Argentina
Martes, 9 agosto 2022
ASí, NO
2 de agosto de 2022

Rompe paga: intendente PRO exige que gremios abonen los destrozos en la Municipalidad

El jefe comunal "amarillo" exigió que abonen los $ 710.000 por los daños durante una movilización a la sede comunal. Se lo pidió el jefe de Gabinete a los representantes sindicales.

Rompe paga: intendente PRO exige que gremios abonen los destrozos en la Municipalidad - La Tecla

Una movilización realizada por trabajadores municipales a la Municipalidad de Lanús terminó en incidentes, que incluyeron la rotura del portón de ingreso y de algunos vidrios del hall.

Luego de los destrozos, el intendente Néstor Grindetti (PRO) condenó los hechos, recibiendo la solidaridad de dirigentes de la alianza opositora y de muchos de sus pares.
Además, el alcalde de Juntos anunció que había iniciado acciones legales, algo que se concretó horas después, refiriendo que ese día se vieron las dos caras de la moneda.

“Por un lado, cientos de trabajadores municipales brindando servicios a nuestra comunidad. Lo que vinimos a hacer desde el primer día que asumimos en 2015; por el otro, un grupo de inadaptados que el único propósito que tienen no es discutir paritarias si no, romper todo y joderle la vida a los demás. Una metodología violenta y vetusta", sostuvo.

Además de la condena, Grindetti les pasó la factura por los destrozos a los dirigentes gremiales, en una reunión que mantuvo el jefe de Gabinete, Diego Kravetz, con los representantes sindicales del STML y el SEMLA.

"Los vecinos de Lanús no tienen por qué pagar los destrozos que un grupo de inadaptados y violentos realizaron en el municipio con el supuesto motivo de una protesta, que el gremio de ATE se haga cargo, el que rompe paga así de fácil", expresó Grindetti.

"Nosotros siempre estamos abiertos al diálogo y desde ese lugar se han logrado muchos beneficios para los trabajadores municipales, por eso estamos convocando a una nueva reunión con los gremios que tienen representación en Lanús para analizar la situación", agregó al jefe comunal “amarillo”.

En esa línea, en las redes sociales y acompañando con imágenes del edificio en la que se ven vidrios rotos y personas con pecheras de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), agregó: "A mí no me van a mover un centímetro de esta manera. Podemos dialogar todo lo que haga falta, pero no se olviden que estoy acá para que los vecinos de Lanús reciban un servicio acorde al que merecen. A mí no me van a llevar a las patadas".

Los trabajadores municipales se movilizaron el pasado viernes en reclamo del reintegro del descuento de un día de paro.