Argentina
Viernes, 1 julio 2022
DECALOGO
21 de mayo de 2022

La situación social se coló en la agenda de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio

Los referentes opositores se reunieron ayer en La Matanza, para debatir la situación interna y bajar decibeles. Además, lanzaron una serie de propuestas de cara a la crisis económica y social del país.

La situación social se coló en la agenda de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio - La Tecla

Con la anunciada ausencia de Mauricio Macri, la Mesa Nacional de Juntos se reunió ayer en La Matanza, gran bastión del peronismo en el Conurbano bonaerense.

La cita tuvo como eje principal tratar de bajar la tensión interna, intentando mostrar cierta armonía en la alianza opositora.

El último eslabón de estos desencuentros fue la renuncia del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, a la Mesa Provincial de Juntos, un portazo que aún resuena en las filas opositoras.
Desde el entorno “amarillo” aseguraron que el alcalde se cansó de enhebrar acuerdos con el Gobierno provincia para que luego se los desmoronen. 

En ese sentido, la localidad de San Justo alojó a los popes de la oposición, encabezados por Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Gerardo Morales, además de los titulares de los bloques parlamentarios.
 


Como informó La Tecla.info, se escucharon los informes de las cuatro fundaciones que representan a los partidos que integran la coalición: UCR, PRO, Coalición Cívica (CC) y Peronismo Republicano. 

Sin embargo, desde la coalición aclararon que en el cónclave se compartieron “diagnósticos y rumbos para salir de la pobreza y llegar a la empleabilidad. La salida es la educación y el trabajo". 

“La pobreza en nuestro país alcanza a 17,2 millones de personas, de las cuales 3,8 millones están en situación de indigencia, afectando particularmente a más de 5,7 millones de niños y niñas”, expresaron al término del encuentro.

Desde el espacio aseguraron que “el gasto en promoción y asistencia social representó un 5,2% del gasto total y un 1,2% del PBI. Las principales líneas dentro de esta partida son el programa Potenciar Trabajo al que se destina un 40% del total, y las prestaciones alimentarias a las que se destinan un 37% del mismo”.

En el informe final, señalaron que “la ejecución de estas líneas presenta hoy dos grandes obstáculos en torno al objetivo de terminar con la pobreza: por un lado la implementación de forma intermediada, particularmente para la línea Potenciar Trabajo, y por otro, la superposición y dispersión de programas y competencias cuando se trata de transferencias alimentarias”.
 


Finalmente, concluyeron en que “el Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa. Sin intermediación, terminando el clientelismo político y estando al servicio del desarrollo integral de cada persona”. 

Las propuestas

1-    La mejor política social es el trabajo, en una macroeconomía estable. Así se logrará mejorar el empleo y formalizar el trabajo de los sectores vulnerables. Todo con articulación real entre el sector público y privado.

2-    Política social en manos del Estado. Es necesario terminar con el clientelismo y los intermediarios
3-    Los programas sociales con objetivos claros, directos, temporales.

4-    Atacar la pobreza estructural a través de inversión en infraestructura y bienes públicos. Prioridades: primera infancia, educación y salud.

5-    Políticas sociales que conformen una red de protección clara y transparente, basadas en la libertad de las personas y la autonomía. Prioridad: primera infancia.