NOTA DE GRAFICA
31/10
Joaquín De la Torre: "Este es un gobierno sin sensibilidad"
El candidato a senador bonaerense de Juntos afirmó que el oficialismo fue castigado en las PASO y que Rodríguez Larreta puede conducir el proceso en la oposición pero que no es el dueño.
Joaquín de la Torre, candidato a senador bonaerense de Juntos por la Primera sección electoral, pidió paciencia tras el triunfo de la oposición en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). En diálogo con La Tecla, el exministro provincial aseguró que las medidas económicas del Gobierno nacional “subestiman” a la gente y observó “falta de sensibilidad” en las gestiones de Nación y Provincia. Finalmente opinó que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ganó “la conducción” del proceso del frente opositor pero no la propiedad.

-¿Cómo avanza Juntos en este tramo de la campaña después de las PASO?

-Estamos trabajando en forma unida y, al mismo tiempo, cada uno respetando sus identidades, porque eso fue lo que nos permitió llegar a donde llegamos. Hay que entender que la elección no terminó, que falta, y ahí estoy trabajando. Hay mucha gente que no votó y hay que ir a buscarla, y a la gente que votó a las listas que no pasaron las PASO. Esa es la tarea, en un ambiente muy parecido al anterior a las PASO, en el que la gente tiene poca paciencia para escuchar a los políticos. Hay que tener la sensibilidad y la inteligencia para acercarse a la gente; más que nada para saber qué le está pasando, para elaborar un discurso que tenga que ver con sus realidades.

-¿Hubo un voto de confianza a Juntos pese a la derrota del 2019, todavía con el expresidente Mauricio Macri en el Gobierno?

-Si creyéramos eso, nos estaríamos equivocando. Me parece que Juntos ratificó su caudal de votos, pero lo que pasó fue que el Frente de Todos sacó menos; más que nada hubo un castigo al Gobierno.




-¿Un castigo por la cuestión económica?

No, creo que supera lo económico. Tiene que ver con el futuro: la gente más sencilla acepta vivir pobremente, lo hizo durante estos años con los planes, pero no aceptó que condenen el futuro de sus hijos con el cierre de las escuelas.

-Frente a la derrota en las PASO, el Gobierno lanzó una serie de medidas para intervenir en la economía. ¿Qué opinión le merece?

-Yo creo que lo único que puede modificar el resultado de las PASO son los intendentes en territorio yendo a buscar a la gente. No veo que las medidas de orden nacional vayan a modificar algo para esta elección. Es subestimar a la gente pensar que uno le da algo a las apuradas, que no se lo dio en su debido momento, que lo tenía para dar y esperó el resultado para dárselo; es pensar que la gente es tonta.

-¿Cree que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, confió mucho en esta elección para lograr la mayoría en el Senado? Porque ni siquiera consensuó cargos con la oposición en organismos de la Provincia.

-Creo que el Gobierno, en general, perdió sensibilidad. Lo vengo diciendo hace más un año: es el Gobierno peronista con menos sensibilidad social respecto a las consecuencias de las decisiones que toma. Eso le pasó a todos, y agravado porque la conducción de la Nación y la Provincia pertenecen a un mismo sector geográfico, que es la Ciudad de Buenos Aires. Hacer política en la Capital es totalmente diferente a hacer política en el Conur-bano, en la Provincia y el resto del país. Eso agravó la falta de sensibilidad.

-¿Cómo queda Rodríguez Larreta como armador de este esquema del candidato a diputado nacional Diego Santilli en Provincia y la exgobernadora María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires?

-Hay que ver cómo terminan las legislativas, pero si el resultado fuese el mismo de las PASO, creo que Horacio habría ganado, pero no es el dueño. La gente le dio la conducción del proceso, pero no la propiedad del espacio. Tuvo que repartir en la Ciudad y también en la Provincia. En ese caso, un 40 por ciento.

-¿Qué tendría que haber pasado para que hubiese sido dueño?

-Tendría que haber ganado por el 75 por ciento de los votos.

-¿Hubo como una suerte de igualación entre todos los espacios que integran Juntos?

-Creo que la gente votó con mucha inteligencia.


“Son personas con experiencia”

Así como el presidente de la Nación, Alberto Fernández, tuvo que resetear su gabinete, una de las consecuencias de la fuerte derrota electoral del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires fue que el Gobernador, Axel Kicillof, tuvo que ceder poder ante los intendentes del Conurbano. Joaquín de la Torre, que fue intendente de San Miguel por varios años y ocupó el Ministerio de Gobierno de la Provincia durante la Gobernación de María Eugenia Vidal, destacó la llegada de los alcaldes a la gestión bonaerense.



-Cómo exintendente y exministro, ¿cómo ve la llegada de los intendentes a la gestión de Kicillof?

-Siempre que se ponen en cargos importantes a personas con experiencia, que les ha tocado estar en la primera línea de batalla, que han tenido la posibilidad de administrar y que conocen el territorio y sus problemas, es bueno.


El vidalismo que fue y el destino de lo que quedó en la Provincia

A principio de año Joaquín de la Torre comenzó a construir un armado peronista no kirchnerista en los municipios de la provincia de Buenos Aires. Tenía dos objetivos: fortalecer una futura candidatura suya a la gobernación bonaerense o una eventual postulación de la exgobernadora provincial María Eugenia Vidal. Esta, sin embargo, emigró a la Ciudad de Buenos Aires.

