¿FIRMAN LA PAZ?
13/10
La elección interna de Juntos en Azul dejó heridas sin cicatrizar entre el PRO y la UCR
El radicalismo dio el batacazo en la localidad y derrotó al candidato apoyado por el intendente, Hernán Bertellys. Con algunos resquemores, preparan la campaña.
La interna que se llevó a cabo en Juntos en la provincia de Buenos Aires para definir las candidaturas a diputados nacionales también obligó a que se repliquen en los municipios que eligen concejales. Tras las PASO, se integraron las listas que llevan representantes para los Concejos Deliberantes. En Azul, la situación entre el PRO y la UCR no quedó del todo allanada y las tensiones que surgieron no logran apaciguarse todavía.

La boleta que impulsó el intendente Hernán Bertellys (PRO) fue derrotada por el radicalismo. De esta manera, la papeleta de Dar el Paso, que llevó a Jorge Ferrarello como primer concejal, se impuso a que la que encabezó Alejandro Vieyra (secretario de Gabinete y Gobierno). Las tensiones que se expresaron durante la campaña continuaron hasta en la discusión por la integración de la lista. Si bien hay intenciones de calmar las aguas, las diferencias siguen latentes.

En medio de este panorama, la lista de local de Juntos quedó integrada con los dos primeros lugares para la UCR y el tercero y cuarto para el PRO. En tanto, el quinto lugar es para el GEN,  y finalmente otro espacio para el monzoismo. 

Sin embargo, todavía quedan heridas que no cicatrizaron y que empantanan las perspectivas para llevar a cabo una campaña en paz y con el objetivo de vencer al Frente de Todos. La derrota del candidato del alcalde Bertellys caló hondo y el partido centenario saca pecho para lo que se viene.

Fuentes del radicalismo expresaron a La Tecla que “están trabajando en la coordinación de la campaña” y señalaron, ante las fricciones que se hicieron públicas, que la relación “viene mejorando. Fue un golpe para el oficialismo pero ya se están acomodando”.

Del mismo modo, admitieron las tensiones surgidas durante el proceso electoral pero le restaron importancia por considerarla "razonables" ante la interna. A su vez, indicaron que "tenemos una propuesta amplia que también se replica en nación y provincia".

Sobre las expectativas para los comicios del 14 de noviembre, confirmaron que “la idea es hacer una campaña conjunta, tanto en Azul como en toda la Séptima”. No obstante, se encargaron de aclarar que la misma será "respetando esas identidades". “Eso fue parte del logro electoral, que cada espacio mantenga sus formas e identidad", contaron.

Por su parte, desde el lado del PRO relataron a este medio que “hubo conversaciones” y que “se está generando una reunión por temas operativos estos días”. Desde este espacio, ni bien terminaron las PASO denunciaron abiertamente que les pedían bajarse de la lista.

Ahora, con el agua que corrió por debajo del puente, se mantienen una postura fría y distante. Consultado sobre cómo actuarán en la campaña, la respuesta fue que “esta semana se delineará lo que quieren hacer ellos”. “Ellos ganaron. Ellos nos tendrán que dar a conocer su estrategia”, lanzaron.

Luego recordaron que “en las PASO se centraron en criticar a Vieyra y la gestión” del intendente Bertellys. “si siguen por ahí va a ser difícil”, afirmaron.

Mientras tanto, el primer candidato a concejal, Jorge Ferrarello, sostuvo que “en Azul estamos trabajando para un Juntos cada vez más fortalecido. Porque tenemos claro que nuestro adversario es el kirchnerismo”. 

“Por eso formamos un espacio amplio y plural, con integrantes de diferentes partidos que lo único que quieren es el desarrollo y progreso de la ciudad", concluyó.