Argentina
Jueves, 6 octubre 2022
INFORMACIóN OFICIAL
17 de julio de 2022

La incomunicación de la comunicación

La crisis política, social y económica dejó al descubierto los problemas comunicacionales del gobierno y sus principales actores políticos. Cuáles son sus principales falencias. Quiénes manejan mejor las herramientas de la información. El análisis de analistas y especialistas

Por Juan Pablo Carvajal

La crisis política que atraviesa el gobierno se ha expandido a todas las áreas, siendo la economía una de las más afectadas. En este escenario de conflictos, la comunicación gubernamental pasó a ser uno de los aspectos de mayor debilidad del Frente de Todos y es en este aspecto donde se ha evidenciado la fragilidad de la actual gestión.

En este sentido, las contradicciones y mensajes incongruentes con la realidad del presidente Alberto Fernández y sus principales funcionarios ponen en evidencia los problemas comunicacionales del gobierno, quedando expuesta la falta de autoridad y credibilidad por parte de la sociedad en su conjunto.

La feroz interna o los encendidos debates que atraviesa el Frente de Todos, ya son imposibles de disimular. Por más que la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, afirme que "hay una sensación de calma, de serenidad", los hechos y declaraciones por parte de los principales actores de la alianza de gobierno demuestran lo contrario.

Los cuestionamientos por parte de la vicepresidenta a la gestión del presidente Alberto Fernández son moneda corriente, siendo la titular del Senado la más ferviente crítica de las políticas que salen desde Balcarce 50.  En más de una oportunidad Cristina Kirchner arremetió contra los miembros del gabinete presidencial y su frase de “funcionarios que no funcionan” fue la punta de lanza para la depuración de quienes rodeaban al mandatario nacional hasta la actualidad. Tal es así que durante un encendido discurso contra las políticas del entonces ministro de economía Martín Guzmán provocó la renuncia del funcionario profundizando la suba de precios, el aumento del dólar y otras variables de la micro y macroeconomía.

La incomunicación de la comunicación

Sin embargo no todos los embates llegan desde los principales detractores del gobierno nacional. Sobre este punto el analista y consulto Hugo Haime, señaló a La Tecla que "el gobierno y la coalición tiene un problema de crisis política y de credibilidad, entonces todo lo que sea comunicación en sí mismo pierde valor y pierde sentido” (ver cuadro).

En su política comunicativa, la gestión de Alberto Fernández hace agua y las declaraciones del presidente han dado varias líneas de análisis respecto a las contradicciones con la realidad cotidiana que se vive en las calles. Si de finanzas se trata, la “crisis de crecimiento” no alcanzó para convencer a la opinión pública y mucho menos a los mercados de la falta de dólares que día tras día no encuentra un freno a la suba de cotización en sus diferentes variables, que sumado a la desconfianza generalizada impacta de lleno en la suba de precios. 

Por otra parte los aspectos de la comunicación no verbal también exponen las discrepancias respecto de lo que se dice con lo que se muestra. En este punto, la flamante ministra de economía Silvina Batakis quedó bajo la lupa de diferentes analistas al comunicar las medidas de su gestión cruzada de brazos.

La incomunicación de la comunicación

En este escenario, La Tecla consultó a analistas políticos y especialistas en comunicación no verbal para conocer cómo comunican los principales actores de la política, donde están sus principales falencias y quienes son los mejor preparados al momento de hacerlo.  


CARLOS GERMANO (CONSULTOR Y ANALISTA POLÍTICO)
“La comunicación es para salir del paso sin encarar claramente los temas centrales”


En diálogo con La Tecla, el analista político, Carlos Germano señaló que “hay una falta de liderazgo del presidente (Alberto Fernández) y eso hace difícil la situación que se está atravesando económicamente. En este sentido, la comunicación es para salir del paso sin encarar claramente los temas centrales y está puesta en la vocera Gabriela Cerruti y algunas apariciones de Aníbal Fernández. Hay muy poca claridad en la comunicación; se basa en el pasado, en una pelea histórica con medios de comunicación, Mauricio Macri y no se le está hablando a la sociedad con claridad sobre el lugar donde estamos parados”.

