Apps
Sábado, 20 julio 2024
Argentina
7 de noviembre de 2023
NOTA DE TAPA

Intendentes ganadores: la mirada hacia lo que viene

Leonardo Nardini, Ariel Sujarchuk, Diego Valenzuela, Ramón Lanús y Esteban Santoro ponen la mirada en lo que se avecina después de ser electos en sus distritos. Las voces oficialistas y opositoras de quienes atienden en el primer mostrador en momentos cruciales

Intendentes ganadores: la mirada hacia lo que vieneIntendentes ganadores: la mirada hacia lo que vieneIntendentes ganadores: la mirada hacia lo que vieneIntendentes ganadores: la mirada hacia lo que vieneIntendentes ganadores: la mirada hacia lo que vieneIntendentes ganadores: la mirada hacia lo que viene
Compartir

Por Andrés Sosa y Juan Pablo Carvajal 

Las elecciones del 22 de octubre marcaron un nuevo rumbo para la provincia de Buenos Aires, tanto por la obtención de la reelección del Gobernador, Axel Kicillof, como por la nueva conformación en el mapa de poder territorial. Sin embargo, a las problemáticas propias existentes en el distrito con más población del país, el punto de quiebre se espera para el domingo 19 de noviembre, día en que se llevará a cabo el balotaje presidencial. En este marco, las voces de los intendentes que fueron elegidos para comandar sus comunas son claves para comprender los tiempos que se viven desde una mirada de cercanía con la población.

Para abordar el estado de situación en tierras bonaerenses con la lupa de los caciques municipales, La Tecla realizó una serie de entrevistas a alcaldes de Unión por la Patria (UP) y de Juntos por el Cambio (JxC). De este modo, los dirigentes de diferentes ex-tracciones políticas y trayectorias dieron a conocer su visión del contexto actual y, también, pusieron el ojo en lo que se puede dar en el corto plazo.

Entre los que compartieron sus consideraciones se encuentran Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas, y Ariel Sujarchuk, de Escobar. Ambos integran el oficialismo y obtuvieron victorias amplias en la batalla por el sillón municipal. También el diálogo se realizó con Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, y Ramón Lanús, de San Isidro. Los dos integran el PRO; el primero fue electo para su tercer mandato y consolidó su construcción en medio de un escenario complejo, mientras que el segundo será quien reemplace al histórico boina blanca Gustavo Posee. Finalmente, Esteban Santoro, de General Madariaga, aportó su concepción de la Unión Cívica Radical (UCR) luego de arrasar en las urnas y ganar por 40 puntos sobre su inmediato competidor.

Con la “tranquilidad” de haber conseguido sus objetivos de primera instancia, los mandamases locales hicieron gala de su cercanía con los vecinos y coincidieron en que son los primeros que reciben los reclamos de la gente, por lo que dar respuestas concretas los obliga a tener una coordinación tanto con el Estado provincial como con el nacional. Por ese motivo, desde el oficialismo remarcan la importancia de poder contar con los tres elementos del mismo color, mientras que desde la oposición muestran diferencias entre los de amarillo y los radicales, ya que los primeros mantienen una relación mas tirante que sus socios. Será tra-bajo del gobernador Kicillof encontrar puntos de acuerdo con los que tiene mayor conflicto y aceitar el vínculo con los que mejor se lleva.

Las mayores diferencias comienzan a darse al momento de encarar los tiempos que se vienen en función de un contexto en el que nadie se atreve a dar un pronóstico sobre lo que puede pasar. De hecho, paradójicamente, una de las pocas coincidencias -o la única- es la caracterización que comparten de un escenario in-cierto. Con extrema cautela sobre lo que puede pasar a partir del 20 de noviembre, lo que se desprende es que se esperan dos países distintos en función de quien sea el ganador de la elección presidencial. Una victoria de Sergio Massa o un triunfo de Javier Milei condiciona las lecturas sobre el futuro que avizoran los intendentes consultados.

