Argentina
Martes, 9 agosto 2022
POLITICA PLATENSE
20 de julio de 2022

Los Socialistas se desangran con una llamativa carencia de identidad

El espacio busca recuperarse después de haber perdido parte de su identidad y de credibilidad frente a sus seguidores, al vaivén de distintas alianzas. Cómo es el presente del socialismo platense y hacia dónde va.

Por Walter Casamayou
Los Socialistas se desangran con una llamativa carencia de identidad - La Tecla
Los Socialistas se desangran con una llamativa carencia de identidad - La Tecla

El partido Socialista platense, algo que se repite a nivel nacional y provincial, es hoy una clara muestra de lo que provoca un espacio que ha perdido su identidad y, lo más grave, su credibilidad ante sus adeptos.

Esta última década ha crecido la pérdida de su volumen político y aún parece no haber llegado a su piso en nuestra ciudad, con militantes que se van desperdigando en otros espacios, cuya ideología no sufre tantos desniveles, y otros que buscan volver a sus orígenes.
Una situación que se refleja, de alguna manera, con lo que se vive a nivel nacional en la propia provincia de Santa Fe, cuna del socialismo tras la pérdida de sus referentes más importantes: Hermes Binner y Miguel Lifschitz.

De un lado y el otro de la grieta

En La Plata, el último gran momento del partido Socialista fue coincidente con la elección del 2011 en la cual Binner, encabezando el Frente Amplio Progresista, resultó segundo con el 17% de los votos. Fue en esa elección que el referente platense Emiliano Fernández logró ingresar en el Concejo Deliberante por última vez representando una lista de ese armado progresista. 

Sin embargo la falta de continuidad del Frente Progresista y la creciente polarización en dos grandes frentes políticos afectó de manera profunda el socialismo de la ciudad.
Con la  conducción de Emiliano Fernández a partir de 2016 – según afirman los propios militantes del partido-  la consigna ha sido la de aplicar un pragmatismo muy flexible, generando la participación en armados diferentes en cada oportunidad desde aquel entonces y hasta la actualidad.

En 2015  el socialismo platense se encolumnó detrás de la candidatura presidencial de Stolbizer en el último intento progresista y ya en el 2017 jugó por afuera de la orgánica, apoyando el acuerdo Massa-Stolbizer, contrariando el armado oficial del PS bonaerense; y en el 2019 aceptaron la decisión orgánica del partido y apoyaron la candidatura presidencial de Lavagna.

Finalmente, en la última elección, Emiliano Fernández fue elegido Secretario General de la provincia, representando la lista del sector Pluralismo Federal que también triunfó en La Plata para, de la mano del líder nacional Roy Cortina, sumar al socialismo a las listas de Juntos por el Cambio dentro del armado de Diego Santilli. 

Las señales del oficialismo platense indican que en 2023 seguirán jugando dentro del armado de Juntos.

Del otro lado de la grieta se encuentra un pequeño grupo de afiliados organizados en la última interna por la ex diputada Gabriela Troiano, que participaron dentro de la agrupación nacional Convergencia Socialista. 

Esta agrupación liderada a nivel nacional por Eduardo Di Pollina,   considera que frente al bifrentismo existente el partido Socialista debe alinearse apoyando al Frente de Todos. Desde la interna no se verifican actividades de este grupo que parece representar una postura minoritaria dentro del socialismo platense.

Volver a los orígenes

Frente a estas dos expresiones que toman referencias en la polaridad existente, ha surgido una nueva línea interna provincial, el Frente Amplio Socialista, que  plantea la renovación del partido Socialista  y la independencia frente a la polarización existente de los dos grandes frentes. 

Los Socialistas se desangran con una llamativa carencia de identidad

Este armado que es liderado por el economista platense Alexis Dritsos, tiene una estructura propia en la ciudad de La Plata que apunta a construir una opción interna local que represente el posicionamiento histórico del Socialismo como fuerza representativa del progresismo local. 

La referencia ineludible de este sector es la figura de Hermes Binner, quien en su trayectoria supo construir una alternativa progresista independiente que le permitió gobernar en Rosario primero y luego en la Provincia de Santa Fe, desafiando la lógica de la polaridad que plantean algunos en el partido.

El Socialismo local ha sufrido la dispersión de muchos afiliados provocada por la persistente polarización, pero también como producto de los armados electorales cambiantes y poco consistentes con la línea ideológica histórica del partido que se viene observando en los últimos años.

El futuro del partido Socialista local dependerá de la manera en que resuelve su evidente crisis de identidad: o se diluye dentro de los armados de los frentes predominantes o se decide a reconstruir un espacio real representativo de la socialdemocracia y el progresismo.