NOTA DE GRAFICA
23-12-2021

El PJ bonaerense que se viene

Máximo Kirchner fue ungido cómo líder del peronismo de la provincia de Buenos Aires y ya dio muestras de los lineamientos que implementará. El 2023 aparece con claridad en el horizonte

El cierre del año para el peronismo bonaerense fue en un marco en el cual renovó sus autoridades y con claras muestras del comienzo de una nueva etapa. La consagración de Máximo Kirchner como presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires implicará cambios. La hoja de ruta confeccionada apunta al 2023, y más allá también. Sin embargo, la situación judicial partidaria le pone suspenso al futuro. 

En la Quinta de San Vicente, la tropa se congregó y envió señales a propios y ajenos.  Según pudo constatar La Tecla, unos de los primeros lineamientos será darles protagonismo a los intendentes. “Es mejor que hablen ellos”, dejaron trascender, como un gesto a quienes cobraron suma relevancia, sobre todo, tras la derrota sufrida por el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires a manos de Juntos. Así, la pelota en este momento está en quienes consolidaron posiciones en el gabinete del gobernador Axel Kicillof. 

Otro de los ejes que componen la guía para la acción es “recuperar al PJ como una herramienta de transformación para los bonaerenses” y, en ese aspecto, “recorrer todos los distritos para hablar y escuchar a todos los sectores del partido, pero también a comerciantes, empresarios, vecinos y vecinas de la Provincia”. 

Para dar lugar a la concreción de tales tareas también se proponen “darle una dinámica al partido para sumar afiliados, modernizarlo y trasformarlo en un partido abierto”. 

En cuanto a lo coyuntural que se viene en el país e impacta en territorio bonaerense detallaron que la idea es “trabajar en la generación de apoyo a las políticas de inclusión y reactivación llevadas adelante por el Gobierno nacional y en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Al respecto, Nicolás Mantegazza, intendente de San Vicente, indicó a este medio que “genera muchas expectativas y esperanza que el PJ bonaerense vuelva a tener centralidad y fortaleza para construir en esta nueva etapa”. Añadió que “hay que ir a buscar a los que no están. Está la doble tarea de profundizar el trabajo en el Conurbano pero ampliar la agenda en el interior de la provincia de Buenos Aires”. 

En cuanto a la vinculación del partido con el Gobierno y los alcaldes consideró que “las incorporaciones al gabinete provincial de los intendentes les da mucha territorialidad porque tienen mucha relación con el territorio y los intendentes. Esa misma articulación con el PJ va a lograr una unidad de acción en la agenda que se tiene que construir”. 

Para concluir aseveró que “por delante tenemos una etapa muy esperanzadora, donde todos nos sentimos representados, tenemos dos años de gestión y hay que trabajar para llegar al 2023 con propuestas competitivas”. Por su parte, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini, dijo: “Podemos aportar ideas, caminar el territorio, trasladar lo que nos dice la gente, darle una visión complementaria al rumbo del Gobierno que termina siendo muy importante para tomar las mejores decisiones para todo lo que va a venir”. 

En tanto, el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrera, expresó que “tenemos que prepararnos desde el peronismo para las elecciones del 2023. Hay mucho entusiasmo y optimismo para comenzar esta nueva etapa”. 

Desde afuera del partido, Pablo Romá, de Circuitos Consultora, realizó un breve repaso de las implicancias de la nueva etapa que se abre y consideró que “expresa un crecimiento de Máximo como dirigente político y de La Cámpora. Eso es una situación compleja, porque, con un peronismo tan fraccionado, implica la necesidad de un proceso de legitimación”. 

Agregó: “El desafío es encontrar los caminos para generar la confianza en el resto de los sectores del justicialismo”. En este cuadro de situación, el PJ bonaerense emprende una nueva etapa, signada por cambios en la forma de conducir, encarnada ahora por Máximo Kirchner. 

De todos modos, el lunar que presenta la flamante conducción es la situación judicial que genera incertudimbre sobre lo que sucederá tras la insistencia de Fernando Gray con su planteo que cuestiona la legitimidad del proceso electoral realizado y la definición de la Corte Suprema al respecto. 

No será un tema menor para las actuales autoridades, que quieren unificar a todos los sectores y ya encuentran críticas a los modos de funcionamiento.

LA CAMPORA
“Peronismo unido” para los tiempos “complejos” que se avecinan


El ministro de Desarrollo de la Comunidad y máximo referente de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, habló sobre el proceso que lleva a cabo el PJ de la Provincia y manifestó: “Me parece importantísimo que se vuelva a unir el peronismo bonaerense, porque se venía de procesos muy complejos de todo lo que fue el macrismo”. En referencia a Máximo Kirchner, el consejero por La Plata expresó que “tiene en claro cuál es la pelea que está dando, esto es parte de lo que tenemos que enfrentar”. Por su parte, Florencia Saintout, primera consejera por la capital bonaerense, indicó que “la presidencia de Máximo surge de un proceso consensuado, de cara a la sociedad y respetando la unidad. La presidencia de Máximo en el PJ confirma un liderazgo evidente y existente”.

