A DÍAS DE LA INTERNA
17/03
Abad: "Vamos a sostener la unidad de Juntos por el Cambio, pero estamos decididos a liderarlo"
El candidato a presidente de la UCR bonaerense recibió el respaldo del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el ex senador nacional Ernesto Sanz. Los dirigentes tuvieron fuertes críticas contra el rival en la contienda, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, al que acusaron de comandar un "feudo hereditario" y que entró a Cambiemos "por el PRO".
En la recta final a las elecciones de la Unión Cívica Radical (UCR) de la provincia de Buenos Aires, el candidato a presidente de Adelante Buenos Aires, Maximiliano Abad, recibió el respaldo del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el ex senador nacional Ernesto Sanz.

En el encuentro en la ciudad de La Plata, del que también participó la candidata al comité nacional, María Luisa Storani, Abad sostuvo que su lista es la de "la identidad, la conducta y la pertenencia radical" y planteó que el partido centenario debe tener "respuestas a las demandas del presente y desafíos del futuro", "una fuerte organización política" y "nuevos liderazgos".

"Si pretendemos ser la columna vertebral de nuestra coalición y tener un presidente y un gobernador, tenemos que construir una organización política", afirmó.

Abad se enfrentará el domingo contra el candidato a presidente de la lista Protagonismo Radical, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

"Nuestra decisión es sostener la unidad de la coalición, ampliarla, pero fundamentalmente estamos decididos a liderarla", sentenció.

Según afirmó, su lista encarna la "renovación partidaria", integrada por "radicales de toda la vida", "mujeres que luchan por la igualdad", intelectuales y dirigentes, destacando que "27 de los 32 intendentes de la UCR nos acompañan"

"Entre 2015 y 2019 el radicalismo adquirió musculatura: pasó de tener 11 intendentes a 32, dos diputados nacionales a seis, bloques legislativos fuertes", afirmó Abad, que busca suceder a Daniel Salvador como presidente del partido.

A su turno, Morales recordó que con Sanz "recorrimos el país en los momentos mas duros" del partido, recordando "el radicalismo K", lo cual es un tiro por elevación a Posse, que formó parte de ese grupo. De hecho, el mandatario jujeño fue el que más castigó al jefe comunal de San Isidro.

"Nosotros estábamos discutiendo en 2015 en Gualeguaychú y Gustavo no estaba. Él entró a Cambiemos con el PRO", recordó, en referencia a la convención en la que se definió el ingreso de la UCR al frente.

Luego, afirmó que "Gobernar la Ciudad (de Buenos Aires) es como gestionar Bruselas, y San Isidro es como gobernar Ginebra", señalando que desde el radicalismo "queremos hablar de la gestión". En ese sentido, destacó a la candidata a vice de Manes, la intendenta de General Arenales, Érica Revilla.

"Maxi es la expresión de la renovación, porque arrancó como concejal", sosteniendo que las reelecciones de Posse en la intendencia "va en contra de la filosofía del partido de eternizarse en el poder",  añadiendo que es "un feudo hereditario".

Mas allá de las críticas a Posse, Morales planteó que "pasada la interna, la consigna que tenemos es unificar el partido". "Tenemos una coincidencia con Gustavo: el partido no debe ser furgón de cola. Eso depende de nosotros, no del PRO. Si dejás que te coman, te comen", explicó.



Asimismo, descreyó que de perder las elecciones el oficialismo partidario, la UCR "se vaya" de Juntos por el Cambio.

"Apostamos a un radicalismo fuerte. En la gestión que terminó en 2019 fue furgón de cola en algunas decisiones. El radicalismo tiene la decisión de apuesta. Los necesitamos a todos: de la UCR unida, del PRO, de la Coalición Cívica, del peronismo disidente y de los radicales que se fueron y volvieron y se fueron y volvieron", cerró, apuntándole, una vez más, a Posse.

Sobre los inconvenientes en la elección radical en Córdoba, Morales desligó al senador nacional Martín Lousteau, en el que se referencia el espacio Protagonismo Radical, y afirmó que "el que hace es (el dirigente Enrique "Coty" Nosiglia".

Por su parte, Sanz sentenció que "lo que se juega el domingo es un proyecto de partido que excede la provincia de Buenos Aires"

"Hay una perspectiva de partido que es muy alentadora y queremos que en la Provincia de Buenos Aires se consolide esa impronta, que mezcla todos los valores positivos que debe tener una organización: dinámica, vocación de poder, territorialidad, participación de las mujeres y de jóvenes", observó, señalando que esos "valores positivos que están encarnados en Maxi"

Por su parte, Storani, legisladora del Parlasur, remarcó que su lista es la "garantía" para "cambiar y fortalecer el frente Cambiemos".

Según afirmó, la intención es "construir alianza, amplia y fortalecida hacia la socialdemocrácia". "Es impensable construir algo a futuro y sin la ampliación de los partidos progresistas, pero también de los movimientos: sociales, de estudiantes y de las mujeres", afirmó,

Por último, al encuentro también asistieron el diputado nacional Miguel Bazze, el presidente de la Juventud Radical de la Provincia, Martín Borrazas, entre otros.