“No podemos hacer un salto en el vacío, en la locura y, mucho menos, en la pérdida de la insti-tución, de la argentinidad. No hay que votar con odio, sino con amor y esperanza”, respondió Sujarchuk ante la consulta de sobre cómo se imagina a la Argentina en 
el corto plazo. Casi en la misma sintonía se manifestó Nardini, quien lanzó: “Del otro lado está la incertidumbre, la inestabilidad emocional, querer sacar ventaja a costilla de unificarse más allá de haberse faltado el respeto hasta hace muy poquito, descalificarse y no tener un plan sustentable para que la gente tenga la confianza y la certeza de poder elegir”.

En la vereda contraria, la lectura de Valenzuela, uno de los hombres fuertes del PRO que sumó mayor volumen político luego de ser reelecto en Tres de Febrero en medio de un escenario de retroceso de poder territorial en varios municipios, es de total incertidumbre. No obstante, lejos de una mirada pesimista, pidió por “tranquilidad” en la economía y una mejor etapa para el país. 

Por su parte, Ramón Lanús, el flamante jefe comunal que venció en las primarias a Gustavo Posse en San Isidro, mostró sus cartas y lanzó críticas al Gobierno bonaerense. Sobre lo que se vendrá no escondió posicionamiento y está convencido de que la “gente va a votar por un cambio”. En esa línea cuestionó a aquellos que no se posicionan en este contexto, en lo que fue un tiro por elevación al radicalismo. Un dato no menor, y que refleja el estado de situación de Juntos por el Cambio, al borde de una ruptura pero todavía en conciencia bajo el mismo techo.

Desde el partido centenario, Santoro -que fue reelecto con el 67 por ciento de los votos- manifestó suma organicidad a su fuerza política. En ese aspecto resaltó la decisión del Comité Nacional de la UCR sobre mantenerse neutrales y sostuvo que la gente, en la elección, “de alguna manera nos puso en la tribuna para mirar un partido que van a definir otros dos espacios”. Al igual que sus pares, tampoco se imagina cómo se presentará el escenario eco-nómico y político en las próximas semanas, pero sí admitió que son “momentos difíciles”.  Ante estos planteos, tal como lo hicieron en el Foro de Intendentes Radicales, puso el foco en el día a día de la gestión y en cómo resolver los problemas a los habitantes.

La mirada de los alcaldes del oficialismo y de la oposición tiene pocos puntos de encuentros y varias disidencias, incluso hacia el interior de cada espacio político -sobre todo en Juntos por el Cambio- las lecturas poseen matices y diferencias. Victoriosos en las elecciones de hace pocas semanas y sin tiempo para celebrar ni descansar se encuentran en pleno proceso electoral de forma directa e indirecta. 

Tal diversidad de miradas, al margen de los aspectos ideológicos, es propia del clima incierto que se atraviesa en el país y que impacta de lleno en la provincia de Buenos Aires. Desde el pago chico, los jefes comunales construyen trincheras para batallar en una realidad adversa en términos económicos y en plena crisis de representación política. Por ese motivo, lo que suceda a nivel nacional marcará a fuego el futuro de las gestiones municipales y, por supuesto, el rumbo del Gobierno que conduce Axel Kicillof. 




LEONARDO NARDINI
“Están subestimando también al mismo electorado que los eligió”

-¿Qué cree que priorizó el vecino para llevarlo a la victoria una vez más como intendente?

-Creo que el vecino en Malvinas Argentinas priorizó la gestión y las transformaciones que se desarrollaron durante estos últimos siete años y medio de mandato. La in-versión que se ha hecho en infra-estructura, la recuperación del espacio público para que la gente tenga calles dignas, obviamente que complementa la política de protección de la inseguridad. Como política de Estado seguimos manteniendo el esquema de inversión en diferentes políticas públicas. Estamos presentes, en mi caso con Noe Correa, que es la actual intendenta, con el equipo del Municipio, siempre con la voluntad de romperse el alma para que las cosas progresen. 

-¿Lo sorprendió ese acompañamiento de la gente a la gestión? 

-Me pone contento y sé que nos da más responsabilidad. Con esta elección dividida entre tres espacios, sacar el 60 por ciento de los votos tiene un valor agregado. Hubo gente que eligió otra fuerza política a nivel nacional pero terminó eligiendo a nivel local a nosotros, valorizando la gestión. Hicimos una campaña muy fuerte para tratar de empujar a nuestro candidato a Gobernador y a nuestro candidato a Presidente. 

-¿Por qué cree que en la Provincia Kicillof ganó también por una amplia diferencia?

-Por la gestión; obviamente, las políticas que se desarrollaron durante estos casi cuatro años; por ser un Gobierno que labura, que, más allá de lo que falta, se hicieron un montón de cosas. Las rutas, infraestructura, política educativa, infraestructura sanitaria, mejoramiento de los caminos rurales, conectividad, saneamiento, obras hidráulicas, en políticas para fortalecer la producción. Un Banco Provincia que no se utilizó para generar más dividendos y acumulación, sino que se favoreció al sector productivo para motorizar la economía en un momento muy complejo. Creo que a eso, el bonaerense lo evaluó y a la hora de elegir, Kicillof ganó por casi 20 puntos.

-¿Cómo se imagina al país el 20 de noviembre, luego del balotaje?

-Con toda la fe y la confianza de que Sergio Massa es el mejor candidato que hay. Planteamos de acuerdo a la experiencia que tiene de gestión de haber sido una persona que está capacitada, que tiene la virtud, el valor agregado, de haber pasado por diferentes lugares de la administración pública y tener conocimiento, de haber agarrado al Ministerio de Econo-mía en momentos muy difíciles y no elegir la comodidad de presidir la Cámara de Diputados y especular, sino de jugarse.




DIEGO VALENZUELA
“El pueblo analizó las propuestas, votó y es sagrada su elección”

-¿Qué priorizó el vecino en la elección municipal?

-Considero que el vecino, en la elección municipal priorizó la continuidad de los cambios desde la transformación y no volver atrás. La Municipalidad cambió y quiere preservar eso, como también la manera de trabajar, la transparencia, la agilidad; con más obras que nunca y una gestión moderna, cercana, que ha bajado impuestos, que generó una renovación muy fuerte en el espacio público, en la iluminación, que apoya a la Pyme; todo eso, la gente lo ha valorado más allá de los partidos políticos, y por eso, con 19 puntos de corte de boleta, nos han acompañado vecinos de diferentes pertenencias partidarias, y eso habla de la fuerza de la gestión local.

-¿Por qué considera que ganó Kicillof con esa diferencia en la Provincia?

-En un resultado electoral siempre se combinan diferentes factores; creo que el apoyo al Gobernador habla de cosas que los bonaerenses valoran de su gestión. Eso es indudable, y también ha pesado la división de la oposición; en tanto que el cambio esté dividido es más probable que pueda ganar el kirchnerismo, el peronismo o Unión por la Patria. Claramente que la virtud de la gestión y también la división de la oposición. 

-¿Cuánto influyó la elección presidencial con Massa, Milei y Bullrich encabezando las listas?

-Influyó de la manera que se vio en los números ese mismo domingo. El pueblo analizó las propuestas, votó y es sagrada su elección. Ahora habrá que esperar qué eligen los argentinos el 19 de noviembre para su futuro.

-¿Cree que la población votará por lo que considera el “mal menor” solo para que no llegue al Gobierno una opción que le genera temor?

-Siempre en un balotaje está el desafío de que los dos que llegan tienen que seducir al electorado que no los votó. Tienen que reformular sus planteos y propuestas para hablarle a una parte del país que no los eligió. Ahí se mezclarán propuestas, bronca, miedo, frustración; emociones que tendrán algún rol para definir el voto.

-¿Cómo se imagina al país después, el lunes 20 de noviembre?

-No sé qué país nos esperará. Lo que sí te puedo decir es el país que quiero para el lunes poselecciones: con tranquilidad en la economía y con certidumbre. Los argentinos no se bancan más la inflación, la falta de respuestas de sus gobernantes, la inseguridad y la falta de oportunidades para los que se sacrifican en serio. Espero una mejor etapa que la que nos sucedió.




ARIEL SUJARCHUK
“Evidentemente, Macri siempre estuvo apoyando a Javier Milei”

-¿Qué priorizó el vecino para llevarlo a usted a la victoria en el Municipio?

-Principalmente, la gestión, la transformación positiva que hicimos sobre el Municipio; el crecimiento de la salud, la educación, la estructura pública, el empleo y la actividad comercial e industrial, que son dos áreas que crecieron sustancialmente y tuvieron el récord de liderar estos índices en la Provincia.

-¿Esperaba ese resultado en el distrito?

-Uno siempre se ilusiona, pero una diferencia de 28 puntos en una tercera elección es un triunfo supercontundente, y seguimos ganando todas las elecciones que tuvimos desde que llegamos al gobierno; es decir, las de intendente y las intermedias.

-¿Cuál es el desafío de cara a los próximos cuatro años en la Municipalidad? 

-Tenemos desafíos muy importantes. Seguir avanzando en la modernización. Entrar desde la ciudad para que tenga la tecnología y los medios de conocimiento como vector de crecimiento en los próximos años; avanzar en el plan estratégico para el cuidado am-biental; generar un plan urbano y un plan educativo y cultural. Tenemos el deseo de que haya un cuarto Escobar que nos permita avanzar en términos de mejorar la actividad económica y, a su vez, beneficiar al país. Una expansión importante de los que son las zo-nas territoriales y un crecimiento muy fuerte en lo que es la educación. Con Universidad del Delta y Universidad de Escobar vamos a conformar el único municipio de Argentina en administrar todo su sistema educativo.

-¿Cómo vio el rol de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires?

-Quiero definirlo con una palabra: épico. Yo tuve el privilegio de ser parte del equipo económico de Sergio Massa y acompañarlo como el primer secretario de Economía del Conocimiento en todo el país. Lo conozco hace muchísimos años; es un hombre muy trabajador, muy inteligente, que tomó el coraje de agarrar las riendas de la economía cuando estábamos en una situación casi terminal y afrontó los desafíos. Yo confío plenamente que tiene la capacidad, el momento justo de su vida y el equipo necesario para poder gobernar Argentina. Cuando las cosas no salen bien hay que cambiar los nombres, los hombres y mujeres, pero no las ideas.

-¿Cómo cree que va a impactar el acuerdo de Milei con Macri en la provincia de Buenos Aires?

-Está claro que quien más daño le hizo a Juntos fue el ingeniero Macri, a sus propios candidatos, a sus propios socios políticos, y que, evidentemente, siempre estuvo apoyando por detrás a Javier Milei.





RAMON LANUS
“Fue una elección que se nacionalizó mucho en lo provincial”

-¿Qué priorizó el vecino en la elección municipal?

-Estamos contentos con el resultado a nivel local que nos dio casi un 50% de apoyo, con lo cual tuvimos un respaldo muy importante de cara a la gestión que vamos a empezar el 10 de diciembre. Además nos da mucha responsabilidad para hacer una muy buena gestión en San Isidro, sabiendo que partimos de una vara alta, porque hay cosas muy buenas en San Isidro y en algunos temas nosotros tenemos una mirada distinta.

-A nivel provincial, ¿por qué cree que ganó Kicillof por esa diferencia?

-Me parece que tiene que ver con un apoyo que tuvo en la provincia de Buenos Aires el candidato Sergio Massa y eso arrastró al Gobernador. En mi caso fue una diferencia grande de votos entre lo que sacamos y lo que sacó la boleta en la cual nosotros íbamos. Me parece que en el caso del gobernador Kicillof debe haber sacado lo mismo o menos, pero entiendo que no hay una diferencia significativa entre los votos que sacó Massa y los que sacó Kicillof; con lo cual, mi respuesta sería que creo que fue una elección que se nacionalizó mucho en lo provincial.  Yo creo que tuvo mucho que ver con la elección nacional. O sea, no creo que haya sido un respaldo a la gestión de Kicillof, honestamente. Creo, de hecho, que la gestión de Kicillof no es buena, pero la discusión de lo  provincial estuvo enmarcada en lo nacional, y eso generó una atracción distinta.

-¿Cuánto influyó la elección, en este caso las candidaturas de Milei y de Bullrich en el distrito y cuánto impactó realmente?

