Argentina
Viernes, 1 julio 2022
MEDIDAS
16 de abril de 2022

El campo vuelve a la carga y prepara otra marcha: ¿quiénes irán y dónde será?

La movilización está convocada para el 23 de abril. La organizan entidades del campo regionales y se suman autoconvocados. No adhiere la Mesa de Enlace.

El campo vuelve a la carga y prepara otra marcha: ¿quiénes irán y dónde será? - La Tecla

Un centenar de entidades agropecuarias y autoconvocados de distintas localidades se preparan para la movilización que harán a Plaza de Mayo el sábado 23 de abril. Esta vez, dicen, son las bases las que van a hacerse de cuerpo presente en el corazón de la Ciudad de Buenos Aires, sin la presencia de la organización mayor que los representa. La Mesa de Enlace ya descartó el acompañamiento a la marcha.

Según destaca la Agencia DIB, esta vez la consigna es más amplia, no sólo pretenden dejar en claro las dificultades con las que el campo está produciendo sino sumarse a los temas que aquejan a la población urbana. “El campo se une al reclamo del pueblo”, es el leitmotiv que esbozan los organizadores.

“El 23 de abril marchamos como ciudadanos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para expresar nuestro malestar, en solidaridad con toda la población del país. Un país rico y próspero, sometido a la miseria por las decisiones de un Estado que gasta mucho y hace poco”, sostiene el comunicado elaborado por las bases.

La movilización es consecuencia de las asambleas de productores que se fueron desarrollando en todo el país en los últimos dos años y que, según los organizadores, no encuentran respuestas.

“El 18 de enero se hizo la primera gran convocatoria en Pergamino. Allí estuvo la Mesa de Enlace. Como resultado se le pidieron acciones inmediata como cese de comercialización o movilizaciones a puertos. Hubo un mandato claro. Posteriormente, el 9 de julio del año pasado, fue la reunión de autoconvocados en San Nicolás y de allí se salió con el mismo mandato. En marzo pasado hubo otra en San Pedro. Queremos acciones ya”, dijo a NA Alberto del Solar Dorrego, presidente de la Sociedad Rural de Rojas, una de las entidades organizadoras de la movilización.

“Nos queremos sumar a la población, hacer empatía. Como muchos sentimos que el país está en llamas, hay un 50% de pobreza. Estamos recibiendo muchas adhesiones hasta de los quinteros y fruticultores de la provincia de Buenos Aires”, explica del Solar Dorrego.

“La hacemos un sábado porque no queremos cortar las actividades laborales de la ciudad en un día de semana porque será una movilización con tractores y camionetas. El punto de encuentro es la Plaza de Mayo a las 15 horas”, agrega.

El referente de Rojas asegura que las bases quieren una solución a los problemas actuales. “La campaña 22/23 está en peligro: no hay gasoil, la urea pasó de 600 a 1.200 dólares la tonelada, el fosfato de 800 a 1.500 dólares. No se consiguen insumos importados para las máquinas, no hay cubiertas”, sostiene.

Del Solar reconoce que la marcha tiene sus riesgos, en que se compare esta movilización con la que se hizo en protesta por la 125. “No nos importa, sabemos que se va a hacer esa comparación pero hace tres años que venimos pidiendo acciones que no se toman. Le propusimos a la Mesa de Enlace que la encabece y se lleve los laureles pero no se suman. La situación de hoy es mucho peor a la de la 125”, asegura.

La marcha ya cuenta con la adhesión de un centenar de entidades de la provincia de Buenos Aires, de Tucumán, de Chaco, de Corrientes (zona afectada este año por los incendios) y de Córdoba que estará representada por la Mesa de Enlace (es decir las cuatro asociaciones que la componen en la provincia), entre otras.