FUTURO INCIERTO
08/10
Las claves que presagian un rumbo sin recuperación real de la economía
Un informe sobre la coyuntura económica del país dio detalles de las variables que generan preocupación de cara a lo que se viene. Inflación, emisión monetaria y brecha cambiaria, algunas de los puntos a seguir de cerca.
La Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea realizó un relevamiento sobre el nivel de actividad de la economía argentina en el tercer trimestre. De esta manera, advirtió sobre "diversos riesgos acechan la recuperación". Los puntos claves del análisis que presagian un futuro incierto.

En ese marco, el informe indicó que "con estimaciones preliminares, la variación del PIB del tercer trimestre, en la medición desestacionalizada, estaría más que compensando el guarismo negativo de 1,4 % del segundo trimestre".

Entonces, aseguró que "la desaceleración de la inflación influyó positivamente sobre el nivel de actividad, ya que del 4,15% promedio mensual del inicio de 2021 se ha pasado a un promedio mensual de 2,88% en la variación del IPC, midiendo el trimestre móvil con datos hasta agosto".

Asimismo, detalló que "la normalización progresiva de actividades es un factor de primer orden en la dinámica de las cuentas nacionales: en mediciones hechas por IERAL se encontró que todavía en los primeros meses de 2021, aproximadamente un 30% de las actividades evolucionaban por debajo del promedio debido a las restricciones que subsistían para circular y trabajar".

No obstante, explicaron que "las presiones inflacionarias pueden retornar rápidamente: este cuarto trimestre, la emisión de origen fiscal y cuasifiscal podría alcanzar una cifra algo superior a 1,3 millón de millones de pesos, equivalente a 12,6% del PIB estimado para el período Octubre-Diciembre".

"Como referencia, en 2020, cuando se usó y abusó del recurso de la emisión, los pesos transferidos al Tesoro más los intereses de las Leliq llegaron al equivalente a 9,6% del PIB, fenómeno que explica buena parte de la inflación de 2021, en el persistente andarivel del 50%", añadió.

Más adelante, desde Ieral afirmaron que "de cara a fin de 2021, principios de 2022, haber retornado en este segundo semestre de 2021 al patrón de 2020 trae aparejados riesgos para la macroeconomía cualitativamente superiores a los experimentados hasta aquí. El efecto rezagado de la emisión sobre la inflación se abrevia si la demanda de pesos comienza a caer, y la brecha cambiaria adelanta esa dinámica".

Además, consideraron que "para que la política fiscal no desestabilice el frente externo, el 2022 deberá 'corregir' una de las dos variables, o el gasto público o el tipo de cambio. Además del retorno de las presiones inflacionarias, la caída de las reservas del Central, que en su medición neta (incluyen oro, excluyen DEG) han pasado a 4,8 mil millones de dólares en el presente, desde más de 8,0 mil millones en junio, también amenaza la continuidad de la recuperación del nivel de actividad".