POST LEGISLATIVAS
23/11
El 70% de los argentinos quiere un acuerdo nacional, pero no cree que se concrete
De acuerdo al último informe de la consultora Zuban Córdoba, la gran mayoría de los encuestados considera necesario que la dirigencia política acuerde los grandes temas a resolver. Sin embargo, son escépticos sobre la voluntad del oficialismo y la oposición.
A poco más de una semana de las elecciones legislativas, la consultora Zuban Córdoba publicó su más reciente informe. En líneas generales, la encuesta reveló que un 70% de los argentinos está de acuerdo en que los políticos deben llegar a un acuerdo nacional sobre los grandes temas. 

"La gente, nuevamente parece estar más adelantada que sus dirigentes, resta saber si esos dirigentes lograrán estar a la altura", señalaron en el informe.

Esa misma pregunta del estudio también reveló que un 25% de la población es contraria a ese acuerdo. "Se trata de un bloque claramente minoritario, que seguramente esté compuesto de forma no menor por los núcleos duros del oficialismo y la oposición. El extremismo a ambos lados de la grieta coincide en su intransigencia. Quizás sea hora de que la política se pregunte hasta cuando va a seguir permitiendo que esos núcleos duros empantanen todas las discusiones", sentenciaron Paola Zuban y Gustavo Córdoba.

En esta línea, el informe destacó que un 70% también cree que ese acuerdo no va a ser posible ya que “la dirigencia no quiere ponerse de acuerdo”. "La ciudadanía demanda acuerdos y sin embargo, esa misma ciudadanía es tremendamente escéptica al respecto de que la política logre llegar a consensos saludables. Esa alquimia entre demanda y escepticismo debería preocupar a quienes quieren que el proceso democrático argentino siga madurando. No podemos permitir que las frustraciones de la gente crezcan todavía más", señalaron.

En relación con los temas relevantes e importantes para un eventual acuerdo entre oficialismo y oposición, los consultados destacaron: crecimiento económico, acceso a la salud y al agua potable, el desarrollo, combatir la corrupción, hambre y seguridad alimentaria; y la pobreza.

En contraparte, igualdad de género, mayor participación del Estado, igualdad y reforma política electoral aparecieron entre menos relevantes.