Argentina
Domingo, 25 septiembre 2022
MIRADAS
29 de julio de 2022

Un superministro y el impacto en el cotidiano de la política bonaerense

El desembarco de Sergio Massa en el Ejecutivo, con los consecuentes cambios en las estructuras ministeriales significó un cimbronazo en la convulsionada política argentina, donde los asuntos y miradas provinciales no quedaron afuera

Un superministro y el impacto en el cotidiano de la política bonaerense - La Tecla

Los alfiles del tigrense aplaudieron su llegada al gabinete nacional, sin embargo otras voces también le dieron la bienvenida. Así se manifestó el jefe de gabinete provincial, Martín Insaurralde, quien le dio el recibimiento: "La incorporación de Sergio Massa al gobierno nacional sumará experiencia de gestión, vocación de diálogo y capacidad política, valores necesarios en momentos complejos como el actual, en los que necesitamos reencauzar la reconstrucción nacional". 

Sin embargo, un sector opositor se mantiene crítico a los cambios realizados. De esta manera se expresó la diputada Provincial de la UCR en y Convencional Nacional, Alejandra Lorden que sin titubeos manifestó: "Como oposición, no podemos invertir tiempo de más en comentar el circo del gabinete. Está claro que Alberto Fernández es un presidente decorativo, que Cristina quiere (y no puede) despegar al kirchnerismo de la crisis, y que Massa se juega su ambición para 2023".

Por otra parte, en diálogo con LaTecla.Info, el consultor y analista político, Anibal Urios señaló: "A Massa no le hace bien quedarse en la Cámara de Diputados y pasar sin pena ni gloria, me parece que tiene una posibilidad de demostrar que puede llegar a gobernar".

Con respecto a la reacción de los mercados y las principales variables económicas, el analista señaló: "Ya pasó esto cuando el expresidente (Fernando) De la Rúa le dio los mismos poderes a (Domingo) Cavallo y hubo un veranito, pero la economía no se va a acomodar con cambios de nombres. Me parece que hay una cuestión de ideas y coyuntura; si podrá calmar los mercados y generar confianza de acuerdo a las medidas que vaya tomando".

En esta línea sostuvo: "Es claro que la economía no está pasando por un buen momento y se tarda en salir, pero hay que tener un buen plan y quizás lo tengan, pero es una jugada arriesgada que tiene que ver con un tablero político. Me parece que los principales referentes del Frente de Todos se están jugando la continuidad, Cristina quedando despegada y Massa involucrándose un poco más; el que está terminado es Alberto".

En referencia al impacto en tierras bonaerenses, Urios consideró: "Axel Kicillof o se va pegar al kirchnerismo para no quedar pegado o va a tener buenas migas con Massa, eso es una decisión que va a tener que tomar, pero eso se va a ver en alguna manifestación política del gobernador que no viene hablando mucho".

Respecto a la imagen del próximo superministro, Urios señaló que "cada vez que lo medíamos a Massa no tenía buena imagen y la intención de voto es muy baja, aunque no tiene una negativa tan baja como Alberto o Cristina, pero es alta. La gente no lo tenía en el radar, pero hay que ver como cambia con este rol. No cambia la percepción de una semana para la otra, pero hay expectativa sobre si puede hacer algo, aunque la gente no espera un salvador".