Apps
Martes, 23 julio 2024
Argentina
29 de enero de 2023
LA TECLA PATAGONIA

Patagonia: el impacto de los incendios

En 2022, la cantidad de territorio afectado por las llamas volvió a aumentar en relación al año anterior. Se estima que en la región las conflagraciones consumieron más de 110 mil hectáreas y la situación puede empeorar este 2023.

Patagonia: el impacto de los incendiosPatagonia: el impacto de los incendiosPatagonia: el impacto de los incendiosPatagonia: el impacto de los incendiosPatagonia: el impacto de los incendiosPatagonia: el impacto de los incendios
Compartir

En los últimos años, a raíz de fenómenos como el cambio climático que provoca periodos de sequía extensos, con la llegada del verano es usual que empiecen a aparecer diversos focos de incendio en la región. De diciembre a la fecha se han reportado varias conflagraciones en a lo largo de todo el territorio patagónico. Por el momento, el último reporte del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) señala que las llamas están presentes en Neuquén, Chubut y Río Negro, con la situación bajo control en su mayoría y con el punto más crítico en Cuesta del Ternero, en Bariloche.

Tales han sido los efectos de los incendios, que a inicios de este mes el presidente Alberto Fernández, mediante un decreto, prorrogó el estado de emergencia ígnea hasta el 13 de enero de 2024. Según se consigna en el comunicado oficial del Gobierno Nacional es objetivo de esta medida es “continuar adoptando medidas urgentes ante la criticidad de la situación ambiental y convocar a los organismos involucrados y autoridades provinciales con el objetivo principal de frenar los incendios y comenzar inmediatamente con la restauración de las zonas afectadas”.



En el mismo texto se admite que la problemática se ha ido agravando a lo largo del 2022 y previendo que este año se pueda llegar a un estado alarmante, en el Presupuesto se dio un aumento considerable para las áreas Manejo del Fuego, Luchas y Emergencias -cuya partida pasó de 50.150.287 a 1.434.701.197 pesos para el 2023-, y de Protección Ambiental de Bosques Nativos -a la que se van a destinar 10.528.669.665 pesos frente a los 1.520.398.811 del año pasado-, así como incrementos para los Parques Nacionales.


2022, otro año caliente
Según un informe de Amnistía Internacional, desde enero hasta octubre de 2022, en el País las llamas consumieron más de 560 mil hectáreas, 260 mil más que el año anterior, siendo Chubut la tercera provincia más afectada a nivel nacional y, por lejos, la primera de la Patagonia con 80.226 hectáreas quemadas; seguida de Río Negro, con 12.901 hectáreas; Neuquén, 4.195 hectáreas; y Santa Cruz, que solamente registro 10 hectáreas pérdidas por conflagraciones. En el documento se explica que para la región la temporada alta de incendios inicia en septiembre y finaliza en abril.



Asimismo, desde la organización estiman que las reparaciones después de los incendios le pueden costar al Estado entre 1,1 y 3,7 mil millones de dólares al año. Además de plantea la necesidad de que se apruebe lo más pronto posible el proyecto de Ley de Humedales, que se está proponiendo desde hace una década y se presentó nuevamente en la Cámara de Diputados en marzo de este año.

En relación a los dos últimos meses del 2022, los reportes mensuales de alerta temprana del SNMF indicaron que en Chubut se reportaron otros 19 incendios, que consumieron otras 127 hectáreas; mientras que en Neuquén se suman otros 8 incendios, con 120 hectáreas. En el caso de Santa Cruz, que hasta octubre mantenía un registro bajo, los incendios en el Parque Nacional Los Glaciares dejaron para diciembre un saldo de 3.220 hectáreas quemadas, que siguen aumentando hasta hoy. Algo similar sucedió con Río Negro, en donde se generaron 27 incendios, que afectaron 23.758 hectáreas.


El Chalten, la advertencia del peligro inminente
Si bien Santa Cruz suele ser una provincia que no entra en colación cuando se trata el tema de los incendios forestales, las conflagraciones de los últimos dos meses en el PN Los Glaciares despertaron las alarmas de 5 instituciones: el Personal de la Zona Norte del PN Los Glaciares, integrantes de la Comisión de Auxilio (CAX), de la Asociación de Guías de Montaña (AGMEC), del Centro Andino (CACH) y del Aeroclub “Alf GNA Walter D’Anna”, que emitieron un documento el que dieron cuenta de los riesgos que corre la localidad turística.

En el texto, se refieren a El Chalten como una “localidad al borde del colapso”, debido que la gran afluencia de turistas en los últimos tiempos no ha estado acompañada por inversiones en infraestructura y se resalta el bien conocido problema habitacional que atraviesa la comuna.



A su vez, se menciona que “la consecuencia del estado generalizado de descontrol fue el incendio más grande en la zona registrado desde la creación del parque. Es un grave llamado de atención hacia los desafíos que conlleva un crecimiento acelerado y caótico del turismo en El Chaltén”.

Y finaliza con una advertencia clara: “Un pequeño foco de incendio rápidamente podría arrasar con todo el bosque nativo del parque como aconteció en Torres del Paine, y dejar el pueblo en cenizas, generando un impacto fulminante en la economía local”.


Un inicio desfavorable para Chubut y Río Negro
Además de lo sucedido en Santa Cruz, el 2023 arrancó con focos incendiaros en Chubut, en las zonas de El Pedregoso (Las Pataguas), Los Cipreses (La Rinconada) y El Hoyo (Currumahuida); y en Río Negro en El Bolsón (Cuesta del Ternero).



A mediados de mes los incendios en El Hoyo dejaron un saldo de 60 evacuados, que controladas las llamas pudieron volver a la normalidad y 260 hectáreas de bosque nativo incendiado. Recientemente, el senador nacional de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, y la dirigente de la UCR, Jaqueline Caminoa, estuvieron recorriendo la zona y reiteraron el pedido de una declaración de emergencia ígnea a nivel provincial. 

Según el parlamentario, la solicitud se realiza “para dotar con las herramientas necesarias a quienes tienen la ardua tarea de combatir el fuego y también, acompañar a productores locales en el día después que es cuando más se necesita”.



Más grave es lo que está sucediendo en Cuesta del Ternero, al momento el incendio sigue activo, las conflagraciones ya consumieron más 1.500 hectáreas de bosque y se reporta que hay unos 70 brigadistas trabajando en la situación. Desde el Servicio de Prevención y Lucha de Incendios Forestales (SPLIF) de El Bolsón informaron el pasado jueves que “el objetivo es lograr contener el incendio para evitar que amplíe su perímetro que ronda los 20 kilómetros”, ya que este es“de gran magnitud” y actualmente se encuentra "fuera de control".

OTRAS NOTAS

EN ROJO

López puso el grito en el cielo y advirtió por la caída de la actividad económica

El ministro de Economía bonaerense sostuvo que la actividad económica neta del agro cayó un 8%. “La Provincia absorbe gran parte del impacto del modelo recesivo”, señaló el funcionario de Kicillof.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET