POLICIALES
21/11
Quedaron detenidos los tres policías acusados de matar a Lucas
Se trata de los tres efectivos de la Ciudad señalados como autores del delito de homicidio agravado contra Lucas González el pasado miércoles en el barrio de Barracas
Los tres efectivos de la Policía de la Ciudad señalados por el crimen de Lucas González quedaron detenidos; están acusados del delito de "homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones", el cual prevé la pena de prisión perpetua. 

El jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Oscar Berard reconoció que “hay una mala actuación del personal policial. Aparentemente no recibieron fuego, así que para nosotros es un hecho grave”. 

Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva quienes se presentaron pasado el mediodía de ayer luego de que el juez Martín Carlos Del Viso firmara las órdenes de detención y una serie de allanamientos, entre ellos en la casa de los tres involucrados.

La autopsia realizada al cuerpo del adolescente de 17 años en la sede del Cuerpo Médico Forense, en la calle Junín al 700, reveló que recibió un proyectil de arma de fuego en el cráneo que le provocó una "hemorragia meningoencefálica" y presentaba un surco en el pómulo derecho de una segunda bala.

Los restos de Lucas fueron velados durante el fin de semana en la zona sur. Tras conocerse el pedido de detención de los policías, Mario, padre del adolescente, dijo a Télam que espera que "se cumpla eso", ya que la única forma que su hijo "descanse en paz va a ser cuando estén presos y condenados", por lo que continuará "la lucha el lunes con la marcha a Tribunales y el reclamo de cárcel para los asesinos".

"Vamos a seguir peleando hasta el final porque han destruido a una familia, mi hijo no se merecía eso", expresó "Peka" y añadió: "Estamos muy agradecidos por toda la ayuda de los medios de comunicación y del pueblo de (Florencio) Varela y de todos los lugares por el apoyo que nos dan".

Al igual que Mario, su esposa Cintia también se mostró "agradecida de todo corazón con todos los medios de comunicación".

"Ojalá me puedan seguir apoyando y seguir estando, el lunes vamos a ir la marcha porque esto recién empieza y yo no voy a parar hasta que todas las personas, inclusive los que encubrieron, paguen por lo que le hicieron a mi hijo", afirmó a Télam la mujer.