Argentina
Viernes, 1 julio 2022
NOTA DE GRAFICA
18 de abril de 2022

¿Supera la grieta El Palomar?

La reactivación del aeropuerto ubicado al oeste del Conurbano bonaerense genera debates. Hay acercamiento entre intendentes de la zona, pero la decisión final la tendrá el Gobierno nacional.

Por Andrés Sosa

El aeropuerto El Palomar (EPA) comienza nuevamente a asomarse en el centro de la escena, a raíz del impulso que algunos jefes comunales decidieron darle para ir en busca de su reapertura. La discusión, con amplios antecedentes, se centra en dos aspectos nodales: el impacto de la actividad aerocomercial en un zona populosa del Conurbano y la orientación de la política que entabla el Estado con las empresas low cost sin perder de vista la administración de Aerolíneas Argentinas.

La “revolución de los aviones” fue uno de los caballitos de batalla que lanzó la gestión presidencial de Mauricio Macri, y que desató un sinfín de polémicas entre los máximos exponentes de la grieta (Juntos por el Cambio y el kirchnerismo). Durante la administración amarilla se puso en pie la terminal aérea ubicada en Morón y se dio luz verde a la explotación de vuelos a las compañías de bajo costo.

Luego, en medio de presentaciones judiciales que cuestionaban el impacto ambiental en la región y otras críticas en torno a “facilidades” impositivas brindadas a las empresas (Flybondi y JetSmart), la persiana se bajó definitivamente tras la derrota cambiemita en las elecciones de 2019. Ahora, con un gran caudal de agua que pasó bajo el puente, el Foro de Intendentes del PRO retomó con fuerza la iniciativa y plantó bandera con el objetivo de agitar la vuelta de las operaciones allí.

De hecho aprovecharon la ocasión para sacarse una foto en la puerta del aeropuerto. “Entre nosotros no hay grieta”, señaló a La Tecla una voz que participó de tal encuentro sobre la perspectiva en torno al tema de los municipios de Morón, Ituzaingó, Hurlingham y Tres de Febrero. No obstante advirtió: “Pero sí con La Cámpora”. Del otro lado de la vereda, en el FdT pusieron en duda la preocupación opositora en torno a los puestos de trabajo perdidos por el cierre y lanzaron: “Huele mas a lobby empresarial y a negocios que a preocupación de la situación económica y social”.

A priori, ambos espacios empalman con la idea de impulsar la actividad aerocomercial. La diferencia, además del folclore político, reside en las formas y bajo qué condiciones. A su vez, al igual que lo planteado por el Ministerio de Transporte bonaerense, señalan que la decisión final la tiene el Gobierno nacional.

Este medio consultó a fuentes oficiales del Ministerio de Transporte de la Nación, que señalaron: “Hasta que no haya pronunciamiento de la Justicia por este tema seguirán operando únicamente vuelos militares”. Y luego aclararon: “Si el Palomar pudiera operar vuelos comerciales, no cuenta con la infraestructura adecuada para realizarlos. La vida útil de la pista, en términos operativos, está agotada.

Ponerla en condiciones implica una inversión muy importante, por su característica constructiva de pavimento rígido de hormigón”. Sobre el diálogo con los alcaldes detallaron que hay “contacto permanente” por diversos proyectos, pero que “no hubo en el último tiempo pedidos específicos en el sentido del aeropuerto, individuales o de manera conjunta”.

Además describieron que “hay un diálogo fluido y sincero” con las low cost y consideraron de “suma importancia” que “toda la modalidad aérea de cabotaje siga expandiéndose”. Con las posturas clarificadas en el territorio, ahora la pelota la tiene el Estado nacional. La decisión será clave para la actividad económica y, también, para intentar emparchar al menos una hendija de la grieta que cada vez se ensancha más. 


¿Supera la grieta El Palomar?
Vecinos realizaron presentaciones en la Justicia ante la preocupación por el impacto ambiental 


Qué pasa en los aires bonaerenses

Desde el Ministerio de Transporte detallaron a este medio el plan para el sector aéreo y señalaron que “junto con Transporte de la Nación pondrán en valor y operativos los aeródromos provinciales y aeroclubes como inversión para el desarrollo económico y social de las distintas localidades”.

Indicaron que concretarán “un cordón sanitario para que no haya una pista a más de 100 kilómetros de cualquier localidad, y, en segundo término, recrear las condiciones para que haya conectividad entre distintos puntos de la Provincia de manera comercial”. Además detallaron: “Hace varias décadas que no se invierte en los aeródromos. En el año 1977 se cedieron a los municipios, quienes se tenían que encargar de su mantenimiento, y en muchísimos distritos no ocurrió. Estamos presupuestando la puesta en valor y brindaremos asistencia a aeródromos de más de cien distritos del interior”.

También indicaron que “el aeródromo de La Plata necesita trabajos en la cinta asfáltica, demarcación y balizamiento. Ya se han pedido los presupuestos para encarar las obras pertinentes. Ahora se trabaja en canalizar los medios económicos para realizar los trabajos presupuestados”.



Lucas Ghi (FdT): “No tenemos una mirada sesgada, nos preocupa la actividad comercial”

El intendente de Morón, Lucas Ghi, en diálogo con La Tecla dijo que “todos los que tenemos responsabilidades territoriales vemos como un proceso auspicioso la actividad aerocomercial. Tenemos una agenda común con Hurlingham, Tres de Febrero e Ituzaingó”. Entonces recordó que “en 2010 propiciamos que el aeropuerto El Palomar sea sede alternativa de Aeroparque.

El balance fue positivo y nos ha posicionado para seguir pensando la actividad”. Asimismo dijo que “el impacto es positivo, pero también algunos vecinos mostraron su disgusto, hicieron marchas y presentaciones judiciales. Los escuchamos, los entendemos, y por eso hay que mitigar el impacto ambiental. Ese espacio de diálogo, ahora los ciudadanos lo tienen, y con la gestión anterior no lo tenían”.

El alcalde del Frente de Todos señaló que “hoy está pendiente de una definición del Gobierno nacional cuál va a ser la suerte del EPA. La actividad sigue en Aeroparque con las dos low cost. No es que se perdió la posibilidad, se hace desde otro lugar. El impacto en la región lo podemos recuperar si vuelve a reactivarse”.

Añadió que “durante 2015-2019 se perdieron 283 comercios y 127 pymes. Nosotros no tenemos una mirada sesgada, nos preocupa toda la actividad comercial, productiva y que genere valor”. En cuanto al vínculo con el Ministerio de Transporte de la Nación, Ghi contó que “hablo regularmente con el ministro (Alexis Guerrera) y sabe cuál es nuestra posición. Acompañamos la actividad aerocomercial, pero después hay un resorte político que debe resolver Nación.

De lo que tenemos opinión es en cuanto a lo territorial, y es coherente con lo que dijimos toda la vida. Con todos los controles y medidas de seguridad para que funcione se puede hacer”. Por último el jefe comunal expresó: “Una cosa es el impacto territorial que tiene, ahí los municipios somos responsables; y otra cosa es una decisión política de qué hacer con las low cost, ahí no tenemos mayor injerencia. Aparece todo mezclado en el debate, pero son dos dimensiones diferentes”.


¿Supera la grieta El Palomar?
Lucas Ghi, intendente de Morón


Diego Valenzuela (PRO): “No puede caer en la grieta ni en el revanchismo del kirchnerismo”

Diego Valenzuela, alcalde de Tres de Febrero, contó a La Tecla que “hicimos un planteo cuando realizamos el Foro de Intendentes PRO, donde Ramiro Tagliaferro como exintendente nos hizo una presentación de cómo se tomó la decisión de cerrar el aeropuerto”. Añadió: “Los intendentes pensamos en retomar el proyecto y nos sacamos una foto en el frente del aeropuerto porque es muy valioso. Hay que recuperarlo y no puede caer en la grieta ni en revanchismo del kirchnerismo”.

Asimismo consideró que “es positivo, para darle conectividad a la población, federalismo, y genera fuentes de trabajo”. Sobre el impacto de contar con la terminal aérea abierta relató que “cuando hablamos con intendentes del interior del país, como en el caso de Bariloche, nos decían que generó cambios de estacionalidad en el turismo, que iban en fines de semana y no solo en vacaciones”.

Agregó que “había vuelos más baratos y generaba que la gente se anime a volar”. Y analizó: “Sabemos que es difícil porque hay muchos prejuicios en un sector del Frente de Todos. Tienen muchas contradicciones, es difícil que se pongan de acuerdo con esto si tampoco lo hacen con el Fondo Monetario Internacional”. En este marco, Valenzuela aseguró que “si no se abre ahora lo vamos a preparar para cuando volvamos en el 2023”.

Entonces recordó que “generaba 1.500 puestos de trabajos de manera directa y 6.000 de forma indirecta. Cambiaba mucho la dinámica comercial con el aeropuerto abierto para los comerciantes, en 2019 hubo cuatro millones de pasajeros”. También afirmó que el cierre “fue una decisión política, una revancha política sobre el sistema de la ‘revolución de los aviones’ generado con la gestión de Mauricio Macri. El kirchnerismo lo pone en la grieta y no quiere ver la cuestión laboral”.

Finalmente, el jefe comunal se refirió al Ministerio de Transporte de la Nación y expresó que allí “había buena predisposición para hacer estudios y continuar con el aeropuerto”. En cuanto a los intendentes, tanto oficialistas como opositores, dijo que “nos manifestamos en la misma línea”.


¿Supera la grieta El Palomar?
Intendentes PRO en el Aeropuerto El Palomar