Argentina
Viernes, 19 agosto 2022
ENTREVISTA
7 de abril de 2022

Agustín Simone: "Quiero tener 10.000 casas en construcción"

El ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano bonaerense habla sobre los aspectos de su gestión en un mano a mano con La Tecla. El problema estructural y los principales desafíos

Por Andrés Sosa

-¿Qué evaluación hace sobre la situación habitacional de la Provincia? 
-Según los relevamientos que tenemos hay un déficit habitacional, el que se considera cuantitativo de casas de que faltan; se estima que son 400 mil viviendas que faltan y 600 mil que no están en condiciones mínimas de habitabilidad. Ahora veremos con el censo, que nos va a traer datos más actuales. La situación en general viene de muchos años, por el crecimiento de la población y concentración en lugares urbanos. Es tema de bastante consenso entre los intendentes y los ministros que la Provincia era muy desordenada en todo lo que tiene que ver con el hábitat. 

-¿Cómo se aborda la resolución del problema estructural de la falta de viviendas? 
-Es un problema muy amplio que tiene muchas variables diferentes. No es lo mismo lo que puede pasar en el Conurbano o en las ciudades del interior. Después hay municipios que tienen concentrada la población en una localidad y otros con más dispersión, con población rural. Nosotros tratamos de atacar todas esas variables y desarrollar herramientas para cada una. Nuestro eje central es la construcción de viviendas. La meta que me puso el Gobernador es hacer casas. Cada vivienda que creamos es una familia que resuelve su problema y libera un alquiler. Hay un límite físico y presupuestario. También hay un problema de fondo, que es la migración de zonas rurales a la ciudad por la falta de oportunidades del interior. Este es un Gobierno que tiene una mirada bastante clara sobre el problema para generar oportunidades en toda la Provincia. 

-¿Cuáles son las implicancias de generar viviendas? 
-Generar oportunidades de viviendas resuelve muchos aspectos. Genera mucho trabajo, y no es un tema menor; de la obra pública es lo que más trabajo crea por peso invertido. Como instrumento de crecimiento económico es muy potente. En el interior el impacto es más presente, y en el Conurbano, no tanto. Hacer cien casas en el interior, como empleo, es muchísimo, y hoy tenemos el problema que no hay disponibilidad de trabajadores de la construcción en muchos distritos.

-¿Cómo encaja el Plan 6X6 en esta perspectiva? 
-Cualquiera de estas políticas tiene que ser sostenida, y es la idea que le ponemos al Gobierno bonaerense. Desde que asumimos en el ministerio estamos con mucha fuerza para que arranque, pero después esto se tiene que seguir moviendo durante muchos años para hacer una diferencia. El Gobierno anterior no hizo absolutamente nada, no le interesaba. Te lo dicen, creen que es una cuestión del sector privado y no público. Hay que hacer viviendas junto con otras herramientas y sostenerlo en el tiempo, no vas a generar en un año un cambio de fondo en el problema habitacional de la Provincia. De la gestión anterior había seis mil casas paralizadas, se fueron reactivando; depende de la situación legal. Todavía quedan casos que por cuestiones legales no se pudieron reactivar. Hoy, entre las reactivadas y las que estamos reanudando, antes de fin de año vamos a tener siete mil casas en construcción. Sin contar las que terminamos y las que entregamos. Quiero llegar a tener 10 mil casas en construcción todo el tiempo. 

-¿Cuál sería el principal objetivo? 
-Todo lote disponible tiene que tener una casa construyéndose, ese es el objetivo. Viviendas que haga el instituto, un particular, que se puedan reparar con un préstamo de ampliación o de construcción vía municipios, sindicatos; y todo debería apuntar a ese último objetivo, que es muy ambicioso. Después hay políticas que nosotros estamos pensando, como, por ejemplo, la vivienda rural; porque en el interior hay pueblos muy chicos que necesitan un instrumento, que no es hacer un barrio de viviendas. Nosotros buscamos los lotes para hacer planes de viviendas, pero también hay personas que tienen su terreno pero necesitan alguna herramienta como la autoconstrucción, un esquema industrializado. 
Otro de los grandes cambios con la creación del ministerio es que nosotros hacemos toda la infraestructura. Hacemos las calles, las veredas, la instalación de los servicios; generamos un barrio y tratamos de dejar resuelto todo. Años atrás se construían casas y no había gas y cordón cuneta, hoy estamos intentando dejar todo mucho más completo.


Agustín Simone: Quiero tener 10.000 casas en construcción


CENTRALIZACION
“La idea es agilizar los proyectos”


-¿Cómo centralizan la política de vivienda en Provincia? 
-Cuando hablé con el Gobernador la idea central, incluso lo charlamos con Teresa (García), Cristina Alvarez Rodríguez y el Cuervo (Andrés Larroque), es cómo hacemos para que sea más sencillo construir casas. Entonces la decisión fue darle a este ministerio las herramientas necesarias para hacer las viviendas lo más fácil posible. También es un poco el planteo que hacían los intendentes. Decían que querían ir a una sola persona para hacer casas y no tener que pasar por todo el Gobierno provincial. Hoy fuimos un paso más allá. Fue una decisión muy racional.
 
-¿Esto agiliza los trámites para la ejecución de las obras? 
-La idea es agilizar los proyectos. Desde septiembre ya llevamos firmados más de 40 convenios, y tenemos abiertas varias licitaciones grandes, cuando antes en viviendas, en menos de un año no salían proyectos. Hoy está mucho más dinámico, y todavía hay por hacer. Construir una vivienda debería tomar doce meses.

“CUANDO SACAMOS UN PROYECTO ES CONSENSUADO”
El peso en el territorio: la relación con los intendentes y Nación  


-¿Qué tipo de vínculo tienen desde el ministerio con los intendentes? 
-Este es un ministerio que necesita una base territorial fuerte, y es la que te dan los municipios para saber hacia dónde crece la mancha urbana. Es muy bueno en general el diálogo con los intendentes, y todos coinciden que es un tema de gran trascendencia. El peronismo en general tiene a la vivienda como un aspecto más ligado a su propia historia, pero no quiere decir que no haya intendentes que no sean de nuestro espacio y tengan la misma preocupación. Aquel municipio que considera que esto es importante, que son la mayoría, puede trabajar con nosotros, y es lo que venimos haciendo. Con los intendentes en general vamos definiendo los programas urbanos en cada municipio, para lo cual necesitamos que nos ayuden con las tierras, normas urbanas, y después se trabaja en toda la parte previa, que es la identificación de la demanda. La relación es muy buena, muy del día a día. Cuando sacamos un proyecto es consensuado.  

-¿Existe una mirada que va más allá del Conurbano? 
-Creo que es un factor común a todo el Gobierno. Tenemos una mirada muy amplia de tratar de llegar a todos los lugares de la Provincia. Estamos haciendo casas en lugares que no son cabecera de distrito. Buscamos generar oportunidades para la población rural, queremos que una persona no tenga que irse del lugar donde nació si su decisión es quedarse ahí. 

-¿Y la articulación entre el Instituto de la Vivienda y Nación? 
-La verdad que estamos muy bien, hay una muy buena complementación. Ahora, por primera, vez el instituto tiene un presupuesto de una magnitud que hace que el FONAVI tenga una participación más chica y no llega al 10 por ciento. Esto es porque creció mucho el presupuesto. Venimos trabajando más allá de esto y hay un montón de herramientas más poderosas que tiene Nación, como el Procrear. Es una buena noticia, decidimos darle más importancia a la vivienda de lo que la ley indica.


Agustín Simone: Quiero tener 10.000 casas en construcción


LO QUE SE VIENE 
Buenos Aires CREA y el objetivo de llegar a amplios sectores

-¿Qué cosas tienen en mente para implementar? 

-Tenemos Buenos Aires CREA, son préstamos para ampliación y refacción. Ese es el nuevo programa que estamos trabajando, y si eso funciona bien, me gustaría tener también uno de autoconstrucción y seguir la misma línea. El ministerio debería tener la construcción de viviendas; lo que se hace con OPISU en urbanización es importante, además de estas herramientas para que una persona pueda arreglar, ampliar o construir su casa. Nosotros tenemos la ventaja del instituto de dar financiamiento a una tasa muy accesible y con requisitos que están pensados para alguien que no está bancarizado, esa es la gran diferencia. 

-¿Tienen vínculos con gremios y les presentaron demandas de viviendas? 
-Sí, esa es una de las demandas que empezamos a atender desde que creamos el ministerio, no solo trabajar con los municipios. Los sindicatos y las distintas organizaciones de la sociedad civil tienen disponibilidad de tierras y los afiliados son el mismo universo al que nosotros queremos llegar, que son los trabajadores. Nos hemos juntado para identificar los terrenos que ellos tienen para hacer casas. Lo que hacemos nosotros es financiar viviendas para que los afiliados de los sindicatos las puedan tener y después le devuelvan al instituto igual que cualquier beneficiario, y lo que hacemos a través de un municipio, tranquilamente lo podemos hacer con un gremio. 

-¿Cómo piensan llegar a los sectores que no poseen recibo de sueldo? 
-La idea es poder llegar a todo ese sector, por eso digo que es la complementación con Nación. Lo que hay que hacer es llegar a un segmento que no puede acceder al Procrear. Somos un Instituto de Vivienda, entonces tenemos posibilidades y es más fácil desde lo legal para hacerlo con alguien que tiene un recibo de sueldo o tiene un monotributo, pero también estamos viendo un esquema para poder aplicarlo a otros sectores. Además, el CREA apunta a personas que ya tienen su vivienda, a diferencia de otros proyectos.


Agustín Simone: Quiero tener 10.000 casas en construcción


LOS PLANETAS Y LA MUSICA
La otra cara: de la astronomía a la “grieta” de Soda y los Redondos 


-¿Qué hace en su tiempo libre? 
-Me gusta mucho la astronomía, tengo un telescopio. 

-¿Estudió eso? 
-No en la universidad, comencé a ir a un observatorio de chico y después me fui enganchando y empecé a los 18 años. Después leo bastante, me gusta mucho la historia, y también la ciencia. Me gusta la física. 

-¿Música? 
-Me gusta mucho y estudié música muchos años. Estudié piano desde chico, también saxo, bajo, y estuve en una banda de amigos que nos juntábamos a ensayar. Después me gusta mucho el jazz, el blues, pero escucho de todo un poco.

 -¿Algo en particular? 
-Escucho mucho Pink Floyd, Radiohead, de afuera; nacionales me gustan Soda, Los Redonditos de Ricota. De adolescente era más de Los Redondos; iba a todos los recitales, era muy seguidor; fui a Huracán. A Soda también fui a verlos, fui al reencuentro. También fui a ver a los Stones, a Red Hot. Más actual está Usted Señalemelo. 

-¿Deportes? 
-Soy hincha de River, pero no soy muy futbolero; iba más a la cancha de adolescente. En los deportes siempre fui malo, y eso es una gran frustración. Es lindo jugar al fútbol, pero si sos malo es un sufrimiento. 

-¿Algún ídolo? 
-Obviamente, Maradona. Yo tengo 43 y llegué a disfrutar el mundial del ‘86; tengo mucha memoria. Y después el del ‘90 y el ‘94. De River, Francescoli en el retorno al club, en los noventa. Ahora Messi. 

-¿Algún cable a tierra? 
-La música y la astronomía. Soy de escuchar mucha música. Cuando llego a casa me gusta escuchar discos enteros. En casa siempre hay música, a mi mujer también le gusta. Y la astronomía cuando puedo. Mi mayor psicólogo es mirar planetas: cuando ves cosas tan lejos y tan grandes hace pensar de lo intrascendente que son tus problemas. 

-¿Qué significa la familia?
-Es fundamental, soy una persona a la que le gusta estar en casa.