HACIA LA URNAS
07/02
El radicalismo se le planta al PRO y anticipa un tenso cierre de listas en las legislativas
De cara a las elecciones de medio término, la Unión Cívica Radical adelantó que dará batalla en cada distrito y en cada pueblo. Además, se anotó para una eventual interna presidencial de 2023.
Empezó febrero y, de a poco, comienzan a aflorar algunas definiciones de cómo será el escenario electoral de cara a los comicios legislativos de este año. Mientras el Gobierno avanza en su discusión sobre habilitar o no las PASO, en la oposición empiezan a definir el panorama interno.

En este sentido, el radicalismo tiene pensado plantarse frente a su socio político mayoritario, el PRO, y dar batalla a la hora de cerrar listas.

“El radicalismo va a salir a dar batalla en cada distrito y en cada pueblo en 2021. Yo ya tengo la camiseta puesta para laburar en eso”, anticipó el dirigente Ernesto Sanz, quien volvió a sentarse en la mesa chica de definiciones tras permanecer un tiempo alejado del armado de Juntos por el Cambio.

El mendocino, incluso, planteó que el partido presentará su propio candidato presidencial en 2023 para dar pelea a Horacio Rodríguez Larreta, o el eventual candidato que decida presentarse por el partido amarillo.

“No hay ningún consenso tácito para nada”, dijo Sanz a Clarín sobre el jefe de Gobierno porteño y sus aspiraciones a ocupar el sillón de Rivadavia. “Puede ser tanto él como siete u ocho más. Me parece bien que las personas vayan mostrando sus ambiciones. Si Larreta dice que el gustaría, me parece bárbaro. Pero no va a estar solo en el camino. El radicalismo va a plantar un candidato a presidente para el 2023”.

Días atrás, Sanz se mostró con el diputado provincial Maximiliano Abad, quien es candidato para presidir el Comité Provincial de la UCR. “Trabajamos para construir un radicalismo fortalecido, que nos enorgullezca a todos, y que nos permita protagonizar la transformación que necesita la Argentina”, expresó Abad en su cuenta de Twitter, adjuntando una fotografía del convite.

Las elecciones del radicalismo bonaerense, en las que el presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja provincial se medirá con la lista que lidera el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se llevarán a cabo el 21 de marzo.