NOTA DE GRAFICA
28/10
Complicado presente para el IPS
A los recurrentes problemas de las cuentas previsionales se suma el atraso en el otorgamiento de jubilaciones. Cómo se encuentra la caja y cuál es el diagnóstico pospandemia
Tras la salida del punto más álgido de la pandemia, diversos organismos comenzaron a evidenciar nuevas dificultades, y el Instituto de Previsión Social (IPS) no fue la excepción. A los recurrentes problemas del rojo de sus números se sumaron otras vicisitudes que dejan al descubierto un escenario de preocupación y nuevos conflictos.

Veinte mil millones de pesos fue, aproximadamente, el déficit que encontró Eduardo Santín cuando asumió, en diciembre de 2019, al frente del IPS. En la actualidad, y según fuentes de instituto consultadas por La Tecla, indicaron que esa cifra alcanzaría los 50 mil millones de pesos, mientras que los problemas estructurales de la caja jubilatoria siguen un limbo sin resolución. Los proyectos para revertir estos números no encuentran una salida, más allá de las buenas intenciones de las autoridades, como también del oficialismo parlamentario. Tal es así que equilibrar la balanza y obtener resultados con superávit se convirtió en una misión imposible de cumplir.



La caída en los recursos del IPS comenzó hace más de diez años, en 2010, durante la gestión de Daniel Scioli, cuando se empezó a implementar una nueva modalidad de contratación para los trabajadores del Estado: el monotributo. Pero no fue solo la Provincia la que lo hizo, eventualmente, los municipios copiaron la maniobra; a eso se suma el incremento de jubilaciones transitorias, que se convirtió en la piedra en el zapato para el sistema previsional provincial.

Frente a esta coyuntura, los reclamos no se hicieron esperar. Los gremios empezaron a mostrar su descontento y los planteos llegaron a la mesa del gabinete bonaerense. “Existe la necesidad de agilizar los trámites de jubilación, más que nada a los compañeros de Educación, porque pasa un tiempo desmedido sin que salgan las jubilaciones y estén cobrando un salario al 60 por ciento, que hace años no se actualiza”, afirmó a este medio el titular de ATE, Oscar de Isasi. En esta misma línea el dirigente gremial pidió por la incorporación de elementos que están faltando, como también la suma de personal para remediar la tardanza en el otorgamiento de jubilaciones. Esto también incluye mejorar las condiciones laborales que se vieron afectadas tras la pandemia y sumar a los haberes jubilatorios transitorios que presentan un atraso de aproximadamente dos años, con lo cual se avanzó en materia legislativa y se esperan aumentos actualizados, inclusión de aguinaldo y cobertura social con la correspondiente afiliación de IOMA.

Según datos oficiales, desde enero del 2021 el Instituto de Previsión Social incorporó 4.693 jubilados/as y 1.521 pensionados/as, alcanzando un total de 6.214 nuevos beneficiarios/as. Asimismo, los últimos datos oficiales indican que hubo un freno en la relación activos / pasivos que en la actualidad llegó a 2,9, número que no es suficiente para sostener el equilibrio. Tampoco estos guarismos hacen referencia a la demora en los trámites jubilatorios.

Sobre este punto, los abogados previsionalistas aseguran que tienen clientes que están por cumplir tres años con la jubilación en trámite. Indican que los expedientes no se mueven porque el organismo no está trabajando de manera normal. Además hablan de un problema “político y de conducción”, y describen “una fuerte interna entre los empleados y la conducción de Eduardo Santín”. A estas denuncias se suma el malestar de las delegaciones del interior, que manifestaron la falta de respuestas para agilizar los trámites en sus localidades. En ese aspecto Santín dio a conocer los motivos en los retrasos y adelantó que la intención es que al final de su gestión se solucione para que se realicen “entre 90 y 120 días” (ver cuadro).

A pesar de este reconocimiento, los problemas siguen acumulándose sin acciones concretas para poner fin a los reclamos y hacer del IPS un organismo sustentable y eficiente.

EDUARDO SANTIN (PRESIDENTE IPS)
“Tenemos en el IPS un atraso promedio de dos años” 




En diálogo con La Tecla, Eduardo Santín respondió ante la consulta sobre cuáles son las razones por la demora en las jubilaciones. En tal sentido dijo: “Tenemos 70.000 jubilaciones transitorias. Algunos profesionales prefieren las transitorias y que no definamos nunca la definitiva a nuestros beneficiarios”.

Añadió: “Como nosotros venimos a cambiar de fondo al IPS, a algunos les molesta”, y amplió que “algunos tienen intereses comerciales con el instituto. Si las jubilaciones no salen trabajan con ese nicho”. Además: “Alrededor del IPS funcionan pymes que son legales y que usufructuan que el IPS no funcione como debe”. Más adelante manifestó que “la realidad es que el IPS hace 15 años que viene con ese problema. Hay 52.000 expedientes dentro del instituto y 70.000 jubilaciones transitorias. En vez de resolver los problemas de fondo generaron transitorias; es decir, ahora hay que hacerlas de nuevo”.

En cuanto a las soluciones que proyectan relató Santín que “estamos cambiando todo el sistema informático, pusimos en marcha un nuevo servidor para acelerar los trámites. Venimos con la carga de muchos años sin resolver los problemas de fondo”.

Por último, el titular de la caja previsional de la provincia de Buenos Aires aseguró: “En vez de hacer jubilaciones a mano pretendemos que esté sistematizado, para que no haya errores y pueda salir con la velocidad que se debe”.

JORGE FREGA (COLPROBA)
“El instituto está lejos de ser lo que fue en su momento”


Jorge Frega, en su rol de presidente de la comisión de Derecho Previsional y Seguridad del Colegio provincial dialogó con La Tecla y expresó: “Tenemos un reclamo que se transformó en una acción judicial, porque tenemos dificultades con los abogados que no pueden acceder a los trámites jubilatorios digitales, que al reemplazar a un viejo sistema que era automático, era una jubilación transitoria y luego se hacían los ajustes, eso se saturó y no se pueden terminar. Se quiere convertir en un sistema más ágil, pero el problema es qué pasa en el medio con las demoras en cobrar, y en ello se ven perjudicados los jueces de la Provincia, los empleados de los municipios y muchos más que no son muy afectos a esperar meses o un año para que les den la jubilación. Si bien no es un problema de los abogados en particular, sí es de la gente que no recibe su jubilación”., Frega consideró además: “A nosotros como colegio nos interesa que se nos dé una mayor participación en los litigios, porque luego del arranque de los expedientes no se pueden hacer controles de las certificaciones”. Para finalizar, el letrado expuso: “El IPS no está andando bien, tiene dificultades de arrastre, y Eduardo Santín, según sus propios dichos, está tratando de acomodar una situación que viene desde hace tiempo”.

MAURICIO VIVANI 
“No sabemos si la demora es por una cuestión presupuestaria”


En diálogo con La Tecla, el legislador integrante de la comisión de Previsión, Mauricio Vivani, analizó la situación del Instituto de Previsión Social bonaerense y recalcó: “Todo lo que tenga que ver con jubilaciones y pensiones, y según lo manifiestan trabajadores municipales o provinciales, está demorado. Los inicios de trámites están complicados, tampoco se están mostrando los números; después de la única reunión que tuvimos con las autoridades del IPS el año pasado no tuvimos más información. No sabemos si la demora es por una cuestión presupuestaria o por el atraso producto de la  pandemia.

En referencia al déficit, el legislador de la Cuarta expresó: “Este desajuste se produce por dos motivos. Primero, porque hay desproporción entre la cantidad de jubilados y trabajadores activos y los aportes no alcanzan para los pasivos. Además, en los municipios se han tomado trabajadores como monotributistas o tercerizados, que no hacen aportes, porque no se los incorpora como empleados, esos son empleados que no hacen aportes al IPS; por eso hay que hacer una discusión de fondo, porque son muchos los jubilados del instituto y eso representa una desfinanciación”.

FABIO BRITOS 
“Hubo pocos avances y cambios"


En diálogo con La Tecla, el presidente de la comisión de Previsión en la Cámara de Diputados, Fabio Britos, analizó la situación del Instituto de Previsión Social bonaerense y puntualizó: “Hubo pocos cambios y avances. Esto lo reconoció el presidente del instituto en una nota, porque no se han podido implementar medidas para que lleguen a los afiliados los beneficios en tiempo y forma. Lamentablemente, muchos vecinos han aportado toda su vida y al momento de presentar los papeles para jubilarse se demoran mucho los trámites. Se han aprobado herramientas, como la actualización en los ingresos de los trabajadores activos, pero todo esto es muy poco para dotar al instituto de un mejor manejo”.

En referencia a los números, el legislador aseveró: “Para que el IPS tenga un presupuesto equilibrado tiene que haber de tres a tres y medio trabajadores activos por cada pasivo, y ahora estamos en una relación que no llega a dos; por lo tanto, el tesoro provincial tiene que salir a sostener al instituto para que pueda terminar el año con las cuentas equilibradas”.