Apps
Viernes, 19 julio 2024
Argentina
15 de enero de 2016
LEONARDO SARQUIS

"Mi objetivo es meter goles todos los meses"

El responsable de los asuntos agrarios asegura que quiere “poner a la Provincia donde tiene que estar en materia de agroindustria”. Su paso por el tenis profesional, proyectos y políticas para cada sector

Compartir

Extiende la mano firme, en la otra lleva el mate, y sonríe campechano para dar la bienvenida. Leonardo Sarquís no es un chacarero, pero se le parece. El ingeniero agrónomo que está a cargo del Minis-terio de Agroindustria bonaerense se siente confiado en lograr el objetivo por el que aceptó el desafío. No es su primer cargo en la administración pública, pero sí el más importante de su carrera, forjada en la actividad privada.

-¿Se puede hacer política agropecuaria en la provincia de Buenos Aires teniendo en cuenta que, en
general, es una política nacional?
-Teniendo la responsabilidad de ma-nejar la agroindustria en la provincia de Buenos Aires, el secreto es ser inteligente; y con mi equipo y todos los que estamos en esto, aprovechar las ventajas que da el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Tenemos que estar muy alineados con las políticas nacionales, de hecho somos los mismos equipos; pero nosotros debemos poner a la provincia de Buenos Aires donde tiene que estar. Mi objetivo primordial para estos cuatro años es mostrar que la Pro-vincia es la principal productora de todo lo que se te ocurra en la agroindustria del país. Y recuperar ese protagonismo de ser los principales productores de la agroindustria.

-¿Cómo se hace?
-Lo podemos hacer perfectamente porque tenemos autonomía. La provincia de Buenos Aires es el 32,5% del PBI del país. Se hace en la Provincia el 45% del maíz; el 68- 70% del trigo; el 45% de la soja; tenemos casi el 25% de los tambos; tenemos el 44% del rodeo, cuando llegamos a tener el 50 y pico; y el 32% de las hortalizas que se producen en la Argentina se hacen acá. Buenos Aires tiene que, por lo menos, aumentar aunque sea
el 5% de cada una esas cosas en cuatro años; como mínimo. Hay que tener políticas diferenciadas y trabajar con cada una de las regiones.

-Usted se formó en la actividad
privada. ¿Por qué llegó a la actividad pública?
-Soy de los que tienen origen privado pero de los que hacen más tiempo que vienen trabajando en esto. Estuve muchos años en empresas, y tengo mi consultora de agronegocios, pero hace años que ayudo a hacer políticas públicas. Fui director de Microemprendimientos del Ministerio de Producción de la Provincia con (Gustavo) Lopetegui y Rafael Magnanini, en el gobierno de Solá. Fui asesor de candidatos, de legisladores; he ayudado a hacer leyes sobre el sector agroindustrial, con lo cual mi llegada no es nueva. Y hace dos años que trabajo en la mesa de agro del PRO, y he hecho planes de gobierno y de políticas públicas.

-¿Se cuestiona demasiado a quienes vienen del sector privado.
-Lo mío es porque estuve en una empresa (Monsanto), pero no salté el año pasado al Estado.
Lo que un tipo de una empresa puede aportar es, primero, tener claro que la función pública no es lo mismo que la empresa, y la mayoría de los que están en equipos ejecutivos lo tienen claro. La ventaja son las herramientas y procesos que se pueden aplicar para la eficiencia de la gestión. Y siempre se tiene en cuenta al trabajador, a los procesos, al crecimiento.

-Quiere decir que no debería ser tan distinto uno de otro.
-Debería ser siempre así. El tema es que muchas veces no pasa así porque la política supera a la gestión, pero cuando tenés la gestión acompañando a la política me parece que son caminos conducentes. Yo tengo una vocación muy fuerte de hacer cosas por la gente, y para mí, la mejor forma es pensar en el sector que estoy y me gusta, que es la agroindustria.

-¿Le gusta el campo?
-Me encanta.

-¿Es un hombre de campo?
-Mi familia tuvo campo, después lo ha vendido. Yo ni lo conocí. Pero viví como diez años en el interior, así que en mi proceso de empresas he trabajado muchísimos años en distintos lugares del interior del país. Es una buena pregunta, porque si no te gusta no podés saber el idioma que se habla en el campo; y yo me siento muy cómodo con eso.

-El campo ha cambiado mucho, antes había muchos más chacareros pequeños.
-Lo que ha pasado es que no se ha protegido al productor. Hay muchísimos productores que han quedado en el camino por las malas políticas. Al no tener políticas agropecuarias coherentes hacen un negocio más rentable y se van. Les era mucho más negocio alquilarle el campo a otro que les pagara bien la hectárea que producir; y hemos perdido en 13 años casi 60.000 productores en la Argentina. Y el 80% de los productores son empresas Pymes; entonces hay que ver qué se hace para que el productor mediano y chico pueda seguir produciendo, como pasa en todo el mundo, donde no existen los tipos que producen 200.000 hectáreas.

-¿Le gusta la política?
-Me encanta; pero priorizo mi gestión. No soy rosquero político, hago mi gestión. Obviamente, cuando uno está en este tipo de cosas está con la política, y me llevo muy bien con ella, pero soy un técnico, que da soporte, que ayuda, que es funcional a la política. Siempre he sido una persona muy respetada a través de mis conocimientos técnicos y nunca tuve ningún direccionamiento político; al contrario, siempre me han dado bolilla en las cosas que propongo. El secreto del éxito es que la política y el técnico estén juntos, y cada uno haga su trabajo. Específicamente en la provincia de Buenos Aires, con la Gobernadora y el gabinete hay un mix muy interesante.

-En este arranque del gobierno ha sido uno de los pocos sin sobresaltos grandes…
-Esperemos que siga así. Mi objetivo es meter goles todos los meses. Por ejemplo, estamos siendo precavidos; porque sabemos que probablemente a partir del 20 de febrero llegue el fenómeno de El Niño. No somos magos y no podemos hacer las obras en un mes, pero sí podemos hacer un protocolo de prevención para decirles a los intendentes que se fijen la forma de cómo van a sacar el ganado con tiempo; cosas que parecen simples pero que no tienen todavía su protocolo. Entonces tenés que hacer mucha docencia.

-¿Se siente cómodo?
-Estoy muy contento con la responsabilidad que tengo, y pedirle paciencia
a todo lo que es la producción, a todas las cadenas, que creo que nos va a ir muy bien. Recién hace un mes que estamos en función, pero creo que tenemos enormes posibilidades,
y yo quiero poner a la provincia de Buenos Aires donde tiene que estar, tiene que tener un protagonismo diferente a nivel país. Hay muchísimas expectativas de todo el país sobre lo que pueda hacer la provincia de Buenos Aires en general, y en la parte agroindustrial, muchísimo también; y creo que tenemos un escenario muy bueno.

OTRAS NOTAS

EVALUACIÓN

Apoyos, demandas, Economía e imagen positiva: cómo ven los argentinos a Milei

Un relevamiento de la consultora Opinaia midió las sensaciones de la población con respecto al Presidente, la economía y las principales preocupaciones. Los principales dirigentes, bajo la lupa.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET