Argentina
Viernes, 19 agosto 2022
LECTURAS
4 de julio de 2022

La crisis eterna del FdT y los heridos que aportan más incertidumbre para lo que se viene

La llegada de Batakis tras la salida de Guzmán dejó ganadores y perdedores dentro del oficialismo. Qué implica el cambio de perfil en un área clave.

La crisis eterna del FdT y los heridos que aportan más incertidumbre para lo que se viene - La Tecla

La crisis política del Frente de Todos (FdT) cada vez es más profunda y ahora encaran un nuevo capítulo tras la salida de Martín Guzmán. El desembarco de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía también emplica un reacomodamiento en el tablero interno. Al margen de la orientación en torno al rumbo económico, la batalla oficialista dejó heridos que suman más incertidumbre para lo que se viene. 

El kirchnerismo, referenciado en la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, gana terreno en la disputa interna mientras que el presidente, Alberto Fernández, retrocede. Al mismo tiempo, el massismo también es otro de los que no logra avanzar en posiciones y sumó otra desilusión. 

Con el mapa en plena reconstrucción, el cambio de perfil en el Ministerio de Economía también impactará de lleno hacia afuera. El mercado se encuentra expectante y también la población en general. Es que en medio de la inflación galopante y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, la sociedad espera respuestas urgentes. Por su parte, el Fondo Monetario internacional (FMI) sigue de cerca la situación.

En este marco, el politólogo Gustavo Marangoni dialogó con La Tecla sobre el panorama tras la salida de Guzmán y el desembarco de Batakis. Al respecto, consideró que “este cambio hace más homogéneo al gobierno con respecto al pensamiento de Cristina”.

“La ganadora de esto fue la Vicepresidenta y los principales perdedores fueron Alberto Fernández, principalmente, y Sergio Massa en segundo orden”, aseguró y añadió: “El cambio de Silvina por Martín es muy empático con lo que buscaba la propia Cristina”.

Consultado sobre el momento que presentó la renuncia Guzmán (mientras Cristina Fernández daba un discurso en Ensenada), respondió: “Fue una sorpresa indiscutible. Uno pensaba que julio era un mes decisivo para él y eligió un momento particular para irse”.

En cuanto al perfil de Silvina Batakis, Maragoni describió que “ella es una persona material e intelectualmente honesta y muy trabajadora. Ella genuinamente cree en sus ideas, no es una oportunista y tiene empatía con el pensamiento del kirchnerismo”.

“Eso le va a facilitar su trabajo puertas adentro del Gobierno, pero quizás tenga complicaciones puertas afuera”, agregó y manifestó que “va a tener una relación más amable con el kirchnerismo que la que tenía Guzmán. El tema estará en cómo reaccionará el mercado”.

Más adelante, sobre la actualidad de la coalición de gobierno, sentenció: “El proceso de descomposiciones del Frente de Todos como coalición que se empezó a acelerar en las PASO, terminó esta semana como el cuarto gobierno kirchnerista”. 

En esa línea, también abordó cómo quedó parado el massismo y analizó: “Estarán como todo aquel que tiene muchas expectativas y no la satisfacen, deben estar descontentos. A lo largo del fin de semana circuló que podrían recalar en la Jefatura de Gabinete, Ministerio de Economía y hasta en el Banco Central, pero finalmente no sucedió nada de todo eso.  A juzgar por las expectativas y los resultados,  el postergado Congreso del Frente Renovador quizás tenga una nueva fecha cuánto antes”.