En este sentido agregó: “Es muy difícil generar una comunicación directa con un presidente que cada vez le cuesta más y se está tratando de levantar el perfil del mandatario cuando el problema central es otro, y en eso se nota mucho la falta de liderazgo. Hoy solamente dos de cada diez personas consideran que el presidente está en el centro del escenario y liderando la situación, el resto cree que es la vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner), la que toma las decisiones”. Asimismo agregó: “En sistemas como los nuestros es imposible generar una comunicación clara, concreta y que llegue a una sociedad que está reclamando otras cosas”.

La incomunicación de la comunicación

Respecto a los fallos de la comunicación, el analista señaló: "Aquí el fallo es en la política, no hay claridad. A partir de ahí se está tratando de cubrir con una comunicación que pone la pelota fuera de su terreno, como los medios de comunicación o el macrismo como responsable de todo y en este sentido falla el eje político. Lo que está saliendo es la crisis que está atravesando el Frente de Todos y es muy difícil encarar las políticas que se están necesitando".

FRANCO PISSO (ABOGADO Y PROFESOR DE ORATORIA)
“Creo que la estrategia es no comunicar".


El youtuber, abogado y profesor de oratoria Franco Pisso dialogó con La Tecla y analizó: "Hay un problema de comunicación tanto interna como externa, desde el punto de vista que la vocera del presidente sale a decir algo y luego el mismo gobierno la desmiente, se puede ver la desprolijidad".

En este sentido el además analista en comunicación no verbal expresó que "se ve mucho la cuestión que durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner era la presidenta quien salía a hablar y hacia esa comunicación directa, ahora esa cuestión se perdió y no sabe porqué. Esta ausencia de información y de efectividad al momento de contar y narrar lo que ellos quieren se está viendo muy viciada desde el punto de vista que dejan mucho a la imaginación del pueblo sobre lo que está pasando y eso. Creo que la estrategia es no comunicar".

Sobre los beneficios o perjuicios de esta estrategia, Pisso respondió que "eso no beneficia nunca, porque, por ejemplo, cuando se necesita seguridad en la parte financiera para estabilizar los mercados es necesario algo concreto, algo centrado y estructuralmente fuerte, que nadie diga nada es seguir en lo mismo. No hay una comunicación del parte del presidente, porque se lo puede ver entregando viviendas, pero todavía no habló de la renuncia de Martín Guzmán, o que el ministro haya renunciado mientras Cristina estaba hablando es un tema de desprolijidad que desde mi criterio no favorece".

La incomunicación de la comunicación

En referencia la cuestión no verbal, el analista señaló: "La oposición tiene una comunicación no verbal desde, por ejemplo, la forma de vestirse; en el oficialismo no está presente de manera previa. Luego hay algunos mejores o peores y desde la comunicación política hay algunos con más eficacia y otros con menos, pero no hay una linealidad y eso está perdido en el gobierno”. Además agregó: “Ahora no hay un orden desde el punto de vista comunicacional, si no se tienen la cosas estipuladas, quedan forzadas y eso le pasa al presidente cuando sale a hablar, que quiere mostrar tranquilidad utilizando guión o telepromter, y cuando no lo hace las cosas se le complican y opuesto a eso está Cristina que habla sin un papel y ahí se nota que hay un quiebre".

"Con la ministra Silvina Batakis vimos una situación producto del cansancio y del estrés que provoca el hecho y se lo vio al presidente físicamente deteriorado. Esas son cosas que marcan un estilo y pudo notarse en las personas presentes en la asunción de la funcionaria, donde no estaba la vicepresidente y eso tiene un poder comunicacional importante" destacó.

