Argentina
Miércoles, 21 febrero 2024
ECONOMIA Y GOBIERNO
19 de abril de 2023

Rumores, fotos que dan celos, y la frase que el massismo repite como un mantra

Los dirigentes del Frente Renovador se aferran a un twit de un operador bursátil para desmentir que el ministro piense en renunciar, pero a la vez la frase encierra una dura advertencia. Las acusaciones por las supuestas operaciones de prensa y las razones por las que se hacen.

Por Hernán Sánchez
Rumores, fotos que dan celos, y la frase que el massismo repite como un mantra - La Tecla
Rumores, fotos que dan celos, y la frase que el massismo repite como un mantra - La Tecla

Mientras el dólar sigue en alza y la preocupación en el Gobierno sube proporcionalmente, los mercados se mostraron más intranquilos ante el rumor de una posible salida del ministro de Economía, Sergio Massa. Hasta hace pocas horas, desde el mismo entorno del líder del Frente Renovador evitaban ser categóricos en una negativa a esa posible renuncia. Sin embargo, desde este miércoles la orden es desestimar tajantemente esas versiones con una frase contundente que, a la vez, funciona como una advertencia (hay quienes pueden verlo también como una amenaza) hacia Alberto Fernández y Cristina Fernández.

“Massa se queda hasta el final, porque el final es cuando se vaya Massa”, escribió en su cuenta de Twitter el economista y master en finanzas Alejandro Kowalczuk. Lo retwitteó Malena Galmarini y con esa acción le dio al mensaje (que luego desapareció de la cuenta de Kowalczuk) una contundencia que tronó en las paredes de la Casa Rosada y en otros despachos del convulso Frente de Todos (FdT). 

Esa misma frase se la repitió a La Tecla un dirigente bonaerense muy cercano a Sergio Massa. Es, por estas horas, el latiguillo que el Frente Renovador usa para decir que su jefe se queda en el gobierno al menos por ahora, y que si se va marcará el fin del propio gobierno. Casi un oxímoron que va acompañado por un  a recurrente queja de “las operaciones” de las que sería víctima el propio jefe de Hacienda que, vaya paradoja, es un experto en esas lides. 

Tanto el dirigente mencionado como un experimentado vocero del Frente Renovador aseguraron que la renuncia de Antonio Aracre como el jefe de asesores del presidente Alberto Fernández fortaleció a Massa. Desde el ingreso de Aracle al Gobierno que hay tensión en el ministerio de Economía con el hombre que llegó desde la actividad privada y que de pronto se convirtió en una nunca justificada amenaza para la continuidad del tigrense al frente del palacio de Hacienda.

En una guerra de off, en el massismo atribuyen las operaciones nada más ni nada menos que al círculo más cercano al Presidente, o directamente al propio Alberto Fernández, asiduo chateador con periodistas amigos.  “Déjense de joder con las operaciones”, soltó la presidenta de la Cámara de Diputados de la Nación, Cecilia Moreau. “En estos momentos hay que dejarse de joder con estas especulaciones y operaciones y ponerse a trabajar”, dijo en una entrevista con CNN Radio. Y Cuando le preguntaron a quién responsabilizaba de esas presuntas operaciones respondió sin rodeos: “Hablo de la Casa Rosada, claramente. Uno tiene que poder decir en off lo que dice en on. Se construyen off para no decir las cosas en on. Le hace daño a todos los argentinos”. 

Los rumores se alimentaron, además con los datos claros de que la guerra contra la inflación el Gobierno la pierde más gravemente mes a mes. El dato del 7,7 de alza de precios de marzo fue un golpe duro, que encima vino acompañado por una corrida que en el massismo atribuyen, en gran parte a estas “operaciones” sobre su salida. 

Hay, detrás del telón de la economía, un escenario político que conspira también con la buena convivencia entre Massa y Alberto Fernández, pese a los esfuerzos por decir que la relación está bien. Los celos hacen lo suyo en esa simbiosis de poder. El ministro de Economía se maneja como un presidente en ejercicio, y se está acumulando para su sueño de ser candidato algunas fotos que contrarían al Jefe de Estado. No dejó de llamar la atención la última de esas instantáneas. 

Sergio Massa fue el primero del Gobierno, antes del propio Presidente, que se reunió con los dos gobernadores electos el último domingo: Alberto Weretilneck (Río Negro) y Rolando Figueroa (Neuquén). Pocas horas antes había sido el portavoz gubernamental del anuncio de la realización del Mundial de Fútbol Sub 20 de la Argentina, un logro exclusivo de la AFA del cual el Gobierno buscó sacar algún rédito. En realidad lo sacó Sergio Tomás mientras el Presidente lo miraba por TV. 

Rumores, fotos que dan celos, y la frase que el massismo repite como un mantra

Unos días antes, Massa primereó a Alberto y al canciller Santiago Cafiero con la reunión (y por supuesto la foto) que realizó Santo Domingo (República Dominicana) con Wendy Sherman, subsecretaria de Estado de Estados Unidos, designada por el presidente Joe Biden para atender la relación con Argentina en una serie de temas estratégicos. Sherman habló con Massa antes de arribar a Buenos Aires y encontrarse con el Presidente y el ministro de Relaciones Exteriores.

Todos saben que este tipo de acciones atentan contra el ego de Alberto Fernández, que desde hace unos meses busca ganar centralidad a partir de anuncios positivos y de reuniones que lo dejen bien parado, sobre todo en cuestiones de política internacional. Aún el jefe de Estado goza de una buena consideración fronteras afuera y por nada del mundo quiere que le birlen esa cucarda. Massa, un operador todo terreno 24 por 24, tampoco dejará pasar ninguna oportunidad que lo beneficie. El tigrense no archiva su sueño presidencial, alimentado, además, por una corriente interna que asegura que “si no es él o Axel (Kicillof) no tenemos candidato”. Además, es al único que le atribuyen la posibilidad de ser quien encolumne a todo el FdT para evitar una interna.

Allí gran parte de la tensión y una explicación de por qué los off de récord recalientan el clima dentro del oficialismo y operan contradictoriamente en algo en lo que todo el oficialismo coincide: si no controlamos el dólar y baja la inflación no hay futuro posible para el Frente, ni para Alberto, ni para Sergio, ni para nadie. 
 

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2024 La Tecla
Todos los derechos reservados
By Serga.NET