Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
LA TECLA MAR DEL PLATA
8 de febrero de 2022

La guerra declarada en el Concejo

La alianza Crear Juntos-Frente de Todos busca trabar la agenda legislativa del gobierno y postergar la aprobación del Presupuesto. El convenio de las fotomultas, en el centro de la polémica.

La guerra declarada en el Concejo - La Tecla

Vía La Tecla Mar del Plata
 

 

No son tiempos armónicos los que se viven en el Concejo Deliberante desde que comenzó el nuevo periodo legislativo. A lo largo de estos casi dos meses, la oposición encolumnada en los bloques de Crear Juntos y el Frente de Todos, ha disparado todo su arsenal para embarrar la agenda legislativa del intendente Guillermo Montenegro.

El primer encontronazo se dio en el marco de la asunción de autoridades, que depositó a Marina Sánchez Herrero como presidenta del cuerpo. Ese 9 de diciembre los dos bloques mencionados, y también Acción Marplatense, se abstuvieron en la votación formal que se realiza cada vez que se renueva las conducción del Legislativo, aduciendo “falta de diálogo” con el oficialismo. Ni siquiera 5 horas de cuarto intermedio en aquel plenario alcanzaron para aunar posiciones y lograr los votos positivos de todos los espacios.

Las diferencias se mantuvieron en la conformación de las comisiones internas, cuya definición se extendió hasta mediados de enero, y dilató el tratamiento del Presupuesto 2022. Ahora, un nuevo conflicto agudizó la tensión: el polémico convenio de las fotomultas. Como es sabido, Montenegro rubricó un acuerdo con la Universidad de San Martín (UNSAM) para volver a implementar el sistema de detección de infracciones de tránsito. El expediente no comenzó a ser tratado, pero una maniobra de la Secretaría del HCD avivó la mecha. La oposición denunció que se le “arrancó” una hoja al expediente en la que se especificaba que el proyecto tenía giro a la comisión de Educación-donde el oficialismo tiene minoría- y se le agregó en su lugar el área de Seguridad. Lo sindicaron como un hecho de gran “gravedad institucional”.

Juntos por el Cambio trató de poner paños fríos y planteó que el expediente aún no tenía “estado parlamentario”, con lo cual los giros podrían ser modificados en sesión. En contrapartida, la oposición interrumpió el tratamiento del Presupuesto 2022 por dos días: estaba “en duda” la validez del expediente más importante para el Ejecutivo, puesto que las comisiones internas por las que debía pasar no habían sido avaladas en sesión.

“Que se defina un criterio a ver cuándo un expediente adquiere vida propia y puede comenzar a ser tratado”, planteó Alejandro Carrancio (Crear Juntos), presidente de la comisión de Hacienda, área clave en donde expondrán los números del Presupuesto 2022 todos los funcionarios del gobierno. En esa línea, el edil remarcó que la “costumbre” del HCD es que   los proyectos pueden debatirse antes de que adquieran estado parlamentario. “O tratamos todos los expedientes o no tratamos ninguno”, lanzó.

“El reglamento es interpretativo. Habitualmente el secretario (Norberto Pérez) siempre da los giros. Y si hay alguna duda, en la sesión se arregla. Como en el expediente de fotomultas se cambia eso, nosotros queremos clarificar”, agregó.

Tras una reunión de varias horas en Labor  Deliberativa, JxC terminó reconociendo que “los usos y costumbres” del Concejo permiten que los expedientes se puedan tratar por más que los giros aún no hayan sido confirmados en sesión.

Esto destrabó el debate en Hacienda, pero no la cuestión de fondo: cómo se debatirá el proyecto de las fotomultas. El oficialismo no aceptó el pedido del FdT para que el proyecto se trate en Educación, como originalmente estaba planteado. En JxC esgrimieron que el convenio debe pasar por el filtro de 4 comisiones, Seguridad, Movilidad Urbana, Hacienda y Legislación.

En este marco, la alianza de Crear Juntos y el FdT pidió para esta semana una sesión extraordinaria para tratar el proyecto de las fotomultas y aclarar las “dudas” de fondo en torno al convenio. En principio, no se sometería a votación al expediente y volvería a las comisiones con los giros dispuestos por el oficialismo. Mientras tanto, crece la tensión.


La guerra declarada en el Concejo
 

El rol “pseudo oficialista” de Acción Marplatense

Arbitro entre oficialismo y oposición dura, el bloque pultista ha planteado cuestionamientos y presiones al Ejecutivo Municipal, pero desemboca en concesiones que le otorgan gobernabilidad. Con un bloque de dos concejales, Acción Marplatense es nuevamente árbitro entre el oficialismo y la oposición más dura del FdT y Crear Juntos-ambos sectores cuentan con 11 bancas por lado-, aunque con claros signos de cercanía con las huestes montenegristas.

La experiencia con Vamos con Vos resultó negativa: no llegó a sacar ni una banca en 2021, y actores del kirchnerismo le buscan abrir una endija hacia las internas de 2023, pero a cambio piden que en lo inmediato se sume a la estrategia de desgastar al Ejecutivo.

