EN CAMPAÑA
07/10
El Gobierno mete mano a los planes sociales y manda un proyecto a Diputados
Durante la jornada de este jueves ingresará al Congreso una iniciativa para modificar el esquema de la política social emblema del país. ¿Generación de empleo genuino?
El Gobierno nacional pisa el acelerador en su idea de meter mano a los planes sociales y ahora envía un proyecto de ley a la Cámara de Diputados. En plena campaña electoral, proponen que los mismos se reconviertan en "trabajo genuino" con la participación de sectores privados. Con altos niveles de desocupación y pobreza, el Frente de Todos (FdT) ensaya medidas para bajar las cifras.

La política social emblema del país de los últimos 20 años para intentar contener las consecuencias de las distintas crisis económicas recibe cuestionamientos no solo desde la oposición, sino también desde el oficialismo. Al mismo tiempo, las organizaciones sociales reclaman la generación de empleo y algunas exigen que sea a través de un plan de obras públicas para las zonas más castigadas.

En este marco, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, adelantó que "ingresaremos la ley que convierte los planes sociales en trabajo genuino. Con metas, capacitaciones y herramientas de promoción para salir de la emergencia del plan y construir un puente hacia el trabajo para casi un millón de argentinos y argentinas".

Sin dar detalles de la iniciativa, se suma a los anuncios del presidente Alberto Fernández de convertir los programas sociales en "trabajo genuino. De hecho, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ya puso en marcha el plan empalme con trabajadores rurales y de la construcción. 

De esta manera, apuntan a una política de coexistencia entre la asistencia del Estado y el mercado laboral. El primer paso fue dado en agosto pasado con los trabajadores rurales en el cual un total de 250 mil pasaron a desempeñar sus funciones en el terreno sin perder las asignaciones ni ninguna de sus atribuciones.

La perspectiva del Gobierno nacional tiene un impacto profundo en la provincia de Buenos Aires, sobre todo en los aglomerados donde la desocupación y la probreza hacen estragos. Por ese motivo, lo que suceda en este aspecto es de vital importancia para el gobernador Axel Kicillof.

Días atrás, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) afirmó que en el segundo trimestre del 2021 la desocupación ascendió al 9,6 por ciento, mientras que en el Gran Buenos Aires escaló al 10,2. Se trata de la zona con mayor desempleo en todo el país. 

Asimismo, el organismo detalló las cifras de la pobreza en el primer semestre de 2021 y en los partidos del GBA llegó al 45,3% (5.672.335 personas) y la indigencia al 13,8% (1.724.711 personas). En Bahía Blanca-Cerri, fue de 31,7% (100.284 personas) y  7,7% (24.471 personas), respectivamente.

En tanto, en el Gran La Plata, fue de 41,5 (374.596 personas) y 13,5% (121.834 personas). En tanto, en Mar del Plata, alcanzó un 35% (226.776 personas) y 13,2% (85.899 personas)

A su vez, según los datos surgidos del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP) marcaron que existen 952.389 personas en todo el territorio bonaerense que desarrollan su actividad bajo condiciones de precarización laboral. Un sector forma parte de organizaciones sociales y otros realizan su labor por su propia cuenta.

Los mismos se encuentran en condiciones laborales en las que carecen de los derechos que gozan quienes se encuentran registrados bajo convenio colectivo de trabajo.