Argentina
Viernes, 19 agosto 2022
LA TECLA PATAGONIA
5 de agosto de 2022

El gobierno nacional daría marcha atrás con la declaración de “Sitio sagrado mapuche” al Volcán Lanín

Luego de haber sido rechazada por el gobernador Gutiérrez, se derogaría la resolución impulsada por la dirección de Parque Nacionales del Ministerio de Ambiente que declaraba “sitio sagrado mapuche” al volcán Lanín.

El gobierno nacional daría marcha atrás con la declaración de “Sitio sagrado mapuche” al Volcán Lanín - La Tecla
El gobierno nacional daría marcha atrás con la declaración de “Sitio sagrado mapuche” al Volcán Lanín - La Tecla

En medio de una fuerte polémica, el Gobierno nacional daría marcha atrás y derogaría la decisión que declaró sitio sagrado mapuche al volcán Lanín. Tal como informó La Tecla Patagonia, la medida había sido muy rechazada principalmente por parte del gobernador de la provincia de Neuquén, Omar Gutiérrez, quien señaló como “un acto ilegal” la determinación del gobierno nacional por tratarse de un territorio provincial y había anunciado que tomaría medidas legales.
 
Recientemente, fuentes oficiales indicaron que la administración de Parques Nacionales dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, como impulsora de la resolución que pretendía declarar como sitio sagrado al Volcán Lanín, convocará a una “mesa de diálogo participativo” a la provincia de Neuquén y a las comunidades originarias.
 
Este miércoles se había publicado en el boletín una resolución de Parques Nacionales donde proponía un manejo intercultural del área, allí declaraba al volcán Lanín como “sitio sagrado mapuche”. Se trataba de un reclamo de vieja data por las comunidades de la región, sin embargo para el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, se trata de una intromisión del gobierno nacional en la autonomía provincial que calificó como “un acto ilegítimo e ilegal”.
 
Cabe señalar que Gutiérrez había estado el lunes reciente en una reunión con el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandie, en Buenos Aires, donde ratificaron el plan estratégico de Bosque Nativo provincial y el Fondo Verde, dos convenios para la recuperación y “conservación del bosque autóctono”. Por lo que se comprende que tienen un buen vínculo de trabajo y esta situación había alterado dicho diálogo.
 
Para Gutiérrez la decisión inconsulta de Parques Nacionales implicaba “un atropello a las autonomías provinciales” y “un acto más de centralismo, una intromisión”, por lo que había anunciado evaluar que la provincia iniciara acciones legales. El gobernador indicó: “Parques Nacionales ha decidido el destino del volcán Lanín sin intervención de Neuquén pero debe entender que el dominio de los recursos es provincial”, y agregó que “la existencia de enclaves de nacionales como son los Parques Nacionales no autoriza a borrar la letra de la Constitución pisoteando las facultades constitucionales de las provincias”.
 
El gobernador había remarcado que “el Lanín es un símbolo de la identidad neuquina, es de todos los neuquinos y neuquinas. Forma parte de nuestra geografía e identidad cultural. Está en nuestro escudo provincial, himno provincial y nuestra bandera”. Por lo que “vamos a iniciar las acciones administrativas y legales correspondientes porque es un acto ilegítimo e ilegal”, insistió Gutiérrez, mientras compartió como experiencias de diálogo institucional el co-manejo de la Corporación Interestadual Pulmari y el reciente proceso de armado de la consulta previa, libre e informada con las comunidades.
 
El reclamo data de mucho tiempo, tal es así que en el año 2017 la Confederación Mapuche presentó un proyecto similar al aprobado recientemente a Parques Nacionales para que declare al volcán lugar sagrado, en aquel momento el gobernador ya había anticipado su rechazo por considerar que “no puede ni debe existir apropiación por parte de un sector de la sociedad, de una religión, creencia, costumbre o idiosincrasia”.
 
La declaración suponía un cambio en la relación que tienen los habitantes con el volcán, preveía “un mecanismo de trabajo conjunto con el Pueblo Mapuche para la elaboración de un Plan de Manejo del Sitio Natural Sagrado Volcán Lanín-Pijan Mawiza, en el que se definirán los criterios de uso y zonificación, las modalidades de manejo intercultural del sitio y la asignación de los recursos necesarios”.
 
Al convertirse en un sitio sagrado, el volcán tendría, según la norma que se anularía, un “especial significado espiritual” de acuerdo a la visión de los pueblos y comunidades, “donde el sentido de sacralidad se vincula a la vida, en cuanto a su origen, sostenimiento y continuidad, así como al territorio, enlazándose asimismo con los conocimientos y relaciones culturales de un pueblo ancestral o moderno con su entorno y su sentido de lugar”.
 
Gilberto Wilipan, werken de la Confederación Mapuche en Neuquén y miembro del Círculo de Autoridades Mapuches del Lanín, había señalado que la decisión incorporaba “a las comunidades que son parte del Lanín a apropiarse del espacio e involucrarse en la protección de su diversidad”. Señalan que buscan regular el uso del volcán para alejarse de la mirada “mercantilista” y los ingresos de turistas en forma masiva que, según su opinión, van deteriorando el entorno natural. Tras la declaración, si bien aclararon que no se avanzaría en prohibiciones, sí habían anticipado cambios en la regulación del acceso al lugar.