Argentina
Viernes, 1 julio 2022
GUILLERMO MONTENEGRO
8 de marzo de 2022

"La agenda no la marcan los gobiernos"

Tras la apertura de sesiones, el intendente de Mar del Plata habla respecto de los ejes de gestión en 2022, el vínculo con Provincia y su lugar dentro del Pro.

(Vía La Tecla Mar del Plata)

La apertura de sesiones ordinarias del miércoles 2 de marzo fue, otra vez, la ocasión para que Montenegro definiera su plan de gobierno ante el Concejo: ubicó a la seguridad, el empleo y la mejora del espacio público como ejes prioritarios para el 2022.

En los planos provincial y nacional tampoco dejó de lado la cuestión de los subsidios al transporte, crucial para definir las tarifas en la ciudad. En diálogo con La Tecla, el intendente de General Pueyrredon profundiza sobre las líneas de acción para este año, su lugar dentro del PRO y el vínculo con las otras jurisdicciones para que llegue más financiamiento.

-El trabajo volvió a ser un eje transversal en su discurso de apertura de sesiones. ¿Qué expectativa tiene para el 2022?

-Está puesta en pensar que todas las acciones de gobierno tengan que ver con eso. Por ejemplo, si tenés iluminado un centro comercial puede estar abierto hasta más tarde. De esa forma genera más trabajo. Hay que tener claro que la falta de empleo es una de las principales problemáticas que tenemos en la ciudad. La agenda no la marcan los gobiernos, la marca la gente. Y se habla de espacios públicos, calles, empleo, seguridad, iluminación. En cualquier reunión del gabinete con vecinos, el planteo es ese. Lo más importante es cómo interpretamos nosotros el día a día de lo que nos va diciendo el vecino y cómo tomamos las mejores decisiones.

-Este año hay muchos temas de relevancia a resolverse en el Concejo, que viene evidenciando fuertes pujas entre oficialismo y oposición. ¿Ve condiciones para que se puedan unificar criterios en pos de lograr ordenanzas necesarias para la ciudad?

-Lo necesita la ciudad, no Montenegro. Es un error conceptual que esto es lo mejor para un gobierno, es mejor para la gente. Busquemos mejores opciones, no la del “no”. Discutamos las propuestas para darle respuestas a Mar del Plata. Esto no tiene que ver con lo político partidario.

-Para este año se prevé un aumento de tasas del 45 por ciento en el Presupuesto. ¿Cómo lidiar entre la austeridad y el gasto que necesita Mar del Plata?

-Lo que estamos viendo es que fuimos el municipio que tuvo el aumento más bajo. Cuando vemos la actualización de este año y la comparativa 2021-2022 debemos estar en el municipio 130 de los 135 con el incremento más bajo de tasas. Porque pensamos en los vecinos y en la austeridad. Queremos cuidar la plata de la gente e invertirla de la mejor  manera. Uno siempre quiere tener mayor capacidad económica para hacer las cosas, pero también pensando en la realidad de los vecinos hay que mantener un equilibrio entre la actualización de tasas, lo que se puede pagar y lo que tenés que hacer.

La agenda no la marcan los gobiernos

El gobierno busca más presencia en los barrios con el programa del Presupuesto Participativo. El intendente asistió a la presentación.


-A fines de 2021 se invirtieron 579 millones de pesos para comprar 374 cámaras de videovigilancia y hacer su mantenimiento. ¿Es realmente significativo el aporte que hace en materia de seguridad esta incorporación de tecnología para destinar esos fondos en vez de darle otro uso?

-Es una inversión. Acá pensamos en el cuidado de la ciudad, esto te genera empleo si se vive más seguro. La calidad de vida mejora. Las cámaras tienen tres efectos: uno, disuasorio, para que no ocurra el delito; otro, investigativo, para que una vez consumado el delito se determine qué pasó; y un tercero, el análisis estratégico, para generar el mapa del delito. En lo investigativo esto funcionó muy bien, todos los hechos delictivos en la ciudad fueron descubiertos por análisis de cámaras públicas y privadas, algunas conectadas al COM y otras, no. Si pudiera invertiría más en seguridad.

-La temporada venía a cumplir un rol clave en la recuperación económica pospandemia. ¿Qué balance hace?

-Pese a que hubo una reducción en la frecuencia de colectivos y aviones tuvimos una gran afluencia de turistas. Lo más importante del verano fue lo que se realizó antes. Ir pensando qué teníamos que hacer en vías de esa recuperación. Hubo una planificación de qué fortalecer y cómo cuidar a los jóvenes para que vuelvan y los padres estén tranquilos. Fue algo que se hizo con el Ministerio de Seguridad de la Provincia y las fuerzas nacionales. Planteamos tener prevención en el entretenimiento de los jóvenes sin descuidar los barrios. Queremos eventos todo el año: tenemos el rally, el Festival de Cine Internacional, la Media Maratón. La marca “Mar del Plata” está, es conocida por todos los argentinos. Lo importante es el contenido, y ahí, sí, hay una responsabilidad muy grande nuestra.

 

Subsidios y Coparticipación

“Se toman decisiones sin entender la realidad de las ciudades”

-Viene reclamando una mayor coparticipación para General Pueyrredon. Sin embargo, el CUD (Coeficiente Unico de Distribución) de Provincia volvió a bajar otra vez este año, un 0,7%. ¿Cómo piensa seguir encarando el pedido?

-Es un reclamo que va mucho más allá del intendente, esto tiene que ver con el futuro de Mar del Plata. No tengo duda de que hoy hay varias cuestiones que están siendo vistas desde el AMBA hacia el interior y no desde el interior hacia el AMBA. Y las decisiones las toman desde la Capital y el Conurbano. Esto tiene que ver no solamente con la forma en que está asignada la coparticipación provincial, sino también con cómo se distribuyen los subsidios al transporte. Es muy difícil explicarle a un vecino que el boleto de colectivo sale $60 y en el AMBA sale $18. ¿Por qué el 85% de los subsidios se reparten en el Conurbano y no en el interior? Eso pega fuerte a Mar del Plata, Córdoba o Rosario. Yo hablo permanentemente con (los intendentes) Pablo Javkin (Rosario) y Martín Llaryora (Córdoba). El reclamo tiene que ver con una mirada federal sobre el asunto. Durante la pandemia, esto ya se vio: se demostró que se tomaban decisiones sin entender la realidad de las ciudades y pueblos del interior del país.

-¿Cree que, finalmente, tendrá algún eco el reclamo por una mayor coparticipación?

-También me pregunto si se va a poder modificar en estos dos años (que quedan de gobierno). No, no creo, pero voy a hacer todo el intento.


La agenda no la marcan los gobiernos

“Somos el municipio 134 de 135 en la repartija de plata por habitante que hace Provincia. Esto es así desde hace muchos años”, advierte el hombre del PRO.
 

Casa de la Provincia: “No gastaría plata en eso”

Gobernación realizará esta semana la licitación para construir una Casa de la Provincia en Mar del Plata, con un presupuesto de $281 millones. Al respecto, Montenegro sostiene: “No gastaría la plata en eso. Hay prioridades. No escucho que la gente esté pidiendo una mayor presencia o trabajo de funcionarios provinciales en la ciudad”.

 

“No es prioridad la Policía Local”

-¿Qué opina con respecto al pedido de Grindetti y Garro para que los municipios controlen las policías locales?

-Para mí, lo más importante es la coordinación. Sobre este tema no es quién tiene el mando, sino quién tiene la información y cómo se trabaja coordinadamente. Si nosotros en Mar del Plata tenemos alguna necesidad puntual, yo tengo un vínculo cotidiano con el Ministerio de Seguridad de la Provincia. Trasladar al intendente una fuerza policial, no lo veo en la  situación actual que estamos; estamos muy bien así, aunque hay que mejorar un montón de cosas. Para mí no es prioridad la Policía Local para General Pueyrredon, hay que seguir coordinando el trabajo que se está haciendo.

 

La reparación del Minella

Montenegro también habla sobre el estadio José María Minella, en el ojo de la tormenta por las serias fallas de infraestructura que presenta. “Es el único estadio municipal de Argentina donde se jugaron la mayor cantidad de partidos oficiales el año pasado. Tenemos un problema estructural que resolver. Estoy buscando alternativas con el Gobierno nacional; lo hablamos también con el Gobernador; pero no puedo plantear una inversión millonaria en la situación en la que hoy se encuentra la ciudad”.

-¿Hay alguna posibilidad de participación privada? River plantea una alternativa con el naming para costear refacciones.

-Estamos analizando todas las opciones. No se ha hecho una inversión fuerte en el Minella desde el ‘78, entonces tiene otra complejidad. No estoy pensando solamente en el Minella, sino en todo el Complejo Panamericano: me interesa que los marplatenses disfruten  también de los otros escenarios deportivos.


La agenda no la marcan los gobiernos
 

Halcones y palomas: interna partidaria

-En el PRO se suele hablar de halcones y palomas. ¿Se siente representado más por un bando que por otro?

-Mi obligación es mi ciudad. Voy a ser duro cuando algo la afecte y voy a celebrar cuando se tomen decisiones que beneficien a Mar del Plata. Eso no cambia. Si hay decisiones que toman el Gobierno nacional y el provincial que están buenas, lo diré; y si son malas, me enojaré con quien me tenga que enojar.

-Esto ha generado incluso diferencias públicas en su propio espacio político.

-Lo mismo: si afectan a mi ciudad, me van a encontrar del lado de enfrente. Por ejemplo, con las vacaciones en CABA. Entiendo la posición de Horacio (Rodríguez Larreta), y él va a tener que entenderme.


La agenda no la marcan los gobiernos

En familia. El intendente tiene seis hijos y en la ciudad vive con los tres más pequeños: Martina, Simón y Tomás.


“Mi vida, en lo personal, es exitosa: estoy contento”

-Recientemente fue el cumpleaños de los mellizos, Martina y Simón. ¿Cómo compatibiliza ser padre de niños pequeños con la función de intendente?

-Lo asumo con mucha alegría. Mi vida, desde lo personal, es exitosa, con mis hijos, con mi mujer, con cómo viví con mi viejo sus últimos meses. Realmente estoy contento. Yo le meto mucha energía a eso. Me levanto a las 6 de la mañana para ordenar el día, a las 8 llevo a los nenes al colegio; y entre las 19 y las 20 trato de volver a casa para bañarlos y comer con ellos.