PERSPECTIVAS
El desafío de salir del Conurbano para construir en el interior


La nueva conducción del PJ bonaerense expresó que volcará la construcción política hacia el interior de la provincia de Buenos Aires. A

l respecto, en diálogo con La Tecla, el senador bonaerense Francisco “Paco” Durañona manifestó: “Lo hablé personalmente con Máximo hace días; él siempre ha dicho que la agenda federal le estusiasma mucho. No me sorprende porque comprende de lo que estamos hablando”. No obstante dijo que “me hubiese gustado ver esa asunción en algún distrito del interior si verdaderamente queremos incorporarlo a la agenda”, y reiteró la idea de que “es imprescindible que puertas adentro tengamos una agenda más amplia con la comunidad del interior”. 

Por su parte, Walter Torchio, destacó “la referencia de dar importancia al interior de la Provincia. Se inicia una nueva etapa en un momento crucial no solo para el PJ sino también para el FdT. Tenemos la mirada en el 2023, y esto requiere, sin lugar a dudas, una enorme tarea por parte de quienes lo conforman”. En tanto, Liliana Schwindt consideró que “Máximo fue muy claro: el peronismo del interior va a tener protagonismo, y quedó bien clara la importancia de eso”. Jorge Paredi, en tanto, sostuvo que el Presidente del PJ “hará su aporte a través del trasvasamiento, con un nuevo dinamismo al partido, cuya base es el respeto a la territorialidad. La mirada tiene que ser sobre el extenso territorio de los 135 municipios, donde el Conurbano y el interior tienen que estar en la misma sintonía”.

UNIDAD EXPLICITA
“Parece haber más planetas alineados que desalineados” 


El consultor Gustavo Marangoni analizó las implicancias políticas que tiene la asunción de Máximo Kirchner como presidente del justicialismo bonaerense. En ese sentido, en declaraciones a La Tecla, consideró que “el kirchnerismo se consolida como un movimiento de base fuertemente provincial. La jefatura de Máximo parece reforzar eso, que ya hace mucho tiempo se viene manifestando con la incidencia de Cristina”. Además expresó: “¿Van a armar en el itinerario de la Provincia con la misma lógica que en el Conurbano? Hasta hoy parece eso”. 

Entonces insistió en la idea y señaló que “la pregunta es ¿qué lógica quiere llevar al PJ provincial: la del AMBA o una para el interior agropecuario? A juzgar por el discurso, no parece existir un giro sustantivo”. Acerca de si la conducción del partido puede influir en el gobierno de Axel Kicillof respondió que “el proyecto es más ambicioso, no creo que haya sido armado con ese propósito. Hace rato el kirchnerismo siente que el Conurbano es un territorio que le es propio. No creo que haya un propósito deliberado, pero Kicillof puede ser un damnificado, sin dudas”. Respecto de la situación interna del peronismo tras la derrota electoral frente a Juntos, Marangoni aseguró que “en este momento parece haber más planetas alineados que desalineados”. Finalmente, en relación con las proyecciones, sostuvo que “esto está dentro de un proyecto, es una percepción del poder que excede a la coyuntura del 2023”.

DISPUTA 
El pedido de no judicializar la política y la definición de la Corte


Días atrás, la Cámara Nacional Electoral le dio lugar a un recurso planteado por Fernando Gray que cuestiona la forma de la asunción de Máximo Kirchner en el PJ. Asimismo presentó un recurso extraordinario aduciendo que esto es un hecho de “gravedad institucional”. 

“Nunca acudí a ningún palacio judicial a denunciar a ningún compañero que hoy integra el Frente de Todos. La diferencia las tenemos que saldar políticamente”, dijo Máximo en San Vicente. No fue la única alusión al proceso de judicialización. También el presidente saliente del Partido Justicialista, Gustavo Menéndez, le envió un mensaje a quien fuera vicepresidente: “Gray ha sido muy importante en este proceso de cuatro años, y debe y merece que los compañeros les reconozcamos eso. Y pido algo natural: que el peronismo esté unido”. En tanto, según trascendió, desde Esteban Echeverría indicaron que “no se puede permitir que el pueblo peronista no se exprese mediante el voto”. Asimismo adelantaron que continuarán en defensa de los planteos realizados y que lo dejarán en manos de la Justicia. 

A su vez mostraron una vocación de valorar los mecanismos democráticos y legales. Ante esta situación será la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que deba resolver la cuestión. Así se suma un condimento más a una novela que comenzó hace tiempo y todavía no encuentra una solución ante los requerimientos realizados.