La incomunicación de la comunicación

Respecto a los funcionarios del gobierno puntualizó que "las dos personas que veo mejor preparadas desde lo comunicacional y alejándome del punto de vista ideológico son Cristina y Sergio Massa. Parece que son quienes le dan más importancia a lo que se está mostrando, cuándo y cómo. Los dos usan los silencios muy bien y eso enfatiza el mensaje".

Al analizar la figura del gobernador bonaerense Axel Kicillof, Pisso comentó: "Tiene una comunicación bastante simple de la imagen que quiere mostrar y no sé si es la que pretende el pueblo de la provincia, creo que ese pueblo requería algo más paternalista, además cuando habla tiene algunos errores notorios como confundirse palabras o conjugar mal verbos. Él tiene esas cosas, pero prefiero que se equivoque en la conjugación antes que un discurso como lo hace el presidente en la actualidad".  

La incomunicación de la comunicación

HUGO HAIME (CONSULTOR Y ANALISTA POLÍTICO) 
“El gobierno tiene un problema político y de confianza de la población en la palabra”


El consultor y analista político, Hugo Haime dialogó con La Tecla y afirmó que "el gobierno tiene un problema de credibilidad diga lo que diga. Dicen que la inflación va a bajar, pero sube; dicen que hay dólares pero aumenta su cotización; dicen que Alberto y Cristina están de acuerdo, pero en la realidad no; la comunicación no va poder resolver lo político". 

En esta misma línea afirmó que "el gobierno y la coalición tiene un problema de crisis política y de credibilidad, entonces todo lo que sea comunicación en sí mismo pierde valor y pierde sentido. Quién escucha lo que dice Alberto, Cerruti o algún ministro, lo que queda claro es un proceso de desvalorización general". 

La incomunicación de la comunicación

Respecto a las contradicciones en los mensajes oficiales, el analista señaló: "El gobierno tiene un problema político y de confianza de la población en la palabra y en la gestión; y hasta que no lo solucione no va a haber comunicación que lo pueda resolver. Además las distintas partes de la coalición tienen pensamientos distintos y eso conspira contra lo que puedan decir".

HUGO LESCANO (DIRECTOR DEL LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN EN COMUNICACIÓN NO VERBAL - CONSULTOR)
“No se tiene en cuenta quienes están escuchando”


Hugo Lescano dirige el Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal y del Centro Certificador de Coaching Dialéctico con sede en Buenos Aires. Es consultor externo de la OEA en Comunicación No Verbal y Negociación. En diálogo con La Tecla analizó los aspectos comunicacionales del gobierno y destacó: “En el caso de Argentina y de otros proyectos progresistas como Lula en Brasil; Evo Morales en Bolivia o en su momento Rafael Correa en Ecuador; suelen  desconfiar de las estrategias comunicacionales por considerarlas un marketing político exagerado y hablan de maquillaje. Es cierto que gobiernos liberales suelen maquillar su mensaje para considerar que es ventajoso su proyecto, pero los gobiernos populares desconfían de esas estrategias porque las usan sus adversarios, pero podrían ponerse al servicio de cualquier proyecto y en Argentina ese es un problema porque no confían en esos modelos”.

Sobre las principales falencias comunicacionales de la actual gestión, el analista político explicó que “este gobierno que tiene algunas similitudes con el primer y segundo gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner) que tuvieron una comunicación más potente, pero defectuosa, porque muchas cosas, sean pocas o muchas, la gente no se entera”. Ademàs agregó que “hay aspectos de la comunicación humana que no se aplican” y ejemplificó con el caso de la flamante ministra de economía Silvina Batakis “con sus brazos cruzados o cierta distancia  de las demás personas que la acompañaban y no hay un entrenamiento para enlazar con las emociones positivas con lo que se va a decir y la persona trasmita confianza”.

En esta misma línea explicó que “una de las falencias en la comunicación es que no se tiene en cuenta quienes están escuchando. Hay que trabajar sobre los discursos para que sean más amigables y en todo caso puedan llegar con los mismos códigos que la gente maneja”. Sobre este punto, el especialista recomendó que “se debería trabajar el aspecto emocional de los ministros para que no lleguen con temor a los anuncios”.

Respecto a los funcionarios que mejor se desenvuelven en la comunicación no verbal como así también quiénes tienen más dificultades, Lescano advirtió que “todos y los mejores comunicadores necesitan trabajar y entrenarse a sí mismos en la comunicación. Los funcionarios que no se entrenan son irresponsables porque la comunicación humana es una de las herramientas que tiene un político para generar consensos”.

La incomunicación de la comunicación

En esta línea señaló que “Cristina (Fernández de Kirchner) tiene una gran ventaja porque tiene carisma y desde la comunicación no verbal es la capacidad de decir algo alineando ese discurso con el corporal. Para que eso suceda se tienen que alinear las emociones, sino la gente no lo cree y eso hace ruido.

“Cristina tiene la ventaja que dice lo que siente, dice lo que expresa, esta convencida está bien o mal, es sincera y los que la aman es por eso, lo mismo que quienes la odian, no tiene filtro, no obstante, ella también necesita capacitación, pero es una de las que mejor maneja el discurso verbal y corporal, lo mismo que Axel Kicillof que no simula su discurso.  Hay otros funcionarios como Wado de Pedro, que pese a sus dificultades en el habla se desenvuelve muy bien  y con un gran poder de persuasión. Después está muy lejos el presidente de la Nación, que tiene a su favor haber sido docente y eso le da cierta capacidad y manejo del público aunque sigue utilizando códigos académicos y no políticos y en el caso de la política se necesitan usar los códigos propios” concluyó.  

SERGIO RULICKI (DOCTOR EN CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL)
“La teoría imperante conduce a afirmar que el presidente está vacío de poder”

El Doctor en Ciencias de la Comunicación Social y especialista en comunicación no verbal, Sergio Rulicki dialogó con La Tecla y analizo los aspectos comunicativos de los principales actores de la política. Al respecto señaló: "En lo que llamamos democracia el liderazgo es extraño en este momento y me refiero a los estilos de comunicación, porque se han compartido de manera bastante homogénea los principios del media training, de manera que casi todo político importante tiene entrenamiento, entonces va a reproducir a su manera una forma recomendable de manifestarse en público, en este caso nos importa las filtraciones, sin entrar en detalles, se ve a cara limpia la emoción, el estado emocional y el estado de ánimo en los principales actores del poder". 

En esta línea agregó: "El rostro del presidente es de angustia, pero los aspectos fisonómicos, como luce, como se ve la angustia en el rostro tiene que ver con arrugas en la frente, cejas que presentan una elevación en un extremo y un hundimiento en el centro,  eso que se ve es angustia y ha sido así todo el tiempo salvo algún intento de cuasi bravuconada que ha tenido en esos despliegues de autoridad y autoafirmación. La teoría imperante conduce a afirmar que está vacío de poder, de modo que las autoafirmaciones exageradas, rimbombantes o excesivas son precisamente de que se siente todo lo contrario a eso que intenta mostrar como sucedió con (Fernando) De la Rúa golpeando la mesa".

"Otro de los actores es Sergio Massa, que es el cambio constante. Es la permanencia en el cambio como decía Heráclito, es el que se adapta y le ha pasado varias veces estar arriba o abajo y no va a cambiar su manera de comportarse ni lo que va a expresar, porque tiene su agenda y su estilo esta ligado a mostrar como él se siente que va. Su expresión está ligada a cómo lo afecta el contexto. Mantiene un estilo amiguero, abierto a dialogar con todos y no es dominante agresivo. No da señales externas como lo hace Cristina Fernández de Kirchner".