ANÁLISIS
15/11
Ganadores y perdedores ¿por qué festejan todos?
La Tecla dialogó con dos consultores Pablo Romá y Carlos Germano sobre la imagen de la dirigencia política mostrandose victoriosa en las elecciones legislativas, aunque no todos obtuvieron triunfos.
Los bunkers de las distintas fuerzas que participaron de los comicios legislativos estuvieron marcados por la euforia de sus dirigentes, aunque, obviamente, no todos vencieron en la elección. La pregunta que sobrevuela es ¿por qué todos actuaron como si hubiesen ganado?

La Tecla dialogó con dos consultores Pablo Romá y Carlos Germano sobre la imagen de la dirigencia mostrándose victoriosa, más allá de los resultados.

Para Romá, la imagen de victoria desde todos los sectores “tiene que ver con lo que ponía en juego cada fuerza”. 

“En el caso de Juntos, ese mapa amarillo marca un factor importante para festejar y una fortaleza de esa fuerza. Después, algunas cuestiones, en la Ciudad de Buenos Aires no haber superado el 50 por ciento, en la Provincia un poco más ajustada”

En cuanto al enfrentamiento interno entre las alas blandas y duras en Juntos, Roma, titular de la consultora Circuitos, opinó que el posicionamiento del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “se vio muy destacado”. 

“Tanto la figura de (los candidatos a diputados Diego) Santilli y (María Eugenia) Vidal arrojan un saldo positivo, habrá que ver que pasa después en términos de lo que sea la discusión sobre estos puntos: el acuerdo con el FMI, la reforma laboral. Habrá que ver si tiene esa adhesión social, como electoral”, señaló.

Por el lado del oficialismo, señaló que “lo que lo hace ver como un triunfo tiene que ver más en lo político como en lo electoral”. 

“Esta elecciones lo posiciona con un poco más de fuerza para las discusiones que se vienen”, explicó.

Y añadió: “El resultado le rinde más al Gobierno nacionalque al provincial, más allá que al gobernador (Axel Kicillof) se lo vio muy contento”

En ese contexto, el consultor agregó que “para los intendentes esta elección es muy importante” ya que “tienen dos dificultades grandes”. 

“Primero, la cuestión territorial respecto a la disputa territorial que tienen con los movimientos sociales. En ese sentido era importante movilizar y hacer una buena elección. Y en segundo lugar, la amenaza electoral que significa la presencia de Juntos como recambio institucional. Era importante para los intendentes hacer una buena elección. 

Finalmente, destacó las elecciones realizadas por el Frente de Izquierda y Avanza Libertad, quienes lograron colocar bancas en el Congreso.

“Me parece que son datos para festejar y ponerse contento. Por eso esta elección habilita a que todos tengan algo para festejar”, sintetizó.

Por su parte, Germano opinó que “Cada uno se agarra de donde puede para proyectar un triunfo”, añadiendo que “en cada elección hay ganadores y perdedores”

Según opinó, “un gran ganador en la elección de ayer fue la UCR, que volvió a ser protagonista como partido de poder y comienza a estar en el centro de decisiones de Juntos”. En ese sentido, destacó que el partido centenario se erige con varias “caras nuevas”, entre las cuales enumeró al diputado electo Facundo Manes, el titular del radicalismo provincial Maximiliano Abad y el senador nacional Martín Lousteau.

“Empieza a quedar el radicalismo a dejar una cantidad de dirigentes con los que puede proyectar un futuro”, analizó.

Luego, afirmó que el segundo ganador de la jornada electoral fue el jefe de Gabinete e intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

“Logró, a pesar de perder la elección provincial, logró dar una impronta a la gestión que el Gobierno bonaerense no tenía. Los intendentes tuvieron un rol importante, municipalizaron la campaña y tuvieron un grado de éxito que permitió descontar y generar la sensación que se ganó”, explicó.

Finalmente, Germano colocó como terceros ganadores a “los espacios liberales”. 

“La elección en la Provincia o Capital de (José Luís) Espert y (Javier) Milei, generó un sector y hay que mirarlo y ver si tienen las armas suficientes para una construcción política. Está claro que hubo repercusiones y los efectos políticos en mediano y largo plazo”, advirtió.

Por último, el consultor se refirió a en qué situación dejan estas elecciones al presidente Alberto Fernández. Según opinó, el Primer Mandatario “tiene que empezar a gestionar”. 

“Tiene dos años para adelante para implementar un proyecto de gobierno y a donde quiere llevar el país. Está en él ver si está en condiciones para llevarlo a cabo. Fue un llamado de atención: hoy su gobierno y el Frente de Todos perdieron por nueve puntos a nivel nacional”, cerró.