Argentina
Jueves, 7 julio 2022
ASISTENCIA SOCIAL
22 de junio de 2022

Oficialistas y opositores unidos a favor de la “municipalización” de los planes

La vicepresidenta volvió a insistir con la descentralización de los planes sociales y se reunió con un jefe comunal bonaerense. Un líder de la oposición metió cuña y realizó una propuesta, con la que coincidieron los dos bandos.

Oficialistas y opositores unidos a favor de la “municipalización” de los planes - La Tecla

La polémica por los planes sociales fue desatada la semana pasada por el ministro de Desarrollo y Hábitat Territorial bonaerense, Andrés Larroque, al lanzar un canal para que beneficiarios denuncien a los ‘punteros’ que retengan parte de sus fondos; y profundizada este lunes por Cristina Fernández de Kirchner.

En un acto realizado este lunes en la CTA (Central de Trabajadores Argentinos), la mandataria posó el ojo sobre los beneficios al considerar que "no tendría que haber tantos en un contexto como el que estamos viviendo. El peronismo es laburo, no depender de un dirigente barrial que me de el alta y la baja".

Así, terminaron de estallar los desacuerdos internos en la coalición gobernante: referentes de diversos movimientos sociales la acusaron de hacer “campaña antipiquetera” y de “estigmatizar” las organizaciones.

En este marco, el jefe comunal de Lanús y referente del PRO propuso que se “municipalice” la gestión de los planes sociales, con el objetivo de “tener más control”.

En el comunicado que publicó en sus redes, Grindetti sostuvo que hay que “descentralizar la administración de la asistencia social en los gobiernos locales y poner el foco en los oficios como salida virtuosa” para “eliminar la intermediación y que el plan social llegue de manera directa al vecino que lo necesita”.

Sorpresivamente, la iniciativa fue apoyada por figuras como el ministro bonaerense Martín Insaurralde y el intendente pehuajense Pablo Zurro.
 

El intendente de Lomas de Zamora (en uso de licencia) aseguró esta mañana que la vicepresidenta "habla de cara a la sociedad con la espalda de una responsabilidad colectiva" y sostuvo que "los programas sociales deben tener una contraprestación controlada por el Estado y el primer mostrador del Estado son los Municipios”.

En la misma línea opinó Zurro, quien le acercó esta tarde a la dirigente una propuesta para transformar los planes sociales en ese municipio en trabajo. En este sentido, quienes reciban el programa Potenciar Trabajo deberán "trabajar 20 horas semanales en su barrio" a cambio de un "plus municipal" y de una cobertura médica.

"Nadie puede pasar de la pobreza estructural y de no tener trabajo a obtener un empleo pleno, no están dadas las circunstancias", dijo a Télam el intendente.

Zurro explicó que en Pehuajó hay "334 planes" de distintos movimientos sociales a través del programa Potenciar Trabajo, a quienes les ofrecerá "una inserción desde el trabajo".

"Tienen que trabajar 20 horas en su barrio, en carpinterías, arreglar una calesita, cortar el pasto", detalló el intendente.

"Estamos ofreciendo un plus municipal para todos aquellos que cumplan un trabajo y una obra social que debe ser el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA)", agregó sobre el programa que complementará al actual Potenciar Trabajo.

El intendente resaltó que es el Ministerio de Desarrollo Social el que tendrá que determinar "cuántas de estas personas quieren aceptar esto" y subrayó que el objetivo es "incorporarlos" a la sociedad y que "trabajen".

"Estaríamos hablando de un camino diferente a toda esa gente que hoy está muy vapuleada", dijo.

Y afirmó: "Me interesa que tengan un lugar valorado por los demás".

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy en el Senado al intendente, quien le acercó su propuesta.

"Con Pablo Zurro, intendente de Pehuajó, que me acercó una propuesta para transformar los planes sociales que hay en esa ciudad en trabajo", publicó la vicepresidenta en su cuenta de Twitter, donde acompañó el texto con una foto del encuentro.

Si bien hubo descontento por parte de ciertos legisladores bonaerenses, como Patricia Cubría, el debate por el asistencialismo ya se adentró en las filas oficialistas y parece no tener vuelta atrás.