FUEGO AMARILLO
16/06
Con "estilo Mariú": Bullrich pisa Provincia y le echa leña a la enardecida interna Pro
"Recorrimos la ciudad y hablamos con la gente. Me pidieron que no baje los brazos. Por ellos y por todos los argentinos, no vamos a aflojar", tiró la presidenta del Pro de visita en San Antonio de Areco, de mucho poncho, como solía vestirse Vidal. También anduvo por Avellaneda. Mientras tanto pide a gritos ser la única candidata en CABA y la torea a la ex gobernadora para que se quede en la Provincia.
La interna del pro está que arde y todos los días suma un nuevo capítulo. Claro está. Patricia Bullrich no quiere saber nada con que María Eugenia Vidal juegue en la Ciudad de Buenos Aires. Ya lo dijo públicamente. Ella quiere ser la candidata a diputada nacional por la CABA. La apoya Mauricio Macri. Pero no Horacio Rodríguez Larreta, que hoy por hoy, según indican las encuestas, es la principal figura del espacio amarillo. ¿La suerte está echada?
 
Algunos dicen que sí. Que ya está todo definido, que por más que chille y patalee, si quiere postularse en territorio porteño, la ex ministra de Seguridad tendrá que competir mano a mano en una PASO con la ex gobernadora. Y lo cierto es que sin el apoyo del "Pelado" no le iría del todo bien. Pero Pato no se rinde y hace de las suyas. En el día de ayer, por caso, se encargó de mostrarse en la provincia de Buenos Aires, donde el ala moderada (Larreta) tiene pensado mandar a su segundo, Diego Santilli.

Anduvo por el interior y por el Conurbano, casi como si estuviera de campaña. Unas horas antes -vale señalar- se había echo correr el rumor que una de sus principales alfiles, la ex massista Florencia Arietto sería la compañera de fórmula de Facundo Manes (UCR) en la Provincia. "Patricia es un animal político, no da puntada sin hilo", asegura sin dudar una fuente de la legislatura. 
 

"Visité San Antonio de Areco. El intendente Francisco Ratto me contó que bajó impuestos y tasas de habilitaciones de los comercios. Recorrimos la ciudad y hablamos con la gente. Me pidieron que no baje los brazos. Por ellos y por todos los argentinos, no vamos a aflojar", soltó la ex funcionaria nacional.

Un rato después se fue para la Tercera (al menos en lo que respecta a los posteos). "El oficialismo aprobó una ordenanza para expropiar propiedades en Avellaneda. Nuestros concejales trabajaron muchísimo para que eso no sucediera. Seguirán luchando para que nadie pueda quitarle a un ciudadano lo que es suyo. ¡Cuentan con mi apoyo!", afirmó Bullrich, otra vez con tono de campaña, con tono de candidata. 



Como todos los días, se hizo un tiempito para pegarle a Nación. "Primero Venezuela, después Hamás y ahora Nicaragua. Argentina no puede estar del lado de la tiranía y las dictaduras. No debemos ir en ese camino. El Gobierno debe replantearse de qué lado de la historia quiere estar: del fascismo o de la democracia", opinó luego que Argentina se abstuviera de condenar la condena de la OEA contra Nicaragua.

¿Seguirán las recorridas bonaerenses de Bullrich? O sólo se trata de provocaciones contra Vidal, que dicho de paso, sigue sin definir con sus palabras qué va a hacer en los próximos comicios.  "Este no es el tiempo de dar debate sobre candidaturas", había señalado la ex 1 del Ejecutivo provincial, previo a su viaje a Estados Unidos. 



"Cada vez que me preguntan digo lo mismo: yo pienso en las familias que mientras hacemos esta nota están acompañando a su familia en terapia intensiva, lamentando la pérdida de un ser querido o la gente que perdió su trabajo y está angustiada. Este es un debate de la política, de la dirigencia, no de la gente. Cuando se dé el cierre de la lista empezará la campaña, hoy no estamos en campaña", agregaba Mariú. 

"Hace un año que estamos discutiendo si Vidal va a ser candidata o no, a esta altura no quiero seguir con ese debate. No ayuda a Juntos por el Cambio. Ella tendrá su decisión, pero nosotros tenemos que avanzar", había golpeado Pato, que como se hizo hincapié antes, quiere ser la principal referente del Pro porteño en las elecciones que se avecinan. Y si, si Vidal también va en la Ciudad, no lo será. 

Párrafo aparte para el ya nombrado Santilli, que ayer, sí blanqueó que su intención es encabezar en la Provincia, algo que tiene un tanto nerviosos a varios de los integrantes del cada vez menos compacto Grupo Dorrego (Sí, el de los intendentes). "A mí siempre me motiva, es una provincia que amo, en la cual me crié de chico", respondió el Colorado, al ser consultado por sus intenciones de suceder a Axel Kicillof.