Argentina
Lunes, 4 julio 2022
EN MARZO 2022
4 de abril de 2022

Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) analizó la evolución de los ingresos por Coparticipación a las provincias en términos reales en marzo de 2022, como así también una aproximación a la evolución de la recaudación de IVA y Ganancias en ese mismo mes. Los datos muestran un incremento de los recursos de coparticipación en la comparación interanual en términos reales del orden del 4,1% en marzo.

Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional - La Tecla
Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional - La Tecla
Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional - La Tecla

En el mismo informe se destaca que, la recaudación fiscal sufrió durante la pandemia un importante impacto negativo, tanto en el nivel nacional como de los niveles subnacionales. En este sentido, se destacó que algunas provincias presentaron un alto nivel de dependencia de los recursos nacionales coparticipables, como Formosa, La Rioja, Catamarca, Chaco, Jujuy, San Juan, mientras que, en el otro extremo, los niveles de recaudación de recursos locales son sensiblemente mayores, como en el caso de la Ciudad de Buenos Aires.

Al considerar la situación provincia por provincia, se advirtió que todas las jurisdicciones crecieron en términos reales en las transferencias por Coparticipación. Córdoba se mantuvo por encima del resto con un incremento del 5,2%, mientras que, en el otro extremo, Santa Cruz creció 2,3%. Se trata de un escenario donde todas las provincias le ganan a la recaudación ajustada por inflación y con escasa dispersión entre ellas.

Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional

Considerando las transferencias de Coparticipación, la recaudación por IVA mostró un incremento en términos reales del 5,0% interanual en marzo del 2022. En el caso del Impuesto a las Ganancias, febrero mostró un crecimiento interanual ajustado por inflación de 7,8%. Descontando los meses de junio y octubre del 2021, se trata de una tendencia de crecimiento real de este impuesto de 17 meses. 

En este sentido, se concluyó que en marzo de 2022 se pudo observar un incremento de la variación interanual de las transferencias en términos reales de 4,1%. Así se continúa por el sendero de variaciones interanuales positivas del último año y medio (con la salvedad de los meses de octubre y noviembre 2021). El resultado se debe a la mejora de la actividad en marzo 2022 en relación con el mismo mes del año anterior.

Coparticipación: cómo quedaron las provincias en el reparto nacional

En la primera parte de la pandemia, hasta el mes de mayo de 2020 se observó un impacto negativo sobre la recaudación que empeora progresivamente: -11,4% en marzo, -17,9% en abril, -25,8% en mayo. Los meses de junio y julio muestran una marcada desaceleración de esa caída: -11,6% en junio y 14,1% en julio. Agosto y septiembre implica un retorno a niveles previos a la pandemia, donde las transferencias en términos reales crecen 1,8% y 3,9% respectivamente respecto a ambos meses equivalentes del año anterior, particularmente influenciados por el atraso en el vencimiento de bienes personales y su significativa recaudación derivada de las modificaciones del impuesto en 2019, y la recuperación en buena parte del IVA y del Impuesto a las Ganancias. Octubre mejora aún más la recaudación mostrando un crecimiento en términos reales de 13,8% interanual que deriva de una mejor evolución de la recaudación del Impuesto a las Ganancias, una menor caída de IVA y por el impacto positivo, por tercer mes consecutivo, de la recaudación en el Impuesto a los Bienes Personales. Noviembre muestra valores similares al mes de octubre, con una variación interanual de 12,6%. El mejor desempeño del año lo tuvo diciembre, que cerró el año con 18,1%.

Enero de 2021, presenta un aumento del 2,8% y febrero muestra un incremento real de 4,9% influenciado por el desempeño del Impuesto a las Ganancias, un moderado crecimiento de IVA y el incremento en el Impuesto a los Bienes Personales. En marzo se puede observar un notable aumento (el más alto en varios años) en la variación interanual de las transferencias en términos reales del 21,0%. Dicho salto se explica por el efecto del COVID en la comparación interanual, ya que marzo y abril de 2020.