Argentina
Viernes, 1 julio 2022
ESCENARIOS
20 de mayo de 2022

La compleja tarea de Guzmán frente a la suba de tasas del Banco Central

En un nuevo informe semana de MyR Asociados, se analizó el contexto financiero actual y los desafíos que se vienen en los próximos meses.

La compleja tarea de Guzmán frente a la suba de tasas del Banco Central - La Tecla

Frente a un complejo escenario económico, MyR Asociados analizó el contexto financiero actual y los desafíos que se aproximan en los próximos meses. El día de ayer la Secretaría de Finanzas salió a colocar deuda en el mercado doméstico, donde vencían alrededor de $750.000 millones en una sola licitación de los casi $920.000 millones que hay de vencimientos en todo el mes. 

"El resultado de la licitación fue positivo, ya que la entidad logró reunir la totalidad de los vencimientos, mas un saldo neto positivo de $29.664 millones en la primera llamada del mes y obteniendo un porcentaje de roll over parcial (aun resta la segunda vuelta de creadores de mercado y otra licitación la semana próxima) de 104% sobre vencimientos", señalaron en un informe. 

Y añadieron que "superando el traspié de abril que quedó abajo del 100% de roll over. Además, sobre un total de 1.335 órdenes para la licitación por un total de $814.471 millones, dejaron fuera alrededor de $31.000 millones. Con esta licitación ya estaría cubriendo el 85% de las necesidades totales del mes (que rondan $ 918.000 millones). La primera lectura en cuanto a monto es favorable pero esto queda relativizada cuando observamos la composición de los bonos colocados y lo que se considera “puramente mercado”". 

Hacia adelante, el desafío sigue estando por alargar vencimientos e intentar colocar el mayor monto posible en deuda no indexada, ya sea dólar link o CER para no seguir metiendo presión en un contexto de fuerte incertidumbre política y volatilidad global en los mercados. "El segundo trimestre pinta con mayores necesidades de caja, debido a la estacionalidad de los subsidios energéticos que vienen creciendo con fuerza producto de la llegada del invierno pero también de los elevados precios internacionales", analizaron.

Asimismo, habrá que hacer frente al nuevo bono social anunciado por el Gobierno, que rondará los $220.000 millones y añadirá mayores erogaciones en las cuentas públicas, presionando el resultado fiscal. "Este factor podría ser la explicación de la mayor utilización de asistencia monetaria del BCRA por parte del tesoro, ya que solo en mayo echó mano de $ 174.000 millones (ahora solo le resta poder tomar $ 62.000 millones hasta fin de junio sin violar la meta con el FMI). Los próximos tres meses vencen en promedio unos $ 500.000 millones, en su mayoría atados al CER. Un gran desafío aparece en septiembre donde en un solo bono (BONCER 20-09) vencen $823.000 millones, y en todo el mes más de 1 billón de pesos", explicaron.

Entre julio y agosto las obligaciones ascienden casi a los $900.000 millones, buena parte indexada por CER, por lo que no sería difícil la renovación. "La tarea de finanzas también se va complejizando en un escenario donde el BCRA sube sistemáticamente la tasa de política monetaria ante cada salto inflacionario mensual. Será crucial empezar a observar un camino descendente para la inflación, algo que aun no sucede (en abril se aceleró la core vs marzo). Para de esta forma descomprimir la carrera nominal entre precios, tasa de interés y tipo de cambio y poder tener un horizonte relativamente más predecible para facilitar la tarea de renovación del stock de pesos de deuda que vencen hacia adelante", finalizaron.