Argentina
Viernes, 1 julio 2022
PROYECTO AL CONGRESO
3 de marzo de 2022

Kicillof marcó la cancha por el pago de la deuda: repudio al FMI y una advertencia

El Gobernador bonaerense lanzó mensajes en torno al acuerdo con el organismo internacional. El FdT deberá resolver sus diferencias internas.

Kicillof marcó la cancha por el pago de la deuda: repudio al FMI y una advertencia - La Tecla

El gobernador Axel Kicillof en su discurso en la Asamblea Legislativa, que duró casi tres horas, también se tomó un tiempo para hablar sobre la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Allí, expresó su repudio y lanzó un claro mensaje de advertencia sobre las consencuencias del acuerdo con el organismo. Este jueves comienza el debate en el Congreso de la Nación en medio de las diferencias internas del Frente de Todos (FdT).

Casi al mismo momento en que el ministro de Economía, Martín Guzmán, ultimaba detalles sobre el entendimiento con el FMI, Kicillof brindara su alocución en la Legislatura bonaerense. Entre otros puntos neurálgicos, abordó lo que puede ser una bomba de tiempo para el país y envió señales hacia varios rincones.

Fiel a su estilo, describió el estado de la "deuda impagable que recibimos" y detalló: "Este año hay vencimientos, con el FMI, por US$19 mil millones, firmados en el crédito Stand By que se dejó del gobierno anterior y el que viene hay vencimientos por US$20 mil millones de dólares. En dos años las reservas completas".

Asimismo, detalló que "es evidentemente, una deuda impagable, pero además, y por eso es importante lo que nos queda. La negociación con el FMI busca evitar una catástrofe y atenuar las lamentables consecuencias de un crédito que fue solicitado y concedido de manera igualmente irresponsable. Más que un préstamo, fue una verdadera trampa y de esa trampa estamos intentando salir".

Entonces, lanzó el primer mensaje: "No puedo dejar de manifestar el repudio al neoliberalismo y al Fondo Monetario Internacional por haber dejado al pueblo argentino sometido a esta deuda impagable".

"Que quede claro: el Fondo Monetario llegó de la manera que describí y el Frente de Todos no tuvo, ni tiene nada que ver con el origen de esta deuda, ni nunca hubiera ido a golpear las puertas del FMI", consideró y recordó: "Convocar al FMI entre gallos y medianoche, obtener el préstamo más grande de la historia facilitando así, una vez más, el ciclo de endeudamiento y fuga es algo que no vamos a olvidar y no vamos a perdonar".

Luego, sobre las consecuencias en territorio bonaerense, Axel Kicillof aseguró: "Quiero enviar un claro mensaje a los bonaerenses: el acuerdo del Fondo Monetario Internacional no tiene que ahogar el crecimiento ni la recuperación que estamos empezando a transitar. En la Provincia no puede, no hay lugar para ajuste".

"Después de una crisis tan dura, como prolongada, estamos empezando a caminar y nadie tiene derecho a cortarnos las piernas. Hay demasiadas heridas para reparar, demasiadas deudas que atender en el terreno de lo social, hay demasiados proyectos para realizar como para someter al pueblo y a la Provincia a otra etapa de ajuste; los bonaerenses ya hicieron suficientes sacrificios. Nuestro gobierno trabaja para saldar la deuda que tiene el Estado Provincial, pero la deuda que tiene con el pueblo bonaerense, esa es la deuda más importante. Y justamente no fueron los bonaerenses los que fueron a llamar al FMI, ni quienes concedieron este crédito", manifestó.

De esta manera, el Gobernador bonaerense suma otra voz al amplio espectro que compone la colición oficialista. En momentos en los que se debatirá en el Congreso el acuerdo con el FMI luego del simbronazo de la renuncia de Máximo Kirchner, el FdT tiene el desafío de alinear a su tropa.