Apps
Viernes, 14 junio 2024
Argentina
Política Provincial
6 de abril de 2024
EFECTO MILEI

Salarios de estatales en la mira: la advertencia de la Provincia que preocupa a los gremios

El Gobierno bonaerense juntó a sindicatos de la administración pública y les comunicó las dificultades existentes. El impacto de la recesión económica obliga a fijar prioridades que atentan contra el bolsillo.

Salarios de estatales en la mira: la advertencia de la Provincia que preocupa a los gremios
Compartir

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires se prepara para encarar una nueva negociación paritaria y ya lanzó una advertencia a los gremios estatales. La prioridad fijada por Axel Kicillof será garantizar el pago de salarios y aguinaldo, pero los aumentos no acompañarán el ritmo de la inflación. El ajuste aplicado por el presidente Javier Milei provoca una profunda recesión que descalabra todas las proyecciones económicas. Fondos nacionales eliminados y recaudación a la baja, complican el panorama. 

El Ministerio de Economia bonaerense fue la sede de una reunión de carácter “informal” que se dio días atrás entre autoridades provinciales, entre ellas el ministro Pablo López, y representantes de los principales sindicatos que enrolan trabajadores de la Ley 10.340. Fue el primer acercamiento antes de comenzar oficialmente las paritarias en el cuarto mes del año. La escalada inflacionaria llevó a ambas partes a acordar un esquema de revisión salarial mensual para evitar la pérdida de poder adquisitivo. 

Según pudo conocer La Tecla, en el encuentro el Poder Ejecutivo les hizo saber a los gremios el estado de situación de las arcas provinciales. De esta manera, repasaron la estructura económica en base a los ingresos por coparticipación y de recaudación para luego señalar dónde se asignan los recursos. Ademas, se puso el foco en la evolución la crisis económica nacional tras la finalización del primer trimestre del año.

En este aspecto, la preocupación giró a raíz de la baja sufrida ante la eliminación de transferencias no automáticas de Nación y que, más allá de la coparticipación prevista, no se visualizan recursos disponibles. Como si esto fuera poco, la recaudación de impuestos provinciales tuvo una baja considerable como consecuencia de los efectos de las políticas de diseñadas por Milei y su ministro de Economia, Luis “Toto” Caputo.

Por ese motivo, ante este panorama plagado de dificultades económicas, el Gobierno provincial dejó en claro que en este momento el pago de salarios no está en peligro, pero advirtió que deberá recalibrar prioridades. Entonces puso sobre la mesa que los incrementos que puedan darse no estarán a la par del ritmo de la inflación ya que la prioridad será garantizar el pago en tiempo y forma de los haberes y el aguinaldo.

Asimismo, los gremios le pidieron al Gobierno bonaerense que utilice todas las herramientas que tenga a disposición para encontrar soluciones de fondo ante la quita de los recursos nacionales. Incluso, plantearon que el Ejecutivo vaya a fondo y judicialice el conflicto para recuperar los fondos eliminados por Milei. También reforzaron el acompañamiento de la creación de impuestos a los sectores mayor poder adquisitivo como el campo y resaltaron que Kicillof no solicitara la restitución del impuesto a las ganancias.

El otro aspecto que preocupa a los sindicatos es sobre el futuro del Instituto de Previsión Social (IPS) ante la quita de las transferencias de Anses a la caja de jubilación provincial. Hasta el momento desde el Gobierno bonaerense no tienen mayores precisiones y evalúan los pasos a seguir. Sin dudas, un punto extremadamente sensible que genera escozor en diversos sectores.

En marzo la Provincia otorgó un nuevo tramo de aumento salarial del 13,5% que se sumó al 25% de enero (de los cuales 15 puntos correspondieron al cierre del periodo 2023) y de 20% en febrero. A su vez, el acuerdo incluyó un aumento de las asignaciones familiares ordinarias y extraordinarias del 110% y el incremento de la jubilación mínima y las pensiones no contributivas en un 46,6%.

La devaluación del 118% en diciembre todavía hace estragos en los bolsillos con una inflación que se disparó en ese mes un 25,5% para luego marcar en enero 20,6% y en febrero 13,2%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Mientras tanto, para marzo varias consultoras privadas estiman que rondará cerca del 13% y en el Gobierno nacional consideran que podría tocar los 10 puntos. 

Por lo pronto no hay convocatoria para retomar las negociaciones paritarias, pero los sindicatos ya tienen un primer pantallazo de la situación reinante. Lejos parece quedar que los salarios no pierdan poder adquisitivo y el escenario es extremadamente defensivo en medio de miles de despidos de estatales nacionales como así también presentan serias dificultades los trabajadores en el sector privado.

OTRAS NOTAS

SECTORES POPULARES

La motosierra pasó por el Instituto de Agricultura Familiar: alerta por 900 despidos

El vocero presidencial Manuel Adorni anunció que realizaron una auditoría en un organismo que funciona desde la década del 90. Hay preocupación porque el gobierno no renueva los contratos y peligra el desempeño de 900 trabajadores en todo el país.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET