Argentina
Viernes, 27 mayo 2022
ENTREVISTA
16 de enero de 2022

“Con los subsidios al transporte, Macri y Vidal nos dejaron una bomba de tiempo”

En diálogo con La Tecla, el ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires, Jorge D’Onofrio, confirmó que buscarán reabrir la discusión para que Nación vuelva a absorber las asistencias económicas al transporte. Además, negó que su llegada al gabinete sea un “pago” del gobernador Axel Kicillof al Frente Renovador. “Nos sentimos parte de este gobierno”, sostuvo el funcionario.

Con unos días de demora, tras un aislamiento por ser contacto estrecho de un caso de coronavirus, Jorge D’Onofrio tomó posesión del cargo de ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires. En sus primeras semanas en el cargo, el funcionario habló con La Tecla sobre sus proyectos para la flamante cartera, el rol del Frente Renovador (FR) en el Gobierno provincial y el vínculo con el ministerio nacional, también gestionado por el massismo.

- ¿Qué iniciativas planea llevar a adelante en Transporte? 
-El gobernador (bonaerense, Axel Kicillof) me planteó que el transporte es la columna vertebral de la actividad económica y social de la Provincia, por eso esta necesidad de jerarquizarlo como ministerio. En cada uno de los temas, tenemos objetivos particulares. En lo que tiene que ver con seguridad vial, nuestro compromiso en los próximos seis años es bajar los índices accidentológicos. Hoy mueren casi cuatro bonaerenses por día en siniestros viales y son números inaceptables. 
En lo que es transporte de pasajeros automotor, obviamente, viajar más seguros, más cómodos y rápido es el gran objetivo. 
En lo que tiene que ver con el transporte de carga, apunta a mejorar la relación económica que significa hoy la logística dentro del proceso productivo. Para esto, si mejoramos accesos, a través de nodos logísticos, consolidación de cargas regionales, la utilización del ferrocarril, controles de carga, tratando de colaborar con AFIP y ARBA en cuanto a la lucha contra la evasión, vamos a tener una mejora comparativa en los costos de flete. 
Esto también, mejorando la infraestructura portuaria. Se va a ver un gran esfuerzo de los gobiernos nacional y provincial en obras en cada uno de los puertos bonaerenses.
También tenemos un ambicioso plan en los aeródromos y aeroclubes provinciales para crear un anillo sanitario, para que no más de cinco kilómetros tener una pista operativa. Vamos a trabajar en balizamiento y repavimentación de pistas. 

- ¿La discusión para que los subsidios al transporte vuelvan a Nación se va a poner en marcha de nuevo?
-Si, más allá de que hoy tenemos el beneficio de tener en los dos colores políticos en los ministerios y la relación personal que me une con el ministro (Alexis) Guerrera, hay que defender los intereses de la Provincia. 
Este hito de habernos pasado los subsidios lo identifico como casi tan grave como los puntos de coparticipación que el ex gobernador (Alejandro) Armendáriz le cedió alegremente al ex presidente Raúl Alfonsín.
Vamos a convivir durante un largo tiempo con el sistema de subsidios y para eso tenemos que rediscutir algunas cuestiones con Nación, no solo en lo que tiene que ver con la distribución del subsidio, sino con esa bomba de tiempo que nos dejaron (el ex presidente Mauricio) Macri y (la ex gobernadora María Eugenia) Vidal de habernos transferido la responsabilidad a los bonaerenses de pagar los subsidios al transporte. Esto realmente nos mina el presupuesto provincial y la capacidad de seguir haciendo infraestructura. 
Esto en todas las modalidades, en el transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), del interior, las pequeñas ciudades, las grandes y el transporte fluvial de pasajeros.

- ¿Las tarifas de transporte público necesitan algún ajuste? ¿Hay alguna posibilidad de que se haga?
-Sin dudas, hoy el 90 por ciento del valor del boleto es asumido por el estado. No hay ninguna duda que las tarifas están atrasadas, que en algún momento hay que ajustarlas, ni que tampoco que solamente se podrá discutir acompañando el crecimiento del poder adquisitivo de los trabajadores y los bonaerenses. 
Merced a que la economía está creciendo, y que lo seguirá haciendo, a partir de ahí podremos ver alguna corrección en el tema tarifas. 

-¿Hay dando vueltas un proyecto de alcohol cero en los caminos de la Provincia?
Estamos avanzando en mandar a la Legislatura mandar el proyecto de alcohol cero al volante. También en un paquete de leyes que vamos a mandar, que tienen que ver con lo que sucede más allá de la multa. Hoy la infracción termina en una multa, el que puede la paga, el que no, la debe. Lo que tenemos que trabajar es en el tratamiento del infractor. Que la condena incluya horas de reentrenamiento, capacitación y trabajo comunitario. 
Hablamos con (el director General de Cultura y Educación, Albergo) Sileoni y vamos a incorporar conceptos en la currícula, desde jardín hasta el último años, para que nos permita bajar drásticamente estos índices que tanto nos cuesta. Lo que nosotros buscamos es un cambio cultural.

“Con los subsidios al transporte, Macri y Vidal nos dejaron una bomba de tiempo”

- ¿En qué varía el pase de Secretaría a Ministerio? 
-Básicamente, jerarquizar áreas que hasta la creación del ministerio en cuatro dependencias; la posibilidad de tomar decisiones y construir políticas en materia de transporte, nos va a permitir tener una provincia en lo que es transporte de pasajeros y de carga nos permita ser más seguros y eficientes.
Al ser más eficientes nos va a permitir tener menores costos para, por ejemplo, poder sacar las riquezas exportables de la Provincia o mejorar las condiciones de costos para el mercado interno.

- ¿Se habló de implementar el pase sanitario en el transporte de la Provincia? ¿Se va a avanzar en eso?
-El Gobernador es un hombre previsor, nos pidió al ministro (de Salud, Nicolás) Kreplak y a mí analizar esa problemática. Nosotros garantizamos la aplicación y el control, así que la medida y la resolución está en la decisión del Gobernador. Esto, obviamente, siguiendo paso a paso y día a día la pandemia como evoluciona esta pandemia. De ser necesario, esta medida estará para tomarse. 
Lo bueno del caso que desde el 21 de diciembre, que el Gobernador firmó el decreto del pase sanitario, se incrementó de manera muy importante de la vacunación, fundamentalmente de aquellos que no iniciaron el proceso o solo estaban con la primera dosis.

- Su trayectoria y formación están ligados al tema seguridad. ¿Hay algún énfasis en particular con la seguridad en el transporte o en el diálogo con el Ministerio de Seguridad bonaerense?
-El diálogo con el ministro (de Seguridad Sergio) Berni es constante. Tengo una relación personal muy buena con él, nos tocó ser senadores juntos. Así que estamos uno a disposición del otro
Vamos a trabajar muy fuerte con él, en lo que tiene que ver con seguir poniendo cámaras de seguridad en las unidades. Hay muchas instaladas y hay que ver cómo hacemos con las unidades que no las tienen. También vamos a trabajar fuerte con el mapa del delito para ver dónde se va generando la demanda y necesidad. Es uno de los grandes desafíos que tenemos que la gente viaje segura.

“Con los subsidios al transporte, Macri y Vidal nos dejaron una bomba de tiempo”

- ¿Estaba en deuda Kicillof con el massismo por no tener un ministerio?
-No, el Gobernador no le debe nada a nadie. Nosotros nos sentimos absolutamente parte del Gobierno provincial desde el 10 de diciembre de 2019 cuando asumió Kicillof. Para esto hay que remitirse al registro de entradas de (el líder del FR) Sergio Massa a la Casa de Gobierno o las mías. Hemos estado trabajando codo a codo con el Gobernador. 
No fue porque no hayan habido propuestas (de lugares para el massismo), los que (Kicillof) convocó o consultó en algún momento para estar en el gabinete tenían alguna responsabilidades a nivel nacional. Así que se dio en este momento y estoy muy orgulloso de esta distinción y confianza que me dio el Gobernador.

- ¿Que los ministerios de Transporte de Nación y de Provincia sean massistas hace más fluído el accionar? 
-Es una hermosa casualidad. Realmente lo hace más fluido, no solo en la relación personal, sino porque compartimos equipos. En estos dos años de la Legislatura, transité los pasillos del Ministerio nacional dando una mano. Con cualquier traba uno sabe a qué teléfono acudir y realmente están muy atentos a las cosas que necesitamos.