Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
ENTREVISTA
18 de agosto de 2022

Eduardo Aparicio: “Falta para que vuelvan los visitantes”

El titular de la Aprevide anuncia cambios en la Ley del Deporte, con sanciones más duras. Las responsabilidades de cada actor involucrado y el proceso para que puedan confluir dos hinchadas en un mismo estadio

Por Hernán Sánchez

Eduardo Aparicio se hizo cargo de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide), y uno de los objetivos es modificar la actual Ley del Deporte de la Provincia, aprobada en el Gobierno de Daniel Scioli, del que formó parte como ministro de Desarrollo Social. El funcionario recibió a La Tecla en su despacho de la cartera de Seguridad y contó qué busca con los cambios en la normativa y hacia dónde apunta la política para prevenir los desmanes en las canchas. La necesidad de mejorar la tecnología en algunos estadios, la intención de que la venta de entradas sea nominal, el mandato del ministro Sergio Berni y la explicación de por qué en las condiciones actuales no están dadas las circunstancias para que haya público visitante. 

-¿Cómo empezó la tarea y con qué te encontraste cuando llegaste? 
-Yo ya estaba en el Ministerio de Seguridad, en la Subsecretaría de Articulación Institucional, donde teníamos contacto directo con el territorio, y ante la renuncia del responsable de Aprevide (Gustavo Gómez), Sergio (Berni) me pidió si me podía hacer cargo, y tomamos la responsabilidad con el equipo de la subsecretaría de llevar adelante esta dura misión. Si bien encontramos algo de desorden, nada grave que no podamos resolver, por eso estamos en una estrategia de ordenar y ponerle calidad a la gestión. Y la calidad número uno tiene que ser una modificación a la Ley de Violencia en el Deporte en la provincia de Buenos Aires, incorporar también de manera fuerte el tema de la Ley Micaela en el deporte. Si bien la ley ya está hay que reglamentarla y ponerla en práctica en todos los clubes, para el cuidado de las mujeres y de nuestras jóvenes, y trabajar articuladamente con todos los competentes. 

-¿Quiénes son los competentes?
 -Cuando digo competentes me refiero a la responsabilidad institucional que tiene cada club, la responsabilidad territorial que tienen los municipios y la responsabilidad de seguridad que es la del ministerio que lleva delante doctor Berni. 

-¿Qué cambios son los que se van a buscar en la ley? 
-Estamos trabajando con la Legislatura, tanto con la comisión de Deportes como con otras áreas que tengan que ver con la modificación. La ley quedó desactualizada y hay que ponerla acorde a las circunstancias. Las tecnologías guardan un papel importante para llevar adelante sanciones a aquellos que transgreden la norma. La responsabilidad institucional que tiene un club es importante y, por eso tiene que estar dentro de la ley, también; y después, todo lo que compete al Estado. Por ejemplo, hoy las entradas nominales tienen que estar a la vanguardia, queremos saber quiénes van a la cancha, quién va a un espectáculo público, y para eso hay que poner una norma. No podemos venderle a cualquiera una entrada, porque hemos encontrado personas que han sacado una entrada y tenían pedido de captura por asesinato. No puede ser que esa persona esté compartiendo la cancha con un ciudadano de bien. 

-¿Hay apoyo de los sectores involucrados en la idea de cambiar la norma? 
-Para seguir adelante y mejorar la agencia hablamos con los responsables directos. Uno es la Asociación de Fútbol Argentino. Nos reunimos con el presidente (Claudio) Tapia, hablamos con el ministro de Seguridad Nacional (Aníbal Fernández) y encontramos ganas de hacer y hacer juntos. También nos reunimos con el jefe de Gabinete de la Provincia, Martín Insaurralde, que está articulando con la Legislatura la modificación de la ley. 

-¿Para cuándo pensás que podrías contar con la nueva ley? 
-Me gustaría tenerla este año, para que después del mundial empecemos de cero. Siempre digo que al hombre lo marca la ley. Todo dentro de la ley y fuera de la ley, nada. 

-¿Hacia dónde apuntan esos cambios, a mayores sanciones para los clubes? 
-Mucha más firmeza y dejar delegadas bien las responsabilidades que les competen a cada uno cuando se toma la decisión de hacer un espectáculo deportivo. 

-¿Hasta dónde va la responsabilidad del club y hasta dónde la de la policía en un espectáculo deportivo? 
-La de la policía es velar por el cuidado de la de todos los ciudadanos en el tema de la seguridad; y la responsabilidad institucional que tiene un club es mucha y es grande, y hoy creo que no se está plasmando y no son claras las sanciones o el compromiso que tiene cada individuo. Ni tampoco las sanciones son demasiado rígidas. Me parece que hay que escuchar todas las voces, vamos a escuchar a la gente del deporte, llámese rugby, automovilismo, básquet, vóley o, sobre todo, el fútbol. Nosotros tenemos una cantidad importante de clubes en la Provincia, ligas del interior, cuerpo colegiado de árbitros, las categorías del ascenso, y hay una organización detrás de todo esto.

-¿Qué tiene que quedar cuando terminés la gestión? 
-Una ley que ordene fuertemente y que sea contundente para que aquel que va a la cancha tenga la confianza de ir seguro. Eso es clave para que la familia vuelva a estos espectáculos. El gobernador Axel Kicillof piensa en la gente, y, a través de la política, a través de las cámaras legislativas, esto debe tomarse así. Hay que dejar una ley fuerte, contundente, para que quienes hacen las cosas bien tengan sus mejoras y los que salen de la ley tengan sus penas. 

-¿Qué objetivos te pidió el ministro cuando te ofreció el cargo? 
-Todo dentro de la ley, nada fuera de la ley. 

-¿Ves a los visitantes dentro de las canchas de nuevo? 
-No en esta etapa. Hay una cuestión de arraigo en lo que significan los colores que representa cada equipo, y se demuestra en un torneo como la Copa Argentina, donde se juega en canchas neutrales y pueden disfrutar las dos tribunas, pero falta mucho para que vuelva el fútbol visitante a las canchas (en el torneo regular). También la ley es clave para dar el primer paso. 

-¿Ese arraigo o pertenencia incide tanto en los incidentes? 
-Sí. Porque cuando recibe en su estadio, el resultado también hace a la situación. Si el equipo jugó bien o mal, la templanza que tiene cada uno la expresa en ese momento y después se la termina agarrando con el visitante que ganó. Es una cuestión cultural. Hay que trabajar mucho con las hinchadas. A mí no me gusta decir barrabrava, me parece que queda muy vulgar; yo digo que son hinchas, simpatizantes. 

-¿Van a hacer algo para el ordenamiento jurídico de los clubes, sobre todo en las categorías menores? 
-Bueno, el caso más reciente, que lamentablemente se llevó la vida de un joven lujanense, encontramos que el club Alem no tenía personería jurídica. Ahí también estamos elaborando una estrategia para ver de qué manera todos los clubes tienen su personería y tienen todo en regla para poder trabajar orgánica y legalmente, porque un club que no tiene sus papeles en regla no está trabajando adecuadamente. 

-¿Que pase eso, que no haya visitantes, entre otras cosas, es un fracaso del deporte, de la política o de la sociedad? 
-De la sociedad. El que lleva adelante una institución barrial debe saber que tiene la responsabilidad y velar por quienes alberga en ese club; tiene que tener las cosas en regla, el seguro, Utedyc, todo. Cada uno tiene que tener una parte de responsabilidad, y el Estado, obvio que la tiene, y tiene que garantizar esa responsabilidad.

INGRESO A LOS ESTADIOS
“Trabajamos para ver de qué manera podemos evitar los cacheos”


-¿Qué otro cambio se viene en el tema del ingreso de la gente a las canchas? 
-Estamos capacitando a todo el cuerpo policial, a través de una fiscalía tan responsable como la de Avellaneda, a cargo de los fiscales Castro y Prieto, especializados en violencia en el deporte, que son quienes están capacitando a nuestro personal para hacer las actuaciones que se realizan cuando se agarra a un individuo. Para no errarle en nada, que eso llegue a buen puerto y esté dentro del padrón del derecho de admisión, se está capacitando a todo el cuerpo policial. También se cuenta con comisarías móviles en el lugar, entonces, la actuación se hace en el momento en la cancha. 

-¿También piensan modificar los cacheos en los ingresos?
-Sí. Estamos trabajando para ver de qué manera podemos evitar los cacheos y tocar físicamente al simpatizante. El policía está para otra cosa. Vamos a hablar para que el cacheo se lleve adelante a través de la seguridad privada que contratan los clubes, con presencia policial, porque el delito lo tiene que atender el cuerpo policial.

CAMARAS DE ULTIMA GENERACION
“Intimamos a los clubes para que pongan nueva tecnología”


-¿Cómo están las canchas argentinas respecto a la tecnología?
-Estamos haciendo hincapié sobre esas canchas que tienen su centro de monitoreo, y la verdad que encontramos un porcentaje importante en un estado bueno y otras, no tan bueno. Por eso estamos intimando a cada club para que ponga, acorde a las circunstancias, las tecnologías aplicadas nuevas, porque hay canchas que no actualizaron su software y sus cámaras. Hoy hay cámaras en las que se ve mucho mejor, con mucha más nitidez, a aquellos individuos que cometieron algún delito dentro de la cancha. Queremos detectar a ese individuo, y para eso necesitamos la herramienta. Y están todos de acuerdo en eso. El que no lo toma es porque no cuida, y me parece que si una cancha tiene un buen centro de monitoreo quiere decir que está cuidando al simpatizante. 

-¿Y qué recepción hay por parte de los clubes cuando les piden estos cambios? 
-La verdad es que encontramos hasta ahora muy buena predisposición. En la charla con el presidente de AFA esto se puso en manifiesto, y no solamente estamos viendo el tema del centro monitoreo, sino también el cuidado de la cancha en la parte edilicia; había alambrados que no estaban en condiciones como para que se sigan desarrollando los partidos, y ya se han cambiado a través de la sugerencia que llevó esta agencia. 

-¿Hay predisposición en la AFA para mejorar esto? 
-Totalmente. Me parece que están actuando con mucha responsabilidad. En el caso notorio de la agresión que vivió la joven Dalma (árbitro agredida por un jugador), automáticamente me llamó el cuerpo de Violencia de Género de AFA y se puso a disposición para trabajar coordinadamente y llevar adelante acciones contra este individuo. Otro ejemplo: hace muy poco, el presidente de El Porvenir agredió a un periodista gráfico y lo sancionamos con el derecho de admisión, no puede entrar a la cancha.

-Si hay derecho de admisión y los barras acceden a la cancha, ¿quién falla? 
-Esto es un proceso judicial. Una vez que al individuo se lo agarra in fraganti en un delito de violencia deportiva va a una fiscalía y se inicia el proceso judicial, y a través de eso nosotros aplicamos la admisión. Tiene que haber un proceso judicial.

EL ROL DE LOS INTENDENTES
“Es trascendental trabajar coordinadamente con los municipios”

-¿Encontrás en los municipios voluntad para afrontar el problema de la violencia en el fútbol? 

-Todos los municipios tienen la faz deportiva, y me parece que ahí nosotros tenemos que contar un poquito más del desarrollo que estamos haciendo para mejorar el tema la seguridad, porque la mayoría de las canchas están ensambladas en un barrio, y la vida cotidiana de esa gente se la modificamos cada vez que hay un partido de fútbol. Entonces es trascendental trabajar coordinadamente, para evitarle tantos problemas al vecino y evitarle que los barrabravas o los hinchas hagan algún disturbio en su barrio. Por eso me parece importante la coordinación con los municipios. En esta mesa tienen que estar todas las patas, si no, no estaríamos bien. Tiene que estar la seguridad, el club, el municipio. Para un partido de un domingo se hace una reunión el jueves y ahí se hace un acta de compromiso de todas las partes: Seguridad, la Aprevide, el club y el municipio.

LO PRIVADO
San Lorenzo y familia, amores que deben saber esperar


-El recorrido por tantas canchas no te deja tiempo para ver a San Lorenzo. 
-Es verdad, hace mucho que no voy a ver a San Lorenzo, pero cuando tengo una responsabilidad vuelco todo ahí. A veces hasta descuido a la familia, pero bueno... 

-¿Y la familia cómo lo toma? 
-Siempre me acompañaron, y en esta oportunidad en particular siempre está el temor de la inseguridad propia de esta responsabilidad. Pero cuando les cuento que se pueden hacer muchas cosas desde lo social, apoyan; porque, la verdad, yo lo veo más por el lado social cultural. 

-¿Te quedó el bichito del Ministerio de Desarrollo Social? 
-Sí, sí, y pongo en práctica muchas cosas que he aprendido ahí, porque el paso por Desarrollo Social te hace ver las cosas de otra manera. Yo creo que el hincha que va a las categorías del ascenso es un hincha que no puede ir al cine, no puede ir al teatro, no puede ir a un shopping, y va a la cancha; por eso los clubes deben darle la pertenencia a ese hincha, asociarlos, seducirlos de otra manera, tener su carnet con sus colores. 

-¿Y cómo se compone esa familia? 
-Tengo dos hijos y una nieta, y dos hijos del corazón. Somos una familia numerosa.

IDEAS
La organización de las hinchadas y el rol del Estado más allá de prevenir

-¿A cuántos partidos estás yendo por semana? 

-Casi a todos. Primero porque me gusta conocer bien, que es la mejor manera de acudir a la problemática y de mejorar lo que tenemos hoy. Por ejemplo, una de las cosas que estoy notando y tiene que ver con eso del arraigo es que antes se solicitaba acá si un club puede tener su telón, esa bandera grande que cubre la tribuna; y yo, desde ya se los autorizo, porque me parece que así tiene que ser. Otra cosa que les gusta mucho son los tachos donde hay humo, que los tienen que encender personas con permiso, homologadas; entonces estamos elaborando una estrategia para que los clubes chicos también tengan ese colorido. Quiero romper con eso de que el “no” ya viene dado desde el Estado, quiero darles la oportunidad de que ellos también puedan tener ese folclore del fútbol. 

-¿Es estar un poco del lado del hincha? 
-Otra propuesta que tenemos es tomar como ejemplo otros países, como Brasil, que tiene una asociación civil del hincha, que están organizados con un presidente, un secretario, y tienen una pertenencia, un nombre; me parece que para empezar a conocer quién es cada uno hay que darle una reglamentación a eso, una entidad. -¿No se corre el riesgo de darle entidad a una asociación ilícita más que asociación civil? -No, porque ahí tienen un montón de requisitos; uno no puede entrar a una asociación civil cuando tiene un antecedente penal. Por eso también me parece clave la entrada nominal. Son todas herramientas que mejoran la situación. Y el Estado puede ayudar mucho ahí; la parte de cultura los puede ayudar con los músicos, porque hay unos músicos maravillosos en las canchas, y por qué no estar ahí presente también si están organizados. Puede estar el Estado en el armado de sus banderas.