Apps
Lunes, 24 junio 2024
Argentina
Política Provincial
8 de mayo de 2024
COBERTURA DE VACANTES

El oficialismo quiere 3 de las 4 vacantes en la Corte o quedarse con otra silla clave

Las negociaciones son incipientes y se cerrarán después que comiencen a aprobarse pliegos de otros cargos por cubrir en la Justicia. Archivadas las charlas del año pasado se abre un nuevo panorama. ¿Entra la Procuración en el combo?

El oficialismo quiere 3 de las 4 vacantes en la Corte o quedarse con otra silla claveEl oficialismo quiere 3 de las 4 vacantes en la Corte o quedarse con otra silla clave
Compartir

Las cuatro vacantes de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, que terminarán de concretarse el 1 de junio cuando se haga efectiva la renuncia del ministro Luis Genoud, son tema de conversación obligada en los pasillos y despachos de Tribunales, de la Legislatura, y del ministerio de Justicia bonaerense. Pero el Ejecutivo no se apura y, antes de entrar definir quiénes serán los propuestos para cubrir los cargos de alzada, prefiere avanzar con los acuerdos para completar las decenas de faltantes que hay en los Juzgados y Cámaras.

En ese contexto, en los últimos días surgió una novedad: el oficialismo provincial, tras el triunfo electoral del año pasado y la retracción de Juntos por el Cambio con el surgimiento de la ola libertaria, ya no pone sobre la mesa la propuesta que se había empezado a conversar antes del último proceso electoral. Por entonces había tres vacantes en la Corte, pero ya se especulaba con una cuarta y la oferta era que el peronismo gobernante se quedara con dos sillas y la oposición con las otras dos, una para que sea sugerida por la UCR y otra por el PRO. Ahora, la postura del gobernador Axel Kicillof es que a propuesta del oficialismo lleguen a la Corte tres integrantes y el restante sea impulsado por el arco opositor.



Demás está decir que difícilmente esta opción sea aceptada por quienes integraron la sociedad de Juntos por el Cambio, máxime teniendo en cuenta que Unión por la Patria no cuenta con el número necesario en el Senado para imponer condiciones y sacar pliegos sin el acompañamiento de otros bloques. Por ello, hay quienes elucubran otra jugada atada a ese pedido de tres lugares de los cuatro disponibles en el Máximo Tribunal. 

“Si el PRO propone a (Julio) Conte-Grand para la Corte ahí sí la oposición se quedaría con dos jueces, pero liberaría la Procuración”, le dijo a La Tecla un senador cambiemita al tanto de las conversaciones que se llevan a cabo y que, por ahora, son más sondeos que negociaciones concretas. 

Esa alquimia encuentra algunos escollos importantes. El primero es que Conte-Grand no se siente parte de un colectivo político opositor. Si bien viene de ese palo se autodefine como un hombre de la Justicia. Tampoco tendría intenciones de abandonar el Ministerio Público aunque la oferta sea la siempre tentadora mesa de la Suprema Corte. En rigor, ya ser Procurador es formar parte de los más alto de la estructura judicial bonaerense. Tampoco el funcionario judicial aparece como la primera opción del PRO para su propuesta de un juez para la Corte.

La Procuración es un lugar en el que siempre el kirchnerismo ha puesto la lupa y los cañones en la búsqueda de desplazar a Conte-Grand, una cruzada en la que en su momento puso muchas energías la presidenta de la bancada de Unión por la Patria en el Senado, Teresa García. Sin ningún éxito en ese sentido. ¿Lo intentarán nuevamente? Aparentemente sí, Kicillof y sobre todo el kirchnerismo apetecen el lugar que controla a los fiscales; pero la cuestión no será fácil ni mucho menos.

El ministro de Justicia, Juan Martín Mena, tiene el tema de la nueva composición de la Corte como una de sus prioridades, pero antes prefiere avanzar en la cobertura de otros cargos en el colapsado sistema judicial bonaerense, donde se producen cada vez más huecos a llenar y se demoran los nombramientos. En ese sentido, Mena está abocado casi de lleno a avanzar en los acuerdos para comenzar a cubrir esos agujeros y una vez que se destrabe esa situación y se entre en una dinámica de aprobaciones por parte del Senado se abocará más a la Corte. Por un lado, esas negociaciones harán que comiencen a fluir las aprobaciones de los pliegos (los que ya están y los que llegarán en breve a la Cámara alta), pero también sirve para pulir los canales de diálogo con la oposición, sin los cuales es imposible sentarse a charlar por los jueces del Tribunal de alzada.

Ya había anticipado el Ejecutivo que el de la Corte era un tema a resolver en el segundo semestre del año; de todos modos, hay conversaciones, por ahora muy reservadas, con los distintos actores que tienen influencia en la vida judicial y en la rosca legislativa.
 

OTRAS NOTAS

TENSIONES
Andrés Sosa

Kicillof reconoce diferencias internas en el peronismo y pide trabajar en la unidad

El Gobernador bonaerense intentó poner paños fríos tras los fuertes cruces entre Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi. Clima tenso en la previa a un acto medular para el peronismo.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET