Argentina
Domingo, 3 julio 2022
CAMINO ALLANADO
29 de marzo de 2022

Mar del Plata: en busca de la gobernabilidad

Montenegro llegó a un acuerdo político con el pultismo para la aprobación del Presupuesto 2022. Un nuevo escenario se abre en el Concejo Deliberante, con realineamientos en juego.

Mar del Plata: en busca de la gobernabilidad - La Tecla

(Vía La Tecla Mar del Plata)

 

Hubo fumata blanca. Los acercamientos de las últimas semanas entre el gobierno y Acción Marplatense para lograr un entendimiento que permita la aprobación del Presupuesto 2022 llegaron a buen puerto y el intendente Guillermo Montenegro podrá contar con el cálculo de recursos y gastos de este año y, fundamentalmente, la actualización de tasas, que promediará el 45%.

El entendimiento presentado por sus autores como “Decisión para ciudad con Presupuesto” le permitirá al jefe comunal del PRO mostrar una gobernabilidad que se ponía en tensión con la posibilidad de bloquearse la ley de leyes y peligrar la ecuación económica ante la dificultad de actualizar tasas. Por su parte, la bancada opositora podrá traer al presente los grandes proyectos para la ciudad que quedaron pendientes con la derrota en 2015 a manos de Carlos Arroyo.

El lugar que eligieron para sellar el pacto es todo un símbolo: el gigante edificio de Libertad y Tandil, relegado a depósito municipal pero que comenzó a construirse en el gobierno de Gustavo Pulti con la idea de trasladar la Municipalidad para revitalizar el sector oeste de la ciudad y descomprimir el centro. Acuerdo mediante, ahora allí se reiniciará un proyecto de Centro Cívico del Oeste, que congregará todas las dependencias oficiales que hoy funcionan en edificios alquilados,

En el comunicado conjunto se filtraron mensajes directos al corazón del Frente de Todos. Montenegro hizo hincapié en la importancia de las propuestas “constructivas”, en tanto que el pultismo ponderó su predisposición a buscar acuerdos en lugar de “radicalizar diferencias”. Las categorías esgrimidas abonan al análisis que hacen desde lo más alto del gobierno local respecto a la división en dos de la oposición. Por un lado, los “duros”, integrados por el Frente de Todos y el fiorinista Alejandro Carrancio; por el otro, la “oposición colaborativa”, conformada por Acción Marplatense y Nicolás Lauría, quien comparte el bloque Crear Juntos con Carrancio pero mostró indicios de acercamientos con el gobierno.

Cualquiera de estos últimos dos le aportan al Ejecutivo el voto necesario para lograr que sus proyectos más importantes se aprueben en el Concejo Deliberante. En el poroteo, el interbloque oficialista de Juntos por el Cambio cuenta con 11 ediles (5 de Vamos Juntos, 4 de la UCR y 2 de la Coalición Cívica). Con el acuerdo con AM, el gobierno consigue 13 votos y la mayoría necesaria para que pasen sus principales iniciativas legislativas en el recinto. Un número que ascendería a 14 si se consiguiera el acompañamiento del exbasquetbolista.

En la dinámica propia del Honorable Concejo Deliberante el poroteo se viene jugando aún más fuerte en las comisiones internas, donde el oficialismo debe hacer equilibrio para que  sus proyectos no queden archivados. Circunstancialmente la oposición tiene mayoría en áreas claves como Hacienda, Legislación y Ambiente.

En el Frente de Todos especulan con la posibilidad de que nuevamente Acción Marplatense le brinde gobernabilidad a Montenegro en lo respectivo al Presupuesto, tal y como lo hizo en diciembre de 2020. Pero también confían en que el pultismo mantenga su postura firme contra otras iniciativas del Ejecutivo a las que se opone.

Es que AM, desde la asunción de Montenegro, se ha mostrado con una postura pendular en proyectos sensibles, más allá del acompañamiento a los distintos presupuestos de la gestión montenegrista.

Esto se ha dejado entrever con el expediente de las fotomultas, donde votó en forma negativa al convenio de las mismas en la comisión de Movilidad Urbana. En tanto, sobre el aumento del boleto, desde el espacio no mostraron una posición concreta.

En busca de la gobernabilidad

El acuerdo fue firmado por Montenegro, los presidentes de los bloques de Juntos y los ediles de Acción Marplatense.
 

Los puntos del acuerdo con AM

El acuerdo entre AM y Montenegro contempla una serie de puntos, focalizados principalmente en la obra pública. Denominado “Decisión para una ciudad con presupuesto”, se enfoca en retomar líneas centrales del Plan Estratégico 2012/2030 y el Plan de Acción acordado con el BID en la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES). Entre los puntos centrales se destacan la finalización de los dos polideportivos pendientes, en Centenario y Camet; recuperar la Terminal de Cruceros en el puerto para el fin original establecido, haciendo campañas para la inclusión de Mar del Plata en las rutas y recaladas previstas; licitar la finalización del “Hospitalito” de Batán y la extensión de la red de cloacas del Jardín Stella Maris; garantizar la obra de la Escuela 217 de Félix U. Camet durante el año corriente y poner en operación la Gestión Integral de Residuos y Servicios Urbanos en todas sus etapas.

 

El pultismo se blinda ante un posible incumplimiento

A sabiendas de lo expuesto que quedó el espacio por facilitar los votos que aprobaron el Presupuesto 2021 a cambio de proyectos nunca concretados, ahora AM condicionó el nuevo acuerdo a la implementación de una herramienta de control que le otorgue garantías de cumplimiento de parte del gobierno municipal.

Se trata de los consejos de monitoreo vecinal que intervendrán en “cada tema específico” donde “cada uno de los consejos se constituirá con un decreto independiente”, indica el documento divulgado por el pultismo y el gobierno.

 

La incógnita de Lauría

Nicolás Lauría mostró señales de acercamiento al gobierno en la comisión de Seguridad, donde votó en forma positiva el convenio de las fotomultas. Esto hizo estallar los rumores de un nuevo realineamiento con el intendente, a diferencia de su compañero de bancada en Crear Juntos, Alejandro Carrancio, también exoficialista. “Cada uno votará por su lado”, reflejaron a este medio.

En principio, el bloque se mantendría de la misma forma, pero se abre un mar de posibilidades: desde que Lauría reclame la presidencia de la comisión de Hacienda -hoy en manos de Carrancio-, para que el gobierno se garantice el voto doble en caso de empate, hasta un desembarco en el Ejecuivo, en reemplazo de Andrés Macció, el presidente del Emder.

En busca de la gobernabilidad

Montenegro busca ganar gobernabilidad con el Presupuesto Participativo.


El Presupuesto Participativo

El antecedente inmediato del acuerdo entre Montenegro y AM fue a fines de 2020, lo que posibilitó al intendente aprobar el Presupuesto 2021. Uno de los principales puntos fue reflotar el Presupuesto Participativo, un programa que permite a los vecinos debatir sobre las prioridades de los barrios más necesitados por áreas temáticas y decidir en qué usar parte de las partidas con las que cuenta la Comuna. La iniciativa tuvo su debut en 2014, bajo la gestión de Gustavo Pulti, pero luego fue discontinuada, por lo que el gobierno actual intentó reflotarla. Sin embargo, de los $100 millones presupuestados, no se ejecutó un solo peso.

Ahora, en el Presupuesto 2022, el gobierno proyectó gastar $148 millones para cumplir con el acuerdo, mientras avanza con recorridas barriales.