Argentina
Lunes, 4 julio 2022
ESCENARIOS
22 de marzo de 2022

Crisis en el Frente de Todos: entre el clamor por la unidad y el peligro de ruptura

Luego de la aprobación del acuerdo con el FMI, el oficialismo atraviesa una "intra grieta" que pone en jaque su continuidad. De un lado y del otro piden limar asperezas ¿Habrá paz?

Crisis en el Frente de Todos: entre el clamor por la unidad y el peligro de ruptura - La Tecla

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional puso en clara evidencia la interna que se vive en el Frente de Todos. Por un lado, el kirchnerismo. Por el otro, el albertismo. Dureza o moderación parecen ser las dos esquinas de un cuadrilátero en el que el oficialismo se pelea consigo mismo. 

Mientras desde ambos bandos claman por la unidad, la paz entre ambos sectores parece estar aún lejos de concretarse. El propio presidente Alberto Fernández salió a hablar en la radio para intentar poner paños fríos y las redes se llenaron de mensajes en este sentido.

Pero, la pregunta ahora es: ¿habrá ruptura? "Es una interna inédita, primero porque se origina con una decisión de Alberto Fernández con la que Cristina Kirchner no está de acuerdo. Esto no había sucedido antes en la gestión de Alberto, siempre que él quería ir en una dirección que Cristina no quería, terminaba acatando la opinión de Cristina. Esta vez, con el acuerdo con el Fondo decidió independizarse y operar según su criterio", consideró en diálogo con LaTecla.Info el consultor político Raúl Aragón.
 

En este sentido, señaló que en reacción a la postura del Presidente, "Cristina pasó un límite. Fue exagerado. Me refiero a la votación de la Cámara de Diputados y Senadores de la Nación. La respuesta correcta al desacuerdo, siendo parte del oficialismo, debería haber sido la abstención y no el voto en contra. Hay una gran diferencia. La abstención no hubiera generado tanta tensión como generó el voto en contra".

"Además, hay un dato que hay que computar. En una bancada de 116 diputados, Máximo Kirchner solamente consiguió 28 votos en contra. Ese es el poder real del kirchnerismo en la Cámara de Diputados. Cristina, en el Senado, de los 35 senadores solamente pudo mover 13, un tercio. Esto está señalando cuáles son los límites actuales o la cuota actual de poder que tiene Cristina, que es un poder que está en disminución", agregó el director de Raúl Aragón & Asociados.

En este contexto, consideró que "son todos consientes, de un lado y del otro de la intragrieta, que separados pierden poder. Eso lo tiene claro cualquier peronista y cualquier kirchnerista. Los tironeos van a terminar a milímetros de romper la coalición de gobierno, pero no van a llegar a romperla. Ya yendo juntos va a ser muy difícil mantener el poder. No tienen ninguna posibilidad de ganar yendo separados". 
 

Para Pablo Romá, director de la consultora Circuitos, tampoco habrá ruptura. "Es una interna que viene desde hace un tiempo, con distintas manifestaciones y distintos niveles. El acuerdo con el FMI puso de manifiesto y en relieve esas diferencias, que tienen que ver más con una orientación política acerca de a dónde debería ir el Gobierno. Las cartas y los distintos apoyos que se generan ponen en claro cuáles son esos proyectos. Me da la sensación de que no va a haber una ruptura, aunque sí están dadas las condiciones para que eso suceda. La racionalidad política y la perspectiva electoral hace que eso no suceda, al menos en el corto plazo", analizó en conversación con este medio. 

Asimismo, aseguró: "Alberto trata de reafirmar su posición frente a un cuestionamiento que tiene su peso. El de Cristina no es un cuestionamiento cualquiera. Su esfuerzo discursivo va hacia reafirmar su posición. Se juega mucho su rol, si es un títere o si no lo es. Hay una discusión ahí sobre qué es lo que se esperaba de Alberto Fernández como Presidente. Hay una diferencia que no se termina de saldar. Alberto tiene que generar ese lugar de apoyo, de auto reconocimiento como Presidente y que corresponde en la toma de decisiones políticas. Pero esas políticas pueden no gustar y eso genera la crisis en la que está".

"Los dos están planteando la necesidad de la unidad. No se terminan de poner de acuerdo sobre la unidad en qué términos. En el kirchnerismo entienden que la moderación es un debilitamiento y que este Gobierno tenía otro objetivo. Hay una discusión sobre qué es la unidad, todos están a favor de la unidad, pero hay una crisis que no se cierra", cerró.  
 


Cómo se vive en el territorio

"Si seguimos en este camino nos espera un año catastrófico", graficó a este medio un intendente peronista del interior, en relación a la falta de coordinación en el Frente de Todos a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En la Provincia son consientes de que la falta de unidad llevará, inexorablemente, a perder las elecciones en 2023. "En el interior no vamos a conservar nada", vaticinó el jefe comunal, que pidió poner paños fríos ante el caldeado panorama.

"Tenemos que trabajar en conjunto ante la emergencia, cerrar filas y hacer caso omiso a la interna", finalizó.