DEFINICIONES
19/05
Fines de semana: el blanco de las restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires
Tras una reunión con asesores médicos y algunos gobernadores de las zonas más afectadas por el coronavirus, el gobierno nacional se prepara para un cese más estricto de actividades en el AMBA.
El presidente de la Nación, Alberto Fernández, mantuvo esta tarde una reunión con asesores médicos y luego con algunos gobernadores del país para definir los pasos a seguir ante la escalada de casos de covid-19 en algunos puntos centrales, entre ellos el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Durante la reunión, Alberto estuvo conectado junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

Los gobernadores que se comunicaron por videoconferencia fueron Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Gildo Insfrán (Formosa); Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Gustavo Sáenz (Salta); Omar Perotti (Santa Fe); Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán) y el vicegobernador Carlos Omar Arce (Misiones).

Respecto a Axel Kicillof (provincia de Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad de Buenos Aires), ambos mandatarios esperan hacer sus anuncios en los siguientes días, habiendo dado cuenta de la gravedad de la situación sanitaria.

Pese a las reticencias de Rodríguez Larreta a demarcar cierres más estrictos, la ocupación de camas UTI es un indicador al que no se puede escapar. De este modo, los fines de semana serían los días de mayores restricciones, con el objetivo de bajar el nivel de circulación. 

De este modo, entre las nuevas disposiciones que aplicaría la Ciudad de Buenos Aires y que tendrá vigencia los fines de semana, los gastronómicos sólo podrían hacer take away, el transporte estará limitado sólo a esenciales, se aplicarán controles en los ingresos de CABA a Provincia, sólo funcionarán los comercios esenciales y podrá haber “algo” de circulación en espacios públicos.

Con respecto a las clases presenciales, uno de los puntos centrales de disputa entre la Nación, Provincia y CABA, el territorio comandado por Rodríguez Larreta deberá definir si aplicará virtualidad en secundarias y primarias, donde aún hay dudas sobre el proceder. 
Sobre las disposiciones de Provincia, Kicillof responderá a las disposiciones de Nación y bajo el mismo espíritu que en Ciudad de Buenos Aires. De este modo, habrá un cierre de actividades casi total, con fuerte impacto en el fin de semana.

Finalmente, con respecto a las decisiones que conciernen al resto del país, las medidas deberán adaptarse según la gravedad de cada provincia. Sin embargo, asesores recomendaron a Alberto Fernández apelar a órdenes más afianzadas y no dar lugar a interpretaciones. Por lo pronto, Kicillof mantendrá una reunión el día de mañana con los intendentes de los 135 municipios.