La pregunta es cuál fue el destino de los vidalistas, si es que lo hubo, que en la Provincia respaldaron durante cuatro años a la ex jefa bonaerense. De la Torre, sin embargo, no se salió del eje de la búsqueda del triunfo de Juntos en la Provincia.



-La estructura de lo que fue Vidal en la Provincia, ¿la heredó el sector de Santilli y Rodríguez Larreta?

-María Eugenia fue a un acto en Tigre y dijo que estaba con la gente que ella se sentía cómoda. Hay que ver qué decisiones toman todos ellos. Vuelvo a decir: cualquier acto, palabra o declaración que nos saque del foco es equivocada en este momento.

Propuesta de acuerdo de Massa: “No es el momento oportuno”

Tras la derrota del Frente de Todos en las primarias, el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, propuso a la oposición un acuerdo con el oficialismo. Joaquín de la Torre opinó sobre esta iniciativa y el impacto de la derrota del oficialismo.

-¿Cómo ve el acuerdo que pidió Massa con la oposición?

-Que en la política argentina se piense en una mesa de diálogo, siempre es bueno. Creo que no es el momento oportuno, hay que terminar la elección, y una vez que termine hay que ver que estén todos sentados a la mesa. No solo tienen que participar los políticos, sino los sectores sociales de la patria, que esté representada la sociedad. Porque cuando se juntan los políticos pareciera que se juntan a hablar sus temas y ver cómo se quedan más tiempo. No digo que este sea el caso, pero digo que lo bueno sería esperar a que termine la elección y hacer una cuestión amplia y que estén todos.




-¿Cree que la derrota del oficialismo puede generar fugas en el Frente de Todos de la Provincia?

-No, hay que esperar. Lo primero que tiene que pasar es que tenemos que ganar. Los análisis y las consecuencias se verán y analizarán después. Si doy por terminada la elección siento que me estoy metiendo en el bolsillo a la gente que tiene que ir a votar. Cada uno toma su decisión ese día, y cuando termina la elección, nosotros, los políticos, tenemos que hacernos eco de la misma, no antes.

Un peronista entre radicales, el pos-PASO y el futuro de Manes

La lista de Facundo Manes y la Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires pondrá, de no haber ninguna catástrofe, en el senado bonaerense a Joaquín de la Torre, un dirigente con historia en el peronismo de la Primera sección electoral. El exintendente de San Miguel expresó que trabajó de manera armónica con los boinas blancas y, además, se refirió al futuro del neurocientífico, que perdió la interna con el candidato del PRO, Diego Santilli, pero que ganó la proyección para los años venideros.

-¿Cómo viene la unificación de las listas del sector que encabezó Manes con el del PRO y Diego Santilli?

-No hubo ningún problema, por lo menos que yo tenga noción; todo quedó perfecto. -¿Qué rol cree que cumplirá Manes dentro de Juntos? -Es una cosa para charlar después del 14 de noviembre. El tiene vocación de seguir en la política, ha dicho que quiere trabajar para ser Presidente. Eso me parece que, en función de lo que él quiera y vaya viendo, se acomodará pensando en ello.

-Hablabas de las distintas identidades de Juntos, siendo peronista. ¿Cómo te sentiste trabajando con el radicalismo?

-Muy bien, impecable. Ya había trabajado con muchos de ellos durante la gestión de la Provincia, porque algunos fueron intendentes o legisladores. Siempre tuvimos una muy buena relación, empatía razonable y una mirada común sobre cómo resolver los problemas de la Provincia. Así me sentí en ese caso.




Rol en el Senado y plan 2023: todo se habla después del 14N

Previo a la elección, Joaquín de la Torre expresó su ambición de ser candidato a Gobernador. Cualquier alusión al tema será después de noviembre. Lo mismo con su rol en la Cámara Alta.

-Tomando los resultados de la PASO estaría siendo electo senador por la Primera sección electoral. ¿Aspira a ser jefe de bloque de Juntos en el Senado bonaerense?

-No, eso es una decisión que se toma entre todos. Hay cuatro espacios en la coalición y están los senadores que son parte de los bloques. Primero hay que cazar el oso y después repartamos la piel.

-Hoy por hoy, el oficialismo seguiría en minoría en el Senado. ¿Se está hablando en Juntos de cómo va a ser el rol de la oposición?

-No, y está bien que no se esté hablando, porque lo primero que hay que hacer es ganar la elección. Para eso hay que trabajar.

-¿Sigue pensando la idea de ser candidato a Gobernador en 2023?

-Cuando termine el 14 de noviembre voy a volver a hablar del tema. Creo que hablar de ese tema no ayuda. Por ahora, lo más importante que tenemos que hacer todos es hacer que la boleta de Diego Santilli gane.




-¿Lo mismo va para otros que expresan sus intenciones, como el diputado Cristian Ritondo o los intendentes Julio Garro y Néstor Grindetti, que también hicieron públicas sus ambiciones?

-Todos tenemos que trabajar para que el 14 de noviembre gane Santilli. No hay nada más importante antes de esa fecha.