-En las PASO, el apoyo y la fuerza de la candidatura de Bullrich implicó también un fuerte respaldo en la candidatura a nivel local. Patricia Bullrich creció en porcentaje de votos de las PASO a las generales, pero no logró consolidar todo el voto que había sacado Juntos por el Cambio en la elección de agosto. Pero en cualquier caso tuvimos arriba del 40-41-42% de los votos, lo cual, obviamente, es un buen respaldo en San Isidro a nivel nacional y provincial.

-¿Qué impacto tiene en la provincia de Buenos Aires el acuerdo entre Javier Milei y Mauricio Macri?

-Javier Milei es uno de los dos candidatos que están hoy en el balotaje a Presidente. Mauricio Macri es un expresidente de la República y uno de los fundadores de Juntos por el Cambio, con lo cual, definitivamente, creo que va a impactar, pero lo que va a definir el vot o es la gente, y ahí creo que hay una mayoría de gente que va a votar por un cambio.

-¿Cómo se imagina al país después, el lunes 20 de noviembre?

-Diría que va a depender del resultado, porque eso va a condicionar mucho esos 20 días que hay entre el resultado del balotaje y la asunción del nuevo Presidente. 




ESTEBAN SANTORO
“Evidentemente, el electorado nos ha puesto del lado de la oposición”

-¿Qué priorizó el vecino en la elección municipal?

-Hicimos un trabajo nosotros en la PASO, fuimos con boleta corta, no fuimos ligados a nin-guna de las dos propuestas que planteamos en Juntos por el Cambio, ni con Larreta, ni con Bullrich; y bueno, ahí sacamos el 70% de los votos. Y ahora, en estas elecciones, fuimos con la boleta larga, obviamente con Patricia Bullrich a la cabeza, y en Madariaga llegamos al 67,19%.

-Teniendo en cuenta los resultados de Patricia Bullrich y Néstor Grindetti, ¿cómo califica su performance?

-Hicimos una gran elección. Nosotros tenemos, gracias a Dios, un apoyo muy importante elección tras elección. En 2015 asumí con el 42% de los votos, en 2019 pasé al 50 y casi 59, y ahora nos tocó este 67,19. Hemos ido aumentando la cantidad de porcentaje, y en votos, también.

-Ustedes fueron en contra de la estrategia de Juntos por el Cambio en todos los distritos donde hubo PASO y en la gran mayoría no les fue muy bien. ¿Por qué cree que se dio eso?

-Nosotros en las PASO fuimos con boleta corta porque habíamos planteado la necesidad de ir con las dos listas, como fueron en Mar del Plata y como fueron en Vicente López. No se nos permitió. Entonces tomamos la determinación de ir solos y que cada uno eligiera la boleta. Y eso es lo que ocurrió. Y ahora, sí, después de la general, una vez que estuvieron definidos 
los candidatos, tuvimos la lista federal.

-¿Cómo fue esta última gestión con Axel Kicillof Gobernador?

-Nuestra relación ha sido muy buena. A pesar de estar en distintos espacios hemos trabajado muy bien juntos; no solamente con el Gobernador, sino también con varios de sus ministros. Lo que sí yo siempre destaco es el diálogo que tengo permanentemente tanto con él como con algunos de sus funcionarios, y realmente una muy mala relación con el ministro de Seguridad.

-Después de las elecciones la noticia fue el respaldo de Patricia Bullrich hacia Javier Milei. ¿Cómo lo tomaron usted y en el radicalismo en general?

-Nosotros hemos sido muy claros: el partido ha planteado una neutralidad porque, evidentemente, el electorado nos ha puesto del lado de la oposición; o sea, de alguna manera nos puso en la tribuna para mirar un partido que van a definir otros dos espacios. Y en nuestro caso en particular señalamos lo mismo, que atento a la neutralidad no podemos decir por quién podemos optar; obviamente, yo voy a ir a votar el 19, pero no nos corresponde transmitir eso, porque tenemos en este caso una función importante, como cada uno de nuestros intendentes.



OTRAS NOTAS

ACTIVIDAD ECONÒMICA

Informe: el desempleo aumentó un 9,5% en julio en la Provincia

El ministro de Economía bonaerense, Pablo López compartió los datos del séptimo mes y se registraron 46 mil puestos de trabajo menos. La actividad económica cayó un 6% en el primer trimestre del 2024. Los sectores más golpeados son construcción, industria y minería.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET