Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
NOTA DE TAPA
9 de agosto de 2022

Cómo decanta en la Provincia la llegada de Sergio Massa: A todo o nada

El golpe de timón del Frente de Todos colocó a Massa en el centro de la escena política y económica para intentar sacar a flote el barco. La bendición de Cristina, el acompañamiento de La Cámpora y el acuerdo con Kicillof. La moneda está en el aire

Por Andrés Sosa

En plena crisis, el Gobierno del Frente de Todos (FdT) intenta reciclarse para no caer en desgracia y -en tiempos donde los recursos escasean- apuesta  un pleno con sus últimas fichas. El arribo de Sergio Massa al Ministerio de Economía se cocinó en medio de negociaciones minuciosas y abre una nueva etapa, en la que la jugada realizada no da lugar a resultados grises. Por convicción o resignación, Cristina Fernández dio luz verde y el kirchnerismo se encolumnó. En territorio bonaerense, Axel Kicillof tejió una “alianza estratégica” con el tigrense y el massismo se ilusiona más que nunca.

El poder ganado por Massa, inversamente proporcional al perdido por Alberto Fernández, es el correlato de una serie de movimientos que se dieron con una administración nacional a la deriva y sin encontrar respuestas a los principales problemas que aquejan al país. Quizás la última alternativa para no caer al abismo a poco más de un año de las próximas elecciones presidenciales.

La bendición de la vicepresidenta también reside en que no ve otra opción que realizar una “cirugía mayor”. Del mismo modo dejaron trascendió que desde el kirchnerismo entienden que, tras la procrastinación del Presidente, la salida viable ahora es implementar un programa con rasgos parecidos  al que aplicó Jorge Remes Lenicov en 2002; lo que algunos llaman “plan de estabilización” o aquello que se conoce, lisa y llanamente, como ajuste.
 
Un camino doloroso y ya padecido por gran parte de la población, pero confían en que el extitular de la Cámara de Diputados de la Nación tiene el perfil para llevarlo a cabo. Incluso admiten que la pobreza aumentará y que luego será  cuestión de bancar la parada para cuando venga la recuperación. Una apuesta riesgosa. A todo o nada.

En caso de encauzar el barco, Massa sería el candidato natural del FdT en 2023 con Cristina en la boleta. Asimismo circulan versiones que advierten que La Cámpora lo entendería como un proceso lógico y no como “una traición al proyecto”. Otro espaldarazo que grafica la reconfiguración de las relaciones en el oficialismo.

En la provincia de Buenos Aires, algunas voces cuentan que Axel Kicillof selló una “alianza estratégica” con el líder del Frente Renovador (FR). Acá empalman dos puntos centrales: la intención reeleccionista del Gobernador y la falta de un nombre fuerte del massismo que pueda ser competitivo en el corto plazo. Por supuesto, desde ambos lados reiteran la “buena sintonía” que existe.

Un segundo escenario que se especula, en caso de que lo proyectado presente dificultades, es la idea de reflotar la chance de que el actual mandatario bonaerense sea la fi-gura elegida para pelear en Nación; planteo que en su momento fue resistido por el entorno de Kicillof.

Una tercera opción que da vueltas por varias cabezas es en un hipotético futuro desolador, en el que el plan no funcione y las consecuencias arrollen políticamente al Gobierno. En este caso asoma la posibilidad de una Asamblea Legislativa que designe a quien tome las riendas del país. Es que Cristina consideraría que no podría hacerse cargo en un contexto así, ya que sería contraproducente; por eso, las miradas irían hacia algún cacique peronista del interior con espalda suficiente.

Así, con este cuadro de situación, el tigrense pone toda la carne al asador, va por todo y con el riesgo de quedarse sin nada si el plan sale mal. En otras palabras, el asunto está en sus manos, ya que la vicepresidenta tiene la intención de “dejar hacer”. Incluso suma más poder a su equipo de gestión tras el ingreso de Flavia Royón a la Secretaría de Energía. Lo que le fue imposible a Martín Guzmán, lo logró en días. Las salidas de Darío Martínez y Federico Basualdo de un área estratégica controlada por el kirchnerismo es toda una señal de los tiempos que corren. Por eso, mientras la apuesta sube, el precio de la victoria -o de la derrota- es cada vez más alto para el exintendente de Tigre. “La gloria o Devoto”, dirían en el ambiente del fútbol.

Las cartas están sobre la mesa y en el mazo ya no hay más alternativas para contrarrestar otra mano mala. El kirchnerismo hizo a un lado a Alberto Fernández y le abrió las puertas a Sergio Massa, quien lo ve como una oportunidad para llegar al sillón de Rivadavia y saca a relucir también su poder territorial en la Provincia (ver recuadros). No hay términos medios, el futuro de Argentina -y del Frente de Todos- está en juego. 


Cómo decanta en la Provincia la llegada de Sergio Massa: A todo o nada


PABLO ROMÁ
“No es un plan que favorezca a los sectores populares”

Pablo Romá, analista de Circuitos Consultores, dijo que “el anuncio de Massa como ministro de Eco-nomía generó confianza en el círculo rojo. Hay cierta continuidad de lo que venían haciendo Guzmán y Batakis. El hecho de cumplir la pauta del 2,5% del déficit fiscal y la profundización de la segmentación de tarifas es lo que sigue. Lo distinto es que hay un acuerdo con el sector del empresariado”.

Añadió que “la idea de no devaluar tiene su significación, pero no es un plan que fa-vorezca a los sectores populares”, y dijo que “no está garantizado que las tarifas y la inflación vayan de la mano; eso puede ser una situación compleja si no se resuelve”.

Asimismo sostuvo que “hay realineamiento en el Frente de Todos. La designación de Massa no podía darse sin un acuerdo político profundo con el kirchnerismo y Cristina Fernández”.
Señaló además que “la idea del albertismo quedó mucho más corrida del Gobierno de lo que ya estaba. El planteo de un antikirchnerismo dentro del FdT quedó muy debilitado”.

En cuanto al impacto en la provincia de Buenos Aires consideró que “tiene un punto importante en todo eso. Hay un alineamiento político que se ex-presa. El Conurbano es un sector central, y gran parte de todo este movimiento político tiene que ver con tratar de contener ese descontento social”.

También expresó Romá que “habrá que ver cómo se implementan las medidas y qué nivel de éxito tienen. Quien logre acomodar esta situación de crisis va a tener posibilidad para 2023”.
Por último, sobre la oposición, dijo: “Está un poco condicionada y expectante ante la crisis del FdT. Está sin la responsabilidad de dar soluciones, cuando la oposición de hoy es parte del problema”.


Cómo decanta en la Provincia la llegada de Sergio Massa: A todo o nada



NACIÓN Y PROVINCIA
El despliegue en los poderes ejecutivos

Entre los lugares con los que cuenta el Frente Renovador en el Poder Ejecutivo Nacional se 
encuentran: Ministerio de Transporte (Alexis Guerrera); Presidencia de AySA (Malena Galmarini); Presidencia del Enacom (Claudio Ambrosini); Presidencia de Trenes Argentinos Operaciones e Inf. (Martín Marinucci); Dirección Ejecutiva de la CNRT (José Arteaga); Sec. de Abordaje Integral del Ministerio de Desarrollo Social (Micaela Ferarro Medina); Sec. de Producción (José Ignacio de Mendiguren); Sec. de Agricultura (Juan José Bahillo); Sec. de Comercio (Matías Tombolini); Aduana (Guillermo Michel). También Juan Manuel Cheppi (Secretario General de la Cámara de Diputados); Eduardo Cergnul (Secretario parlamentario de la Cámara de Diputados); Raúl Pérez (Jefe de Gabinete de la Presidencia de la Cámara de Diputados) y Ariel Ciano (Director  de Desarrollo Turístico de AA).
 
Asimismo, en Transporte, la mayoría de las subsecretarías están ocupadas por massistas (Micaela Morán, Diego Giuliano, Marcelo Torres y Carlos Vittor). 

En la PBA, Ministerio  de Transporte (Jorge D’Onofrio), Aubasa (Ricardo Lissalde) y Dirección del Bapro (Sebastián Galmarini), vicepresidencia de la Lotería de la Provincia (María Laura García), entre otros.


CONGRESO
Los nombres en la Cámara de Diputados

En la Cámara Baja de Nación, si bien tiene que afrontar lo que se viene sin su líder, Sergio Massa, el Frente Renovador pudo sostener la presidencia, al consensuar el nombramiento de Cecilia Moreau. Al respecto, ella manifestó: “Me genera una responsabilidad do-ble, no solo por el rol que me toca cumplir, sino porque, por primera vez, las mujeres hemos llegado a este lugar”.

Además, por la provincia de Buenos Aires, el massismo cuenta con los diputados Ramiro Gutiérrez, Carlos Selva, Daniel Arroyo, Jimena López, Marcela Passo, Mónica Litza y Alicia Aparicio.


JAVIER OSUNA
“Sergio nos da una oportunidad para reformular el Gobierno”

Javier Osuna, intendente de General Las Heras, expresó que “tenemos una gran expectativa. Siempre entendimos que la economía y todas las áreas claves del Gobierno se ordenan desde la política. Sergio puede sintetizar todo. Hay que ordenar las acciones que necesitamos en el país para salir adelante. Si eso ocurre, indefectiblemente, ayuda a la Provincia”.

Añadió: “No es momento para hablar de los distintos espacios que componen el Frente de Todos, tenemos que estar  unidos. El único adversario que tenemos es la realidad, la inflación y los problemas que la gente nos reclama solucionar; quien pretenda sacar  ventaja se equivoca”.

Asimismo, el alcalde dijo: “Hay gente en la oposición que seguramente estará acompañando, que prioriza intereses generales por sobre los personales, pero no podemos desconocer que habrá otros que pretendan mover la alfombra”.

Además, “el FdT se compone por distintos espacios, cada cual tiene uno o dos referentes de peso. Sergio es el más destacado del Frente Renovador y hoy le toca una tarea particular. Acá hay una chance verdadera de poder lograr resul-tados que la gente espera de nosotros”.
Agregó Osuna que “la presencia de Sergio nos da una oportunidad para  reformular el Gobierno”, y con respecto a la relación con Kicillof sostuvo que “viene bien, tratamos de ayudarnos”.


Cómo decanta en la Provincia la llegada de Sergio Massa: A todo o nada


DESDE LA OPOSICIÓN
“El Poder Ejecutivo entero tiene que ayudarlo en esta tarea”

El senador provincial de Juntos Joaquín de la Torre aseguró que “la situación que vive el país es muy compleja”, y agregó que “es necesario que el Gobierno construya confianza”. En cuanto a la orientación que tomará el Ejecutivo a nivel nacional tras el arribo de Sergio Massa, el legislador indicó que el flamante ministro de Economía “mencionó la palabra orden, que estaba en desuso y que en nuestro país se la entiende como ajuste”. 

No obstante sostuvo que “el Gobierno entero tiene que ayudarlo en esta tarea no poniéndole trabas”; y añadió que para esto “es preciso que los integrantes del Frente de Todos tiren para el mismo lado”.

Fuentes del PRO, en tanto, señalaron que el tigrense “tendrá poco tiempo y mucho por de-mostrar”, y que “es difícil que  se modifique el escenario electoral. De-penderá de los resultados que obtenga Massa”.

Indicaron además que “es real que es de los interlocutores que siempre estuvieron en diálogo con la oposición y busca destrabar problemas”.


CRISTINA ÁLVARES RODRÍGUEZ
El desafío en una “situación difícil”

En diálogo con La Tecla, la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez, manifestó que “Sergio Massa tiene experiencia de gestión y equipo. Asume en una situación difícil, pero creemos que tiene las capacidades como para resolver los problemas pendientes”.

Detalló que “es parte importante del Frente de Todos, presidió la Cámara de Diputados, donde tejió un diálogo fluido con la oposición en un contexto de emergencia”; y aseguró: “Confiamos en que en su gestión al frente del Ministerio de Economía va a impulsar las políticas que la Argentina necesita”.

A su vez la ministra expresó que “a pesar de la compleja situación que atraviesa el mundo tenemos los recursos para transformar este desafío en una gran oportunidad. Todos y todas tenemos que contribuir con responsabilidad para salir adelante”.

Por último indicó: “El objetivo es crecer con inclusión, con medidas orientadas a ordenar la economía, a controlar la inflación y a cuidar los ingresos de las y los trabajadores y las familias”.