50”.

“Ello impacta en la capacidad de demanda de dichos servicios por parte de los consumidores finales en particular, en momentos de fuerte caída del poder adquisitivo”, indicaron

En ese contexto, recordaron que en el 2020 de la pandemia, la hotelería tuvo “una retracción de más del 95 por ciento”, mientras que en la gastronomía trepó al “55”.

“Las ayudas recibidas permitieron disminuir las pérdidas, pero no alcanzaron para paliar la crisis. Es necesario más que nunca poder trabajar en condiciones normales, con reactivación de vuelos con tarifas accesibles, que se cumplan y mantengan las medidas recientemente anunciadas en materia de turismo nacional e Internacional, como el aforo del 100 por ciento en locales gastronómicos”, señalaron.

FEHGRA afirmó que el sistema impositivo argentino “tiene un incorrecto mix de impuestos que hace que Ganancias, que debería ser el más importante, sólo implica el 30 por ciento en proporción a lo que significa en Estados Unidos, por ejemplo”. 

“Por otra parte, hay un desborde absolutamente injustificado de impuestos locales, tanto municipales como provinciales”, opinaron.

Y agregaron: “La superposición de regímenes de retención y percepción y los consecuentes saldos a favor a favor del fisco sumado a la lenta exclusión del contribuyente y/o devolución de dichos saldos, transforma esto en un mayor cargo impositivo y priva al empresario de un capital imprescindible para la recuperación”
Según recordaron, la actividad se encuentra desde antes de la pandemia “en un escenario tributario incorrecto, ya que está gravada a la alícuota general del 21 por ciento”, proponiendo que se adapte el “modelo europeo” donde se aplica la alícuota de IVA de tipo reducido, en general el 10”

Finalmente, los sectores gastronómicos plantearon que su sostenibilidad “requiere de una etapa de reconstrucción, en el corto plazo y, una segunda de desarrollo, en la cual se deberá aspirar a una estabilidad macro”

“Es importante que la actividad del sector constituya una política de Estado, y que por ello tenga medidas similares promocionales a las otorgadas al sector industrial”, cerraron.