DÍA DE LA MILITANCIA
17/11
Alberto en Plaza de Mayo: "segunda etapa" del Gobierno, debate en el FdT y mención al 2023
El Presidente pidio que se abra un "tiempo de debate" en el Frente de Todos. Llamó al diálogo con la oposición, pero descartó al ex presidente Mauricio Macri y el liberal Javier Milei. Minimizó los cuestionamientos por los festejos tras la derrota electoral. "El triunfo no es vencer, sino no darse por vencido”, señaló. Finalmente, reclamó hacer "lo necesario" para un "triunfo rotundo" en dos años.
Con el presidente Alberto Fernández como único orador, el Frente de Todos celebró en la  Plaza de Mayo el Día de la Militancia. El Primer Mandatario definió al encuentro como el lanzamiento de la nueva etapa dentro del Gobierno nacional y la fuerza oficialista, tras la derrota en las elecciones legislativas.

“Con ese amor que se multiplica con la militancia política, hoy es un día oportuno para que demos inicio a esta segunda etapa de nuestro gobierno y empecemos con nuestra fuerza a levantar lo que haya que levantar”, afirmó el Primer Mandatario.
 


Fernández el único dirigente en el escenario principal. Legisladores, intendentes, dirigentes sindicales y sociales se hicieron presentes en el acto, al que asistieron gran cantidad de militantes, gremios y organizaciones sociales, que colmaron l la Plaza de Mayo para conmemorar el aniversario de la vuelta de Juan Domingo Perón.

Respecto a la euforia que mostraron los dirigentes del oficialismo tras la derrota electoral, que incluyó a varias provincias, el Presidente respondió que "el triunfo no es vencer, sino no darse por vencido”.

“Esta militancia le fue a levantar los brazos a los que se sentían vencidos, a convencerlos que la Argentina se puede poner de pie. A todos esos militantes hay que decirles gracias, porque una vez más demostramos que no nos han vencido porque tenemos más ganas que nunca”, manifestó.



Frente de Todos y 2023

Por otra parte, también habló hacia adentro de la coalición oficialista, señalando que desea que “el tiempo que se inicia no sea de silencios”, 

“Quiero que sea de profundo debate, que discutamos de cara a la gente, que el Frente de Todos se abra, y que entre de todos encontremos la síntesis que nos deje avanzar en la Argentina”, afirmó, luego de una semana en la que se comenzó a deslizar la posibilidad de que en dos años haya internas en la coalición oficialista.

Y agregó: “Los matices y las diferencias, respetándonos entre nosotros, empecemos a ponerlas en la mesa para que podamos llegar al 2023 con todas las fuerza que necesitamos. Mi mayor es que desde el último concejal hasta el presidente de la República lo elijan los compañeros del Frente de Todos”

Fue así que Fernández se aventuró a hablar del año en el que finaliza su mandato. En ese marco, afirmó que hay que hacer “lo necesario para que en 2023 aseguremos un triunfo rotundo”

Y sintetizó: “Nadie nos ha vencido, solo es vencido el que pierde sus ganas de luchar”



Oposición

Aludiendo a la oposición, el Presidente reclamó que “dejen de boicotearnos y nos dejen trabajar”. Luego, se refirió al llamado a otros espacios que se anunció para después de las elecciones.

“Si (el ex presidente Mauricio) Macri no quiere hablar, que se quede haciendo negocios con sus amigos. No hay problema. Si (el diputado electo de Avanza Libertad Javier) Milei no quiere hablar que se encerrado con aquellos compañeros que tiene que reniega de la diversidad y el terrorismo de estado. Nada que hablar tenemos con ellos", lanzó.

Y aclaró: "Pero creo que dentro la lógica del diálogo y de la oposición anida la vocación para que este país se ponga de pies de una vez y para siempre”

La vicepresidenta Cristina Fernández, operada hace dos semanas de una histerectomía, no se hizo presente en el acto.

Hubo una sola mención a la ex mandataria, cuando el Presidente señaló a los militantes que “hay una Argentina que está por construirse, que hay un gobierno, un presidente y una vicepresidenta que quieren trabajar en ese sentido”