No ha sido la impronta del espacio que lidera el ex intendente Pulti hasta el momento, que le ha aprobado los dos últimos presupuestos a Montenegro, mientras se ubica como una oposición tibia que esconde un pseudo oficialismo.

Por caso, si bien la semana pasada Horacio Taccone, el presidente de AM alzó la voz por el incumplimiento del gobierno a los compromisos que llevaron a su voto positivo, al día siguiente reculó y frenó el intento opositor de paralizar el debate presupuestario.

 

No cede el clima belicoso en el Consejo Escolar

El Consejo Escolar tiene su propia actualidad de tensiones, incluso con mayor crudeza que en el Concejo Deliberante. Es que el tándem opositor Frente de Todos – Crear Juntos, mayoritario con 6 ediles, nombró como presidente a Natalia Russo, que en 2021 abandonó el  Pro y se sumó a la oposición, junto a su compañero Veneziano. Sin acuerdo con Juntos, también hicieron valer su mayoría para designar por su cuenta a los titulares de las  comisiones. El espeso clima se corta con cuchillo.

 

Sánchez Herrero se posiciona

Mientras avanza la tensión en el HCD, su presidente despliega un intenso ciclo de encuentros con referentes sociales e institucionales de la ciudad, que abonan a su instalación como nueva referente marplatense.

La llegada en silencio de Marina Sánchez Herrero a la Presidencia del Concejo Deliberante tras una campaña electoral de bajo perfil, comienza a mostrar su contracara en las primeras semanas de su gestión.

Catapultada como nueva figura local del radicalismo, la exintegrante del Consejo de la Magistratura sobrelleva el incremento de las tensiones internas en el HCD instalando agenda propia. Y es que mientras la oposición endurece su perfil enfocando los cuestionamientos en su conducción, Sánchez Herrero, en simultáneo, viene desplegando una intensa agenda de reuniones con referentes sociales, deportivos e institucionales de Mar del Plata. Por su despacho del palacio municipal ya pasaron actores como el rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Alfredo Lazzeretti, como el obispo Gabriel Mestre. “Coincidimos en que la educación es el verdadero motor de cambio y transformador social. Por eso desde el Concejo trabajaremos con una agenda común, manteniendo reuniones mixtas entre las instituciones”, resaltó Herrero tras el conclave con el titular de la casa de altos estudios.

Sobre el encuentro con el líder religioso, sostuvo: “Compartimos una misma mirada, un mismo enfoque y agenda sobre la realidad social. En cada encuentro en estos espacios mixtos renovamos el compromiso de seguir trabajando por el bien común”. Asimismo, mantuvo una charla con autoridades policiales de Nación y Provincia, con el fin de “establecer una agenda común con temas de interés y profundizar en las problemáticas que preocupan a los ciudadanos”. A ello le sumaron dos reuniones con referentes ambientalistas para “hacer más sólidos los vínculos”, e incluso destacados boxeadores y nadadores marplatenses.


La guerra declarada en el Concejo
 

El cruce entre Bonifatti y Santoro

En el marco del debate del Presupuesto 2022, la concejala camporista criticó al Ejecutivo por avanzar en la colocación de dispositivos sin que el HCD aprobara el convenio de las fotomultas.

La tensión en torno al proyecto de las fotomultas se coló en el debate del Presupuesto 2022, a pesar de no ser de su incumbencia específicamente. En el marco de la exposición del secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, la edil Marina Santoro, presidenta del bloque del Frente de Todos, le preguntó si el Ejecutivo había avanzado ya con la colocación de dispositivos a partir del acuerdo celebrado con la UNSAM.

“En el acuerdo se prevén actas de trabajo para la ejecución del mismo. En la primera se fija la colocación de 200 dispositivos semafóricos y 30 cinemómetros, los que miden la velocidad. A partir del trabajo hecho con el Observatorio Vial y la Comisión Asesora de Seguridad Vial, hemos enviado una nota a la UNSAM para la colocación en una primera etapa de 40 dispositivos. Fueron decididas en función de la información y la estadística de los lugares de mayor siniestralidad”, planteó el funcionario.

Asimismo, informó que, hasta la fecha, se colocaron entre 5 y 10 dispositivos de los 40 previstos en esta primera etapa. “Ninguno está operativo, está en un proceso de instalación, que es largo y complejo. En algunos lugares hay que hacer trabajo de obra”, planteó Bonifatti. Santoro recogió el guante y advirtió que el Ejecutivo avanzó con la instalación de equipos a pesar de que el convenio no había sido aprobado ni tratado aún por el Legislativo. A lo que el funcionario retrucó: “Los convenios que firma el Ejecutivo se mandan a convalidar y tienen principio de ejecución, en todos los gobiernos de los tres niveles ocurre. Es una práctica habitual”. “Que sea habitual no significa que sea legítima”, lanzó la edil.

 

Esperanza para el Ejecutivo

Recientemente la Asesoría General de Gobierno y el Tribunal de Cuentas avalaron el voto doble de desempate del Presidente del HCD en la Asamblea de Mayores Contribuyentes. Ello abrió la posibilidad al Ejecutivo de no tener que esperar a la nueva composición, de mayo, para aprobar el aumento de tasas.