Apps
Miércoles, 24 julio 2024
Argentina
31 de mayo de 2024
TIRONEOS

Un sillón clave, botín de guerra para los bandos PRO tras la ruptura en la Legislatura

El bloque "original" en Diputados busca forzar la renuncia de uno de los diputados que partieron el bloque a su lugar en un órgano decisivo. El caso Reich, un modelo a imitar por los amarillos. Ayer la Asamblea bonaerense advirtió a los bullrichistas que deben dejar de usar su nuevo sello "PRO Libertad".

Un sillón clave, botín de guerra para los bandos PRO tras la ruptura en la LegislaturaUn sillón clave, botín de guerra para los bandos PRO tras la ruptura en la Legislatura
Compartir

El desmadre que produjo la interna en el PRO bonaerense, precipitado por la renuncia de 24 de los 33 consejeros partidarios y la fractura de los bloques legislativos (el bullrichismo se fue con 5 diputados y una senadora para conformar “PRO Libertad”, la normalidad parecía recuperarse.

La Asamblea presidida por Néstor Grindetti declaró acéfala la conducción que encabezaba la senadora provincial Daniela Reich, trasladando a la Junta Electoral la responsabilidad de elaborar un cronograma electoral.

Así, el órgano presidido por el jorgemacrista Gabino Tapia dio precisiones sobre el proceso: cierre de listas previsto para el 25 de junio y la convocatoria a elecciones para el próximo domingo 4 de agosto. Mientras tanto, Néstor Grindetti, quedó al frente del partido al declararse soberana la Asamblea.

Sin embargo, la paz no está cerca de lograrse. Todo lo contrario, los resquemores siguen existiendo y la disputa entre aliados y rupturistas se traslada ahora al terreno de la Legislatura bonaerense.

Es que la salida institucional dejó varios flecos, que las huestes del eje Ritondo-Macri (Mauricio y Jorge)-Santilli y otros tomaron y no están dispuestos a retroceder, luego del cisma producido por la dupla Patricia Bullrich-Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero.

Uno de los puntos en conflicto está centrado en el representante titular del PRO en el Consejo de la Magistratura, responsabilidad que recae sobre el diputado provincial Fernando Compagnoni, quien forma parte de los rupturistas e integrante del nuevo sector amarillo en la Cámara baja.


Compagnoni, uno de los cinco legisladores que rompieron la unidad del bloque PRO.


El sector oficial, que conduce el santillista Agustín Forchieri, considera que al alejarse del bloque que lo propuso para ocupar ese sillón debería dejarlo en manos de un PRO “originario”, sea por vía de la renuncia o explorando otros mecanismos institucionales. como llevar el tema al recinto y forzar una votación para que deje su lugar.

Según trascendió, la inquietud ya fue trasladada por el bloque original al titular de la Cámara, Alejandro Dichiara, sin que por el momento se conozca el resultado de la gestión tendiente a que el bahiense “devuelva la silla”, argumentando que fue propuesto por los amarillos en un acuerdo interno del espacio de Juntos por el Cambio.

Es más, desde el espacio aseguran que podría haber un pedido explícito del partido, ahora en proceso de normalización, para que Compagnoni deje su lugar en el órgano. "Tendría que hacer lo mismo que hizo Reich con la vicepresidencia del Senado", aseguran.

Por otra parte, tras una moción, la Asamblea realizada ayer en Lanús aprobó que nadie podrá utilizar el nombre del PRO por fuera de las estructuras institucionales, lo que podría derivar en otro conflicto.

La definición también apunta directamente al nombre “PRO Libertad” que adoptaron los bloques que se conformaron tras la ruptura. Desde la conducción del PRO “oficial”, que conduce el santillista Agustín Forchieri, dejaron trascender su intención -no generalizada- de impedir el uso de la sigla por parte de los “rebeldes”, e incluso ir a la Justicia para lograr el objetivo.

Aunque la nueva bancada fue oficializada por las autoridades de la Cámara, que conduce el peronista Alejandro Dichiara, e incluso fue incluida en la web oficial de Diputados.

Como informó La Tecla.info, cinco diputados hicieron rancho aparte: Florencia Retamoso, Sofía Pomponio, Oriana Colugnatti, Abigail Gómez y Fernando Compagnoni.

Además, la propia Daniela Reich decidió conformar su propio unibloque tras romper con el sector amarillo que conduce Alejandro Rabinovich. Además, renunció como vicepresidenta Segunda de la Cámara alta, siendo sustituida por el angelicista Christian Gribaudo.
 

OTRAS NOTAS

SITUACIÓN CRÍTICA

El empleo privado sigue en picada: se perdieron más de 110.000 puestos de trabajo

De acuerdo a un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) reflejaron una importante baja en el empleo privado registrado.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET