Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
NOTA DE TAPA
23 de agosto de 2022

Axel Kicillof y el objetivo 2023: la (no) campaña

Perfil bajo, alejado del ruido interno, pero en la cocina de los debates medulares del Frente de Todos. El desafío de mostrar logros, rumbo claro y liderazgo en un contexto adverso. Cómo es la receta para ir por la reelección

Por Andrés Sosa

“Sin gestión, no hay reelección”, reafirman desde el círculo más íntimo del gobernador Axel Kicillof, mientras niegan por todos los medios hablar de una campaña electoral en marcha. Un planteo que es de manual, y sobre todo en los tiempos de crisis que corren. Sin embargo, en la práctica y en los hechos hay una marcada acción cotidiana en la que se sube al ring electoral para dar la pelea política. Está claro que el objetivo hacia el 2023 es ir por otro mandato. Como también es cierto que el camino es sinuoso y muchos de los factores que influyen se caracterizan por no brindar certidumbre.

La crisis política del Frente de Todos (FdT), sumada a una economía que golpea el bolsillo de la población, completan un escenario adverso para sus aspiraciones. Por eso, la ingeniería a desarrollar lo obliga a construir una compleja maquinaria capaz de sortear los obstáculos existentes: cómo hacer campaña sin decirlo ni aparentarlo. 

A poco menos de un año de las PASO y con una sobreoferta de candidaturas del PRO, la coalición gobernante se atrinchera en el territorio bonaerense para atenuar las consecuencias de una administración más que deficitaria a nivel nacional y que les impacta de lleno. A su vez, las alarmas están encendidas ante las demandas de la ciudadanía que la Provincia no logra resolver.

“Es tiempo de gestionar, de trabajar, no de hacer campaña”, insisten desde la Gobernación para marcar la cancha, y sacan a relucir el Plan 6x6. De hecho ponen sus fichas en las recorridas por el interior para mostrar acciones, obras y cercanía con la población. Asimismo comentan: “El diferencial de Axel es que puede caminar por la calle tranquilo, que su manera de ser, sencilla y humilde, hace que la gente se le acerque. Lo ve real, caminando por su pueblo, en lugares comunes”. 

Otro de los aspectos que caracterizan al mandatario es que se mantiene alejado del ruido interno del FdT públicamente, pero no escapa a los debates centrales de la alianza oficialista y tras bambalinas es quien interviene -como hombre cercano a Cristina Fernández de Kirchner- en el diálogo permanente con Sergio Massa a la hora de ordenar el plan económico. 

Asimismo, en medio de la salida de Mara Ruiz Malec del Ministerio de Trabajo -funcionaria de su confianza- y el ingreso de Walter Correa -cercano a Máximo Kirchner- resaltan que sostiene un excelente vínculo con el actual ministro de Economía y destacan la coordinación con los intendentes. Del mismo modo hacen gala de la buena relación con los alcaldes del radicalismo, en oposición a los tironeos con los del PRO. 

Con la gran diferencia de que ahora se encuentra en el sillón de Dardo Rocha se observan algunas líneas de continuidad en las formas en que despliega la política para ganar terreno de cara a su objetivo reeleccionista. En 2019, adentro de un Clio, mateadas y plataforma en mano; en la actualidad, con la misma impronta y en la búsqueda de no forzar un perfil guionado, tiene el desafío de poner a su gobierno en evaluación. 

Esa forma de presentarse y de construir la Provincia encuentra escollos en el trayecto. No todo es un camino de rosas, y quienes encarnan una oposición acérrima hacen saber las falencias de la gestión. La polémica por la distribución de recursos coparticipables y discriminación a distritos que no son del FdT estuvo en el centro de atención semanas atrás. Como así también están presentes las quejas de los sectores productivos del campo que reclaman más eficacia en las medidas. 

Por supuesto que la idea de campaña en el marco de una hipotética candidatura no la piensan de forma convencional. Es que, a diferencia de comicios legislativos o desde el lado de la oposición, se trata de plebiscitar la gestión o un rumbo. Además consideran inoportuno y precipitado -por el complejo contexto- salir abiertamente con actividades de proselitismo tradicionales y artificiales. 

En el proceso electoral que catapultó a Kicillof como Gobernador trabajaron arduamente en equipo y con la participación del sociólogo Ignacio “Nacho” Ramírez, un consultor que, además, mantiene una relación de amistad con el mandatario y la ministra de Comunicación Pública, Jesica Rey. Es quien, entre otros, brindó asesoría para “optimizar” los valores rectores del discurso que se quería transmitir para que la oferta electoral fuera más eficaz. 

Todos empalmaron con la decisión de plantar bandera contra el “duranbarbismo”. Incluso se sabe que el Gobernador descree de ese tipo de consultorías y cuestiona la construcción de imagen de apariencia que hacen los de la vereda de enfrente. Entonces, además de lo ideológico, la diferencia reside desde la narrativa. “Es Axel ciento por ciento auténtico. La campaña 2019 se adaptó a él y no al revés”, comentan desde calle 6 para remarcar un concepto clave para ellos. 

El plan A es la reelección sin desdoblamiento -en caso de que no ocurran imponderables-, y creen que debe darse continuidad a una idea de gobierno que desarrollan. Por eso están enfocados en mostrar logros de gestión, un rumbo claro con previsibilidad y que la población vea a Axel Kicillof con capacidad de liderazgo en tiempos en que la dirigencia política posee más imagen negativa que positiva. 

Un combo sumamente difícil - pero no imposible- de alcanzar, y no solamente por las condiciones macroeconómicas del país, sino también por las propias limitaciones del Gobierno provincial, que, además de lidiar con un panorama interno complejo, debe agilizar medidas que mejoren la calidad de vida de los bonaerenses.


Axel Kicillof y el objetivo 2023: la (no) campaña



COMO SE PLASMAN LAS IDEAS
Algunas claves para entender la acción política del Gobernador

Para poder comprender cómo desenvuelve la política Axel Kicillof sin perder de vista su objetivo de ir por otro mandato ni mostrarse alejado de la gestión es preciso mirar hacia la administración que realizó María Eugenia Vidal entre 2015 y 2019. Más allá de las diferencias ideológicas, caracterizaban que había “mucho marketing, artificialidad y poca gestión”. Por eso, la idea central que plantea es la de un “Estado presente y protector”. 

A raíz de que en el entorno del Gobernador se pensaba que no había proyecto que se proponga transformar la Provincia, entendieron de vital importancia que había que marcar un rumbo. Por eso apuestan fuertemente a la idea de “jerarquizar” al Estado. De hecho, que el Gobernador y su familia vivan en la residencia de La Plata marca una clara distancia con lo que sucedía con la gestión anterior. También la comunicación es fundamental, y no pretenden que sea el momento de la “venta de un producto”, sino que sea parte de un discurso político que “compite por el sentido”. 

Esa pelea está dada con quienes impulsan el “individualismo meritocrático, orden conservador y liberalismo”. Por el contrario, proponen “valores de solidaridad, comunidad, idea del rol de Estado como igualador y protector”. 

Asimismo poseen un afán de mostrar “rasgos genuinos y auténticos”, por lo que pregonan “una comunicación no industrial, que no reproduzca una estética desprovista de contenido”. En concreto buscan dar cuanta de un Gobernador que gobierna, que se traslada todo el tiempo por el interior de la provincia de Buenos Aires y que cuenta con un equipo que se junta periódicamente


RICARDO ROUVIER
“Lo más aconsejable es que haga gestión y lo comunique”

El consultor Ricardo Rouvier dialogó con La Tecla sobre cómo analiza el comportamiento político de Axel Kicillof y la posibilidad de que vaya por un nuevo mandato. En ese sentido dijo que “la estructura política que tiene la Provincia es compleja. Tiene varias instancias obligadas de consulta para después tomar una decisión, que en este caso es electoral”. 

En sintonía con lo anterior añadió: “No se pueden tomar decisiones de tal magnitud, como es el caso electoral, en el principal distrito del país sin que no haya una articulación entre la Gobernación, intendentes y Poder Ejecutivo Nacional. En esto juega un triunvirato con Cristina, Kicillof y los intendentes”. 

Asimismo sostuvo: “Si se toma la decisión de continuar se está afectando a los intendentes, y ellos quieren participar de esta decisión; por lo tanto, la definición con respecto a la continuidad de Kicillof es una decisión más compleja”. Señaló además que “lo más aconsejable es que el Gobernador haga gestión y lo comunique”, y consideró: “A la manera de comunicar de Kicillof le encuentro algunos defectos no graves y solucionables. Le impide ser más eficaz de lo que es”. Amplió Rouvier al indicar que “la parte discursiva es a mejorar. El que recibe la comunicación termina perdiendo eficacia del discurso. Necesita hablar menos, más corto, con más decisión, más jerarquía y autoridad”. 

Afirmó también que “la tarea que tiene que hacer es atenuar las consecuencias del choque económico. Ganar tiempo, dar esperanza, comunicar que las cosas se van a solucionar”. Por último expresó: “En eso juega un papel muy importante, que pueda transmitir liderazgo, que crean que su gobernador transmite que se van a resolver los problemas”.


Axel Kicillof y el objetivo 2023: la (no) campaña


COMUNICACION PARA TODOS
Un cerebro que capta las ideas de Kicillof y las “traduce”

Ignacio Ramírez fue el arquitecto central de la campaña de Axel Kicillof que lo llevó al sillón de Dardo Rocha en el 2019. En la actualidad no tiene un rol formal en el Gobierno
bonaerense, pero sus lazos de amistad con el mandatario y su equipo más cercano hacen que intercambien opiniones informales y en confianza.

Ramírez se caracteriza por ponerse en el lado contrario de lo que expresa Jaime Durán Barba. Es sociólogo por la Universidad de Buenos Aires y DEA en Comunicación, Cultura y Política por la Universidad Complutense de Madrid. Entre 2011 y 2016 fue director de la consultora Ibarómetro, y desde entonces se desempeña como asesor en investigación y comunicación para gobiernos y campañas.


EL SUEÑO DE LA REELECCION
Los objetivos propuestos por el Gobierno en la Provincia

Enfocados en las acciones de gobierno, desde calle 6 hicieron saber cuáles son los trazos generales de los objetivos que se propusieron. Por supuesto, el Plan 6x6 es el caballito de batalla con el que se relanzó la gestión en diciembre de 2021, luego de los cambios en el gabinete posderrota electoral en las legislativas. 

En ese sentido, desde la cabeza del Poder Ejecutivo bonaerense señalan que “una de las cosas que nosotros tenemos para mostrar es que estamos haciendo y terminando muchas obras que el macrismo abandonó”. Expresaron además que “ahora nos estamos haciendo cargo, como corresponde, pero sacando adelante todo el problema judicial que significa revivir esas obras”, y remarcaron que “todos los bonaerenses seguimos pagando la desidia de Vidal y compañía; eso es muy importante de mostrar para nosotros”. 

En medio de la danza de nombres existentes en el PRO para competir en territorio bonaerense dejaron en claro desde Gobernación que “son lo mismo Macri, Vidal, Santilli, Ritondo. Después de ese tremendo daño, no pueden lavarse la cara y hacer como que no pasó nada”. 

Sentenciaron en tal sentido: “Por eso vamos a terminar todas esas obras y remarcar una y otra vez que la demora y el costo es responsabilidad de ellos. Solo con los gobiernos peronistas las obras que les cambian la vida a los bonaerenses se empiezan y se terminan”. Del mismo modo sostuvieron que otro de los objetivos es que la producción se convierta en la palanca del crecimiento en el extenso territorio de la Provincia. 

A la hora de destacar trabajos prefirieron no nombrar uno puntual sino apuntar al trabajo coordinado de las áreas para fortalecer los caminos rurales, las obras en escuelas, las acciones en la cuenca del Salado y Luján y apuntar a la integralidad de la salud, entre otros aspectos que consideran claves.


GUSTAVO MARANGONI
“Es de manual que en el Gobierno nieguen que estén en campaña”

En declaraciones a La Tecla, Gustavo Marangoni consideró que “es de manual que nieguen que estén en campaña, sobre todo a un año de las elecciones y en este contexto económico”. No obstante aseguró que “es difícil pensar que dentro del espacio del Frente de Todos haya alguien que le dispute la candidatura a Kicillof. Por lo tanto, la preocupación estará en si Juntos por el Cambio se mantiene unido con un candidato competitivo”.

En ese sentido también manifestó que “el principal desafío va a ser la economía, y si sigue sin mejorar es como ir a jugar con la cancha muy inclinada. No se puede despegar de esa dinámica, y el verdadero rival va a ser cómo resolver eso”. 

Más adelante, el consultor relató que “la provincia de Buenos Aires no tiene poder de fuego como para poder mitigar una inflación de tres dígitos o un escenario de recesión; en todo caso puede tomar medidas paliativas”. Luego Maragoni dijo que “tienen obras importantes que pueden ser un activo, pero el bolsillo tiene una fuerza muy grande. La economía nacional y la Provincia hacen un tándem virtuoso si anda bien, pero si va mal es pelear como gato entre la leña”. 

A su vez opinó que “primero tiene que haber estabilización de las variables macro para, eventualmente, llegar al año que viene en mejores condiciones. Se supone que la elección será junto con Nación. Si así fuese, el esfuerzo deberá ser doble”. 

En cuanto a la forma de comunicar ideas que tiene Kicillof respondió que “cuando más claro y simple tenés que hablar es en el momento electoral. Se impone lo que no necesita explicación. Ahora, si tenés que salir a explicar qué quisiste decir, eso es una complicación severa”.



Axel Kicillof y el objetivo 2023: la (no) campaña


PROYECCIONES
Mantener la filosofía, el desafío que se viene para el 2023

La campaña del 2019 que protagonizó Axel Kicillof quedó marcada por el Clio y generó más épica al derrotar a María Eugenia Vidal. En ese proceso, el concepto “llegando” estaba presente de manera fuerte en los spots, y de cara al 2023 el objetivo apuntaría a continuar con la misma filosofía. 

Ahora, bien, eso sería demostrar para qué se llegó y que no se olvide cómo se llegó. Por eso será vital reforzar el vínculo de “cercanía auténtico y popular” que se practica desde aquel entonces. Además, mostrar el contraste entre esta etapa y la anterior vendría de la mano con la intención de mostrar un rumbo y un liderazgo claros.

Sin embargo, en el pleno de lo más concreto, la preocupación reside en cómo transmitirle a la sociedad que el contexto no es bueno pero que las políticas del gobierno de la Provincia serán para atenuar el